Data

En Colón, Olancho y El Paraíso aumentaron los homicidios

En estos tres departamentos, al nororiente de Honduras, las muertes violentas crecieronen los primeros tres meses de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021, según Seguridad
06.04.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Las cuantiosas muertes violentas en Tegucigalpa y San Pedro Sula, principales ciudades, posicionaban a Honduras en 2012 como el país de los homicidios pese a no haber vivido ninguna guerra.

Acciones como la militarización de las calles y la inversión en materia de seguridad han sido los efectos claves en el combate a la delincuencia en estas zonas urbanas, lo que ha permitido reducir significativamente la cantidad de fallecidos por causas violentas en esos puntos y, por consiguiente, a nivel nacional.

Contrario a la percepción, los números de los primeros tres meses de 2022 reflejan que los homicidios han sido menos en Honduras en comparación con el mismo período de 2021.

En Cortés y Francisco Morazán las muertes violentas bajaron, pero la alarma ahora se traslada a los departamentos que forman un cinturón en el nororiente: El Paraíso, Olancho y Colón.En ese sentido, especialistas en seguridad coinciden en que todavía hacen falta acciones para hacer que Honduras sea un país plenamente seguro.

LEA: Niñas y jóvenes son las que más mueren en femicidios

La Unidad de Datos de EL HERALDO Plus analizó los homicidios ocurridos del 1 de enero al 31 de marzo de 2021 y 2022 por medio de la solicitud de información SOL-SSSS-1329-2022.

Este equipo también verificó las cifras de homicidios diarios del Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol) para cotejar la información.

Se detectó que los números del primer trimestre en la base de datos facilitada por Seguridad son superiores, con 971 homicidios en 2021 y 895 en 2022, mientras que los de Sepol son inferiores, con 910 en 2021 y 878 en 2022.

Caída, con excepciones

A diferencia de los restantes 15 departamentos, Olancho, Colón y El Paraíso, ubicados en el nororiente de Honduras, han sufrido un repunte de homicidios en los primeros tres meses de 2022 en comparación con 2021.

El departamento más grande de Honduras, Olancho, en el primer trimestre de 2021 registró 79 homicidios, mientras que en 2022 la cifra se elevó a 100, un aumento de 21 muertes.

El total de las muertes violentas en el primer trimestre de cada año (2021 y 2022) en Olancho fue 179. La tasa de homicidios en los primeros tres meses de 2021 en Olancho fue de 13 por cada 100,000 habitantes y la de 2022 fue de 17.

ADEMÁS: Exclusión y competitividad, el resultado de la PAA en la UNAH

Colón, en tanto, de tener 44 homicidios en el primer trimestre de 2021 pasó a 63 en 2022, un aumento del 50%.Para los primeros tres meses de 2021 la tasa de homicidios de Colón fue de 12 por cada 100,000 personas, mientras que en 2022 fue de 18.

Por su parte, El Paraíso pasó de 28 homicidios en 2021 a 45 en 2022 en los primeros tres meses de cada año, es decir que se registró una tasa de cinco homicidios por cada 100,000 individuos en el primer año y creció a nueve en el siguiente.

Otros departamentos como Choluteca, La Paz e Islas de la Bahía también tuvieron un aumento en los homicidios de los primeros tres meses de 2022 en comparación con 2021, pero se trató de un asesinato más en cada región.

VEA: Más de 1,500 funcionarios ganan arriba de L 60,000

Factores

Narcotráfico, conflictos de relaciones interpersonales e ingreso de pandillas. Esas son las causas, según la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Migdonia Ayestas, por las que en Colón, Olancho y El Paraíso los homicidios crecieron en los primeros tres meses de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021.

En cada departamento, según la experta, hay un factor clave: en Olancho es el ingreso de las pandillas a sus 23 municipios. En El Paraíso, los problemas de tierras derivan en homicidios, mientras que en Colón, por su posición geográfica, es la narcoactividad.

“La criminalidad organizada, las maras y pandillas, narcotráfico y la falta de convivencia están repuntando los homicidios en Honduras, pero específicamente en tres departamentos”, dijo Ayestas en comunicación con EL HERALDO Plus.

TAMBIÉN: Unos 67 altos funcionarios no declararon sus bienes ante el TSC

Expertos en temas de seguridad nacional valoran que la caída de los homicidios por departamento en 2022, pese a algunas excepciones, se debe a la estructura que edificó el expresidente Juan Orlando Hernández.

Para Leonel Sauceda, exvocero de la Secretaría de Seguridad, la reducción de los homicidios en los últimos años en Honduras “es producto de un trabajo en equipo”.

El fortalecimiento de las instituciones, el mejor equipamiento y el mayor talento de los agentes fueron los puntos de éxito, destacó.

Por ejemplo, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), creada recién cuando Hernández llegó al poder, cuenta con integrantes de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia (CSJ).Hernández también desplegó en las calles a la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y delegó en los militares las tareas de inteligencia policial y las operaciones antinarcóticos.

+: 60% de las aeronaves de la FAH ya están obsoletas

En 2012, Honduras registraba 86 homicidios por cada 100,000 habitantes, ahora, 12 años después, se contabilizan 41 (con una población de 9.4 millones), una reducción de más de la mitad, aunque el dato oficial de Seguridad es de 38.6.

Honduras también dejó de tener la ciudad más violenta del mundo, según el listado que cada año hace la organización mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal.

Durante cuatro años, San Pedro Sula había ocupado el primer lugar como la urbe más violenta del planeta por promedio de homicidios por cada 100,000 habitantes, pero en 2015 fue desplazada por Caracas, Venezuela.

MIRE AQUÍ: Honduras inició 2022 con un mes violento

Aunque Honduras ha progresado en seguridad, los expertos dicen que quedan muchos pendientes por resolver.

Por ejemplo, la pobreza, la corrupción y la exclusión social son factores que están generando violencia y que derivan en homicidios, pero que no están siendo combatidos por las autoridades.

“Es insuficiente cualquier esfuerzo porque no se está creando tejido social”, dijo Guadalupe Ruelas, director de Casa Alianza.

A juzgar por su posición en Latinoamérica, solo superado por Jamaica (49.4 homicidios por cada 100,000 habitantes) y Venezuela (40.9 homicidios por cada 100,000 habitantes) como los países más violentos, Honduras todavía tiene una cuenta pendiente: la seguridad.

+: Cada 28 horas se denuncia un asalto en el transporte público de Honduras