Honduras

Selvin Reyes, el apasionado investigador hondureño que innova para erradicar la epilepsia

Actualmente se encuentra trabajando en otras cuatro investigaciones que ayudarán a aclarar muchas cosas sobre la enfermedad

FOTOGALERÍA
06.10.2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- En los 90's, un pequeño niño jugaba fútbol, 'landa' y al trompo con sus amiguitos en la fría, pero a la vez acogedora, ciudad de La Esperanza, en el departamento de Intibucá, situada al occidente de Honduras; el menor, Selvin Zacarías Reyes García, también soñaba con ser un destacado médico y fue así como en su época de estudiante de secundaria se mudó a la capital para perseguir su meta.

De esa forma logró cursar el colegio y posteriormente la carrera de medicina en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), pero ese solo sería el primer paso para convertirse en uno de los mejores médicos que esta tierra ha parido.

En el 2014, luego de varios intentos por obtener una beca para cursar un doctorado, logró ser admitido en la Universidad Federal de São Paulo, en Brasil, donde a pesar de batallar con el idioma, el cambio cultural y la distancia de su familia, logró destacar como uno de los mejores estudiantes y así poner en alto el nombre de su país.

VEA: Médico hondureño ofrece consulta gratuita por WhatsApp a sospechoso de covid-19

Orgulloso de sus raíces

El profesional de la salud recordó en entrevista con EL HERALDO que durante su formación en el campo de la neurociencia y neurología en ese centro educativo, compartió con otros estudiantes extranjeros de Argentina, Alemania, Costa Rica, Francia, Uganda, entre otros países.

'Era un ambiente internacional muy ameno, sobre todo con los brasileños y pues la diversidad de idiomas hacía un poco más enriquecedora la experiencia', recordó con nostalgia el galeno.

Y como buen catracho, nos confió que intentó preparar baleadas para que sus colegas probaran un poco del sabor hondureño y, aunque tuvo algunos inconvenientes para obtener la materia prima, el resultado fue satisfactorio: 'allá se sabía un poco de la violencia y la inseguridad que sufre nuestro país, pero yo les daba a resaltar lo positivo que tenemos. Tuve la oportunidad de compartir con ellos las baleadas, las tortillas de harina se pueden conseguir, no fue que yo las hice, pero los frijoles no son iguales, aún así, más o menos les dieron el sabor y según ellos les gustó', explicó.

ADEMÁS: María Elena Bottazzi: 'Vacuna reducirá la severidad de la enfermedad'

Otra de las cosas que lo hace sentir orgulloso es que gracias a su buen desempeño, su curiosidad y esmero, destacó en su rendimiento académico y se comenzó a interesar en la investigación, específicamente en el campo de la epilepsia.

Durante su doctorado Reyes tuvo que vencer numerosos obstáculos, como el manejo de un nuevo idioma, pero gracias a su constancia, ahora habla español, portugués e inglés, logrando publicar sus investigaciones en esta última lengua.

Durante su doctorado, Reyes, tuvo que vencer numerosos obstáculos, como el manejo de un nuevo idioma, pero gracias a su constancia, ahora habla español, portugués e inglés, logrando publicar sus investigaciones en esta última lengua.


Reyes García todavía recuerda lo emocionante y a la vez extenuante que era pasar largas jornadas dentro de los laboratorios, cuando junto a un importante equipo multidisciplinario realizaba operaciones en los cerebros de pacientes con epilepsia, con el fin de brindarles una mejor calidad de vida.

Una de sus funciones dentro del grupo, era la complicada tarea de mantener vivos a los tejidos fuera del cuerpo, en ambientes similares a los del cerebro, para de esa forma, poder someterlos a los respectivos análisis que les permitieran determinar el comportamiento de la enfermedad.

LE PUEDE INTERESAR: Científico hondureño Salvador Moncada relata cómo 'le robaron' dos Premios Nobel: Fue una injusticia

'Como a mí me miraban dos o tres veces a la semana haciendo eso en las noches y madrugadas sirvió para abrir puertas, porque decían: esos hondureños son dedicados, ¿no conocés a algún otro hondureño que quiera venir a hacer este tipo de actividades?', recordó el especialista, que cree que de alguna forma su comportamiento sirvió como precedente para que otros compatriotas puedan llegar al prestigioso centro, eventualmente.

Incluso recordó con cariño que para sus mentores y amigos en Brasil él fue bautizado de una forma muy especial, 'si usted pregunta tanto en el área clínica como en investigación, ellos no dicen Selvin, dicen 'el hondureño que estuvo aquí' y es bonito, pero también representa una mayor responsabilidad, porque es el país el que está siendo visto de esa manera', aseguró.

Tratamiento prometedor

Durante sus prácticas en Sudamérica logró realizar el tratamiento a una muestra de aproximadamente 30 personas que padecían epilepsia refractaria, lo que significa que sufren varias crisis durante el día y, en muchos de los casos, no reaccionan correctamente a ningún tratamiento para la enfermedad.

'Hay pacientes que al darles la medicación siguen teniendo crisis o convulsiones como se les conoce generalmente, les damos otro tratamiento y siguen igual. Hay algunos que pueden tener una frecuencia alta, unas 20 crisis por día, entonces ellos necesitan una evaluación prequirúrgica, es decir, que si uno identifica la región del cerebro que está siendo afectada, ese paciente puede tener la posibilidad de que se le realice una cirugía, obviamente esto ya lo hace un neurocirujano especializado en epilepsia y se retira una parte del cerebro, específicamente el hipocampo', detalló Reyes García.

VEA TAMBIÉN: Marco Medina, el neurólogo hondureño apasionado por la poesía

Además, aseguró que luego del procedimiento, muchos de ellos pueden quedar libres de convulsiones o de lo contrario, presentar una notable disminución en los episodios diarios, por lo que muchas de las personas que se sometieron al proceso lograron tener estilos de vida más productivos tras la intervención.

Desde su papel como docente y coordinador de investigación cumple su función de educar sobre las causas, efectos y posibles tratamientos contra la epilepsia, logrando que muchos de sus colegas también se interesen por sumarse a esta lucha.

Desde su papel como docente y coordinador de investigación cumple su función de educar sobre las causas, efectos y posibles tratamientos contra la epilepsia, logrando que muchos de sus colegas también se interesen por sumarse a esta lucha.

'Mi sueño es crear una unidad de epilepsia a nivel público'

Tras permanecer cinco años en Brasil -y pese a varias ofertas de trabajo y de mayor formación en ese lugar y en China- Selvin sentía que tenía un compromiso con Honduras, ya que 'retornar es una forma de contribuir e intentar ayudar'... y así lo hizo. Gracias a su preparación se convirtió en docente en la misma universidad que le ayudó a dar sus pininos en el interesante mundo de la salud y actualmente también se desempeña como coordinador en el postgrado de investigación de neurología en la UNAH, desde donde intenta inculcar en sus estudiantes la pasión por los estudios vinculantes.

Además, es autor de 17 investigaciones propias y en colaboración con otros colegas, las cuales han sido publicadas en numerosas revistas nacionales e internacionales especializadas en el campo de la neurociencia y la epilepsia. Actualmente se encuentra desarrollando otras investigaciones que espera pronto poder poner al servicio de la comunidad científica del mundo y de igual forma, trabaja en proyectos que le permitan cumplir uno de sus más grandes sueños: crear una unidad de epilepsia a nivel público en el país.

VEA: Científico hondureño Marco Tulio Medina es nombrado miembro de la Academia Europea de Neurología

Y es que de acuerdo al médico, aproximadamente el 2.5% de la población nacional padece de epilepsia, es decir, entre 200,000 a 400,000 compatriotas y de ellos, un 30% va a tener epilepsia refractaria o resistencia al medicamento. Además, en la mayoría de los casos, los pacientes no tienen la capacidad económica de pagar los exámenes que requieren, ya que encima de ser de alto valor monetario, nuestros hospitales no cuentan con el equipo adecuado.

Sin embargo, su sueño se ha visto estancado por la falta de apoyo que hay en el país hacia el ámbito científico, pues aunque afirma que desde el postgrado se ha logrado una importante incidencia, muchos de sus proyectos no han sido respaldados por la falta de recursos que se destinan a las instituciones públicas, sobre todo en el campo de la salud.

'Yo he presentado proyectos a diferentes autoridades, pero no he tenido el eco que esperaba, esa falta de respuestas adecuadas a nivel público me orilló a realizar una práctica privada. En términos de investigación he intentado hacer conjuntamente la parte clínica desde mi función como profesor universitario, pero no es lo mismo. Sí, me encantaría hacerlo a nivel público, creo que conozco muchos de los pacientes que se pueden beneficiar de esto y a nivel privado es imposible, por los altos costos', afirmó.

El médico oriundo de Intibucá asegura que ama su país, su cultura, su gastronomía y su belleza natural, de ahí su compromiso por contribuir con su conocimiento.

El médico oriundo de Intibucá asegura que ama su país, su cultura, su gastronomía y su belleza natural, de ahí su compromiso por contribuir con su conocimiento.


El esperanzano también lamentó que ese mismo bloqueo institucional es el que ha provocado que muchos de sus colegas u otros compatriotas que salen al extranjero a profesionalizarse en otras áreas decidan no volver y se desperdicie el talento fuera de nuestras fronteras, pero asegura que aunque a veces ha estado tentado a desistir y buscar un rumbo similar, su fe siempre está puesta en 'aportar un grano de arena para el beneficio del país'.

'La investigación se enfrenta a muchas dificultades y la principal es la falta de apoyo institucional. Usted lucha y lucha, presenta un proyecto, pero a la hora de realizarlo, aunque usted vaya a darle solución a un problema prioritario, ¡Más a uno de salud!, no tiene apoyo, lo que le dicen es que no hay presupuesto', lamentó.

VEA TAMBIÉN: 'Somos el último rostro que los pacientes ven': la admirable acción de enfermera hondureña

¿Se está aprovechando a los expertos en el país?

A criterio de Reyes García, esa misma falta de apertura para los científicos se ha visto más evidenciada durante este tiempo de la pandemia del covid-19, pues 'no se abordó a aquellas personas que fueran las más indicadas para plantear soluciones, es decir, tenemos especialistas, muy eficientes a nivel local, pero ellos están trabajando tal vez de forma aislada y aún teniendo la documentación científica, no se le da la importancia que debe tener'.

Otro lugar en el que lamenta el abandono institucional, es en sectores vulnerables como su ciudad natal, donde la población lenca y mestiza que habita la zona ha estado desamparada en la atención neurológica, por lo que otra de sus metas es llegar ahí a través de visitas periódicas al sistema público.

Pero a pesar de ello, el especialista de 34 años asegura que no piensa darse por vencido, hasta ver a una sociedad hondureña más sana y más productiva, en donde ni la epilepsia, el alzheimer, las cefaleas -estas últimas, que representan la afección neurológica más común en el país- o cualquier otra condición, sea obstáculo para desarrollarse de manera óptima. Por lo tanto, seguirá invirtiendo sus noches y madrugadas en la elaboración de sus estudios, de vez en cuando, acompañando la emocionante labor mientras disfruta del resultado de su otra pasión: la gastronomía.

Tags:
|