Salud y Belleza

Aire fresco para reducir contagios, el arma subestimada contra el covid-19  

Una tercera forma de infección originada en el Reino Unido y reconocida por la OMS es el contagio a través de pequeñas partículas aerosoles que andan en el aire

30.12.2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Un grupo de expertos se ha encargado de dar a conocer la importancia de mantener una buena ventilación en los lugares públicos, así como en las casas.

El aire exterior debería ser un aspecto importante el cual lo deben implementar los gobiernos en sus campañas contra el coronavirus. Complementar con el distanciamiento, lavado de manos, uso de mascarilla y gel, también debería estar la ventilación natural.

Según los estudiosos, las personas deben reemplazar en sus lugares el aire artificial (como el acondicionado) por el aire del exterior, ya que de esta manera se reducen los contagios.

LEA: Cardiólogo de Harvard: Con Omega-3 se podría tratar casos leves de covid-19

Primer Informe

Al inicio de la pandemia en marzo las autoridades de la salud determinaron tres maneras mediante las cuales se propaga el virus.

Una es tocar una superficie contaminada, para ello se adoptó la recomendación del lavado frecuente de manos y uso de gel antibacterial. La segunda es recibir gotas con el virus cuando alguien estornuda o tose, para ello se estipuló el uso obligatorio de mascarilla y distanciamiento de dos metros en cada lugar público o donde haya presencia de bastantes personas.

Ahora, una tercera forma de infección -originada en el Reino Unido y reconocida por la OMS- es el contagio a través de pequeñas partículas aerosoles que andan en el aire.

También, autoridades estadounidenses respaldan esta teoría e incluso indican que esta es la 'principal vía de transmisión del covid-19' y que las demás medidas no garantizan una total protección.

ADEMÁS: Tres remedios caseros para contrarrestar los dolores menstruales

Mayor riesgo con la cepa

Los expertos expresan su preocupación ante la nueva cepa que se está originando en varios puntos del mundo.

Lo más importante debería ser la ventilación en cada lugar para mantener los aerosoles controlados. Abrir ventanas o puertas sería lo ideal para reducir los riesgos de infectarnos en un 80%.

Las investigaciones lo demuestran

Una investigación llevada a cabo en un restaurante de Corea del Sur demostró los alcances del coronavirus al infectar a las personas que aunque estén distanciados, un lugar cerrado es más peligroso.

En el estudio se estableció como una persona contagió a dos más estando a más de cuatro y seis metros de distancia.

Tuvieron distanciamiento los pocos minutos que estuvieron en la habitación, pero eso fue suficiente para que el aire acondicionado trasladara el virus en largas distancias. Este es el problema, 'los aerosoles pueden viajar muchos metros una vez que están en al aire', indica uno de los especialistas.