Economía

Jugar con las cifras afecta el riesgo país y polariza la sociedad, advierten analistas

Luego de que funcionarios del gobierno anterior y del actual publicaran cifras diferentes, expertos consideran que se politizó el tema y le pasa alta factura al país
02.03.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La publicación de dos informes diferentes sobre las finanzas públicas de Honduras generó una fuerte confusión en la sociedad hondureña y un deterioro en la imagen del país.

Al respecto analistas económicos y financieros consultados por EL HERALDO consideran que se ha jugado con las cifras con objetivos políticos.

En el informe fiscal del nuevo gobierno del Partido Libertad y Refundación (Libre) presentado por la titular de la Secretaría de Finanzas (Sefin), Rixi Moncada, afirman que la Tesorería General de la República (TGR) es una caja vacía con apenas L 800 millones y un presupuesto falso y corrupto que tiene un déficit de L 64,000 millones.

Mientras que Wilfredo Cerrato, excoordinador del Gabinete Económico del gobierno anterior del Partido Nacional (PN), afirma que Moncada miente porque la TGR tiene 11,000 millones de lempiras en las cuentas del Banco Central de Honduras (BCH) y un superávit en la ejecución presupuestaria a la fecha de 2,700 millones de lempiras.

ES DE INTERÉS: Gabinete económico del gobierno anterior desmiente cifras del informe presentado por Finanzas

Las cifras

Según constató EL HERALDO, en el portal electrónico de Sefin solo se encuentra el balance de las finanzas al 30 de noviembre del 2021, pero no está disponible un informe completo al cierre del 2021, tampoco a los primeros dos meses del 2022.

Lo que sí se puede constatar es la ejecución presupuestaria, donde se refleja que al 1 de marzo los ingresos fueron de 30,962.3 millones de lempiras, mientras que los egresos o gastos sumaron L 28,278.6 millones, lo que resulta en un superávit de 2,683.7 millones de lempiras.

Mientras que en el informe de Estabilidad Financiera del BCH al 17 de febrero se registraron 11,610.2 millones de lempiras en depósitos a las cuentas del Estado, de los que L 6,753 millones son de la TGR y L 4,856 millones destinados a programas determinados.

Consecuencias

A criterio de Arturo Alvarado, exsecretario de Finanzas, las diferentes cifras presentadas generan confusión y polarización de la sociedad, además le resta credibilidad a las autoridades del país.

Por ejemplo, en el proyecto sobre exoneraciones, los nuevos funcionarios pusieron el presupuesto 2022, pero quitaron el ingreso por nuevos financiamientos y en el gasto sí dejaron el servicio de la deuda y agregaron la deuda flotante, para presentar un gran déficit de más de 64,000 millones. “Esto es jugar con las cifras”, afirmó Alvarado. Agregó que por “ temas políticos y revanchismos están exhibiendo al país”.

La economista Liliana Castillo es del criterio que deben aclararle a la población la información que se ha brindado. Detalla que el valor de los bonos soberanos cayó de 100 a 96 dólares, desde la declaratoria de emergencia.

Según Bloomberg, en un mes la tasa de interés subió 5.24% a 9.35% para el bono que vence en 2024.

ADEMÁS: Deuda pública aumentó $6,395.2 millones en los últimos diez años

A criterio del expresidente del Colegio de Economistas, Luis Guifarro, se deben verificar las fechas en las que fueron generadas las cifras sobre las cuentas del Estado para aclarar las discrepancias, pero no se puede desconocer que las finanzas públicas fueron afectadas con la aprobación del presupuesto en un franco abuso para otorgar prestaciones indebidas y hacer transferencias a proyectos impulsados por el gobierno anterior.

Por su parte, José Luis Moncada, expresidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), expresa que la confrontación no ayuda en nada y a la población no le interesa, ya que exigen soluciones a los diversos problemas que enfrentan.

LE PUEDE INTERESAR: En 2021 pérdidas de Hondutel subieron a L 312.8 millones