Sucesos

El dolor embarga a familiares en velorio de jóvenes asesinados en Valle de Ángeles

Las lágrimas inundaron la zona central del pintoresco municipio

FOTOGALERÍA
21.03.2017

Tegucigalpa, Honduras
El dolor y el drama fueron los protagonistas este martes en Valle de Ángeles, cuando familiares velaban los restos de dos jóvenes que fueron asesinados este lunes dentro de una pulpería ubicada en ese municipio de Francisco Morazán.

Exigiendo justicia y rogando a Dios les dé resignación y fuerza, los familiares se mostraron destrozados. El llanto era inconsolable y los minutos se hacían eternos al tener que hacerse a la idea que este día es el último que los verán en este mundo.

Al funeral se hicieron presentes los compañeros de estudios de ambos jóvenes quienes lamentaron este triste acto de violencia que les arrebató a sus amigos.

El vil crimen
La tranquilidad en el municipio de Valle de Ángeles se interrumpió la tarde de ayer al registrarse la muerte violenta de dos jóvenes en el interior de la pulpería Donde Kikin, ubicada en el centro de la comunidad.

A eso de las 2:00 de la tarde tres personas no identificadas, entre ellas una del sexo femenino, ingresaron al negocio donde se encontraban Kevin Adonay Arévalo y Sergio Fúnez, ambos de 17 años de edad, y sin mediar palabras les empezaron a disparar hasta quitarles la vida.

Los fallecidos habían ingresado a comprar a la pulpería, sin imaginarse que iban a ser víctimas del mortal ataque de los desconocidos quienes al cometer el doble crimen se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

Se dio a conocer que Kevin Adonay residía en el barrio La Sucia y Sergio en el desvío a la aldea Cerro Grande de Valle de Ángeles.

A los pocos minutos que ocurrió el sangriento hecho, llegaron los familiares de las víctimas, quienes se mostraron herméticos y se negaron a dar detalles de lo ocurrido.

Amenaza
Sin embargo, algunas personas que conocían a los fallecidos al igual que a los familiares de los difuntos comentaban entre ellos que a la madre de Kevin Adonay le habían dicho que ayer le iban a matar a sus dos hijos, sin que se dieran a conocer las causas de dicho plan.

Agentes de la Policía Nacional llegaron y acordonaron la zona para evitar el ingreso de personas extrañas y con ello evitar contaminar la escena del crimen.

Mientras que el personal de Medicina Forense y agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) llegaron dos horas más tarde para reconocer y hacer el levantamiento de los dos cadáveres y trasladarlos a la morgue.

En lo que va del año al menos siete personas han sido asesinadas en Valle de Ángeles, tres de ellas en el barrio La Escondida, supuestamente por pleito de drogas