Tegucigalpa

Transportistas esperan respuesta del gobierno o medidas de presión serán más fuertes

En la actualidad hay conductores de rutas de buses de la capital que son víctimas de hasta cinco grupos criminales que les cobran extorsión una vez a la semana. El rubro está de rodillas ante la inseguridad
22.11.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Cada mañana los conductores de buses salen temprano de sus hogares para realizar jornadas dentro de su unidad, pero el temor a ser víctimas de la delincuencia no los deja trabajar en paz.

Cansados del cobro de extorsión y la falta de apoyo de las autoridades de Seguridad, los conductores pararon su servicio a eso de las 9:00 de la mañana y, dos horas después, realizaron una masiva movilización hasta Casa Presidencial.

“Nosotros ya no aguantamos más, estamos por colapsar. Vamos a llegar a un punto que el transporte ya no podrá seguir operando por este problema de la extorsión, ya es tiempo que el gobierno se manifieste y haga algo por nosotros”, expresó Eduardo Ruiz, dirigente del transporte urbano de la capital.

DE INTERÉS: “Ya no más muertes”: Cansados de la extorsión transportistas protestan en calles de la capital

Mientras el dirigente daba sus impresiones a EL HERALDO, sus compañeros estaban con rótulos en manos que rezaban “No más extorsión”; “El pueblo está de luto” y “¿Qué pasa con la Tasa de Seguridad?”.

Esta protesta se realizó en la rotonda de La Laguna, en la salida al departamento de Olancho.

También llevaron dos ataúdes, para recordar a todos los compañeros que han sido víctimas de la violencia.

“Nuestro temor es ya no poder operar, ¿qué le vamos a dar de alimentos a nuestras familias? Tenemos más de 25 años de estar con este yugo de la extorsión”, lamentó Ruiz.

Unidades de varias rutas se paralizaron en sus zonas.

Incontrolable

EL HERALDO conoció que en la capital los conductores de algunas rutas son extorsionados hasta por cinco grupos criminales. Los delincuentes cobran de 400 a 1,200 lempiras a la semana a cada bus que opera en la capital, que ronda las 1,600 unidades.

Jorge Lanza, dirigente del transporte de la capital, dijo que se necesita trabajos en conjunto entre el Congreso Nacional, Ministerio Público, Corte Suprema de Justicia y la Policía Nacional para combatir este terrible problema.

“Así como vamos este problema ya se descarriló, vamos a terminar en manos de los extorsionadores. Pero en este país somos más los buenos que los delincuentes”, expresó Lanza.

Los transportistas estuvieron cerca de Casa Presidencial hasta las 4:00 de la tarde, pero no fueron atendidos.

De seguir ignorados, el sector transporte amenazó con realizar protestas para paralizar la ciudad y luego el país.

+18,270 millones de lempiras al año se mueven por extorsión