Honduras

Suenan alrededor de 9 precandidaturas presidenciales para los comicios de 2025

En los tres principales partidos políticos ya suenan nombres que buscarán la silla presidencial
06.06.2023

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El ambiente electoral comienza a atizarse en el país con el surgimiento de precandidaturas a la presidencia de la República en los tres principales institutos políticos.

A pesar del poco tiempo que lleva el actual gobierno, en el Partido Liberal (PL) suenan al menos tres nombres: el actual edil de Choluteca, Quintín Soriano, quien ha dicho que oficializará que busca la silla presidencial en agosto próximo; el presidente del Colegio de Abogados de Honduras, Rafael Canales, que la semana pasada lo dejó entrever, y del influyente periodista Eduardo Maldonado, director de HCH.

Por el instituto político de la estrella solitaria, el Partido Nacional, entra al ruedo político el diputado Jorge Zelaya, quien lanzó su precandidatura el pasado 10 de mayo bajo el movimiento Renovación y Unidad Nacionalista (RUN); el excandidato presidencial Nasry “Tito” Asfura y también el exedil de la capital, Ricardo Antonio Álvarez, que no han descartado sus intenciones.

En el mismo partido en el gobierno, Libertad y Refundación (Libre), el diputado Jorge Cálix reveló su intención de aspirar a la presidencia de la República en noviembre del 2025, al igual suena el nombre de la actual ministra de Finanzas, Rixi Moncada.

De forma particular, se habla de una posible candidatura del hijo de la pareja presidencial, Héctor Zelaya, aunque la Constitución de la República, en su artículo 240 lo prohíbe al señalar que no puede ser elegido presidente “el cónyuge y los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad del Presidente y Vicepresidente de la República, que hubieren ejercido la Presidencia en el año precedente a la elección”.

Ante la efervescencia política que comienza a hacer eco en los electores, la presidenta Xiomara Castro llamó el pasado sábado al cese de campañas políticas internas ya que según ella, solo abonan a la división de los hondureños.


Este artículo se firma bajo el anonimato para proteger a sus autores