Honduras

Golpes, insultos y anarquía en el Congreso Nacional tras elección de la junta provisional

El caos se apoderó del hemiciclo cuando la diputada Valle pronunció los nombres en su propuesta para integrar la directiva
21.01.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Beatriz Valle, diputada del Partido Libertad y Refundación (Libre) por el departamento de Francisco Morazán, fue la primera en solicitar la palabra para presentar la moción para la elección de la junta provisional del Congreso Nacional este viernes, en la primera sesión del periodo 2022-2026.

Leonel Ayala, ministro de Gobernación, Justicia y Descentralización, le autorizó la palabra y ella propuso a su compañero Jorge Cálix como presidente, a Yahvé Sabillón como vicepresidente y a ella misma como secretaria de la junta provisional del Legislativo, cumpliendo con su postura de que Libre debía regir el órgano del Estado, por haber obtenido la mayoría de votos en las urnas.

VEA: Así queda integrada la junta directiva provisional del Congreso Nacional

Instantes después, sus compañeros de partido, pero que no apoyan la elección de Jorge Cálix, comenzaron a reclamar y a gritarles '¡Traidores!', pero esto no evitó que los tres fueran juramentados con el apoyo de las demás bancadas.

Los 30 diputados propietarios y los 32 suplentes que estaban a favor de juramentar a Luis Redondo se subieron al estrado, alegando que el vocero de su instituto político era el diputado Rasel Tomé, quien no tuvo oportunidad de hablar, pero que tras la juramentación de Ayala a los tres diputados antes mencionados, procedió a juramentar por su cuenta a Luis Redondo como presidente, a Hugo Noé Pino como vicepresidente y a Angélica Smith como secretaria, aunque en ausencia de las demás bancadas, que ya habían abandonado las instalaciones.

Con la Bandera de Honduras y la de Libre, en sus manos, Tomé ratificó el acuerdo firmado ente su partido y el Partido Salvador de Honduras (PSH), de que un diputado de este reciente instituto sería quien presidiría el Legislativo, tras la coalición a nivel presidencial entre Xiomara Castro y Salvador Nasralla. Esto legalmente no tiene validez.

Posteriormente, solicitaron que los 20 parlamentarios de Libre que no cumplieron con dicho pacto sean expulsados de inmediato de la institución, pues consideraron el acto como una imposición y un acto de traición al pueblo que los eligió.

Afuera del Congreso, las bases de Libre que habían acudido para respaldar la postura del partido, también protagonizaron momentos de confusión, pues dijeron sentirse heridos por el proceder de sus diputados.