Red de policías de Tránsito vende licencias de conducir por más de 7 mil lempiras

La Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS le compró a una poderosa red de policías de tránsito licencias de conducir sin hacer exámenes escritos ni prácticos; se reparten el dinero en todos los mandos

La Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS se infiltró en una red interna de la DNVT que se dedica a la venta de licencias de conducir a cambio de pagos de hasta 7,500 lempiras, no se hace nada solo pagar


lun 9 de enero de 2023 a las 0:0

3.4 min. de lectura

COMAYAGUA, HONDURAS.- Con una porción de pollo en la mano y cuatro tortillas en el escritorio, una mujer policía clase 1 se acomodó en su silla para dictar la chepia a las respuestas de dos exámenes diferentes aplicados para obtener una licencia de conducir ilegal.

“Apunten”, dijo la uniformada con el bocado en la boca, mientras el grupo de personas comenzó a llenar apresurado los exámenes y ocho minutos después todos habían terminado, “dictaré otra vez para que no me vengan a decir que se quedaron”, agregó la policía.

La Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS se infiltró en la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) para comprar licencias de conducir ilegales a una poderosa red que tiene controlada la institución y que posee tentáculos en todos los departamentos.

Los uniformados poseen claves, ya tiene compradas las citas y exámenes médicos, cobran hasta 7,500 lempiras por licencia y atienden grupos de 20 a 50 personas por día en las instalaciones de la DNVT, ante la vista gorda de altos mandos .

Toda esta corrupción aparece en la DNVT en una etapa en la que aseguran no tener materiales para imprimir licencias y que ha terminado en permitir a los ciudadanos circular con permisos vencidos y tener que madrugar para hacer largas filas para ver si obtienen un cupo para tramitar su documento.

+¿Cuáles son los pasos para solicitar por primera vez la licencia de conducir?

$!En una gasolinera en la ciudad de Siguatepeque, un “toro” de la DNVT se encarga de reunir a los solicitantes, de su boca salió decir que los grupos eran de hasta 50 personas al día.

Venta de licencias

La neblina de la madrugada todavía cubría las calles y el frío condensaba el agua del aliento convirtiéndolo en vaho, cuando la Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS llegó a las 4:40 AM a una gasolinera ubicada en la ciudad de Siguatepeque, Comayagua.

Al punto de reunión se llegó con minutos de anticipación para encontrarse con un enlace, “toro” dentro de la DNVT, que sería el encargado de llevar a un periodista encubierto a la compra de una licencia de conducir por 7,500 lempiras.

Ubicados en la gasolinera se le llamó para ver por dónde venía, “ya llego, solo hago algo aquí”, nos dijo, faltando minutos para la hora pactada.

El hombre que durante toda la negociación previa nunca reveló su identidad, llegó en un carro del año que tenía ubicado en la trompa las luces y sirena que caminan los altos mandos y algunos funcionarios.

TAMBIÉN: Pasos para renovar la licencia de conducir a través de la página web

El “toro” es de estatura baja, ojos hundidos, piel trigueña y vestía una camisa verde olivo, calzoneta negra con un logo de la NBA y andaba sin zapatos; apareció puntual al lugar, se estacionó cerca del vehículo y sin saludar preguntó, con acento mexicano, “¿tienen el dinero a la mano?”.

De inmediato se le dijo que sí, pero que se le daría tras la entrega de la licencia; miró con seriedad, tomó su teléfono y pidió que no debían ser desconfiados con la transacción.

“Si ustedes tienen desconfianza, no se preocupen; si no quieren pagar antes, no paguen. Solo algo, nada más, yo no soy malo, yo les ayudo de buena fe, si no me quieren pagar ahorita, no lo hagan, páguenme cuando ya la saquen, pero si no la pagan, automáticamente les queda bloqueado todo”, amenazó.

Sin tomar aire, alardeó, “¿ustedes creen que con este carro del año que ando les voy a robar?”, y sin quejarse más de inmediato instruyó para que se le siguiera a otro punto ahí mismo en la gasolinera donde estaba otro grupo de solicitantes que también iban a tramitar su licencia de conducir de manera ilegal.

+¿En qué consiste el examen práctico para obtener la licencia de conducir?

$!La red de la DNVT tiene tentáculos por todos los departamentos, en esta foto el “toro”, presentó a otro de los enlaces que se iba a encargar de los exámenes médicos y citas de banco.

El sujeto encendió su camioneta y aceleró, se trasladó con su vehículo al lugar señalado, mientras que el periodista de la Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS lo siguió.

Se notó que antes de llegar al punto de reunión ya había hecho contacto con los otros participantes y reiteró: “Ya saben, son 7,500 cada uno si es para liviana nacional o liviana especial”, los demás asintieron y le consultaron también si le podían entregar el dinero después, por lo que les reiteró sobre si veían que tenía necesidad de robar al verlo en el carro del año; al final accedieron a pagarle.

“Debo darles unas instrucciones”, expresó el sujeto, pero en ese momento recibió una llamada y contestó con premura: “Hola, campeón. ¿Ya está listo? Mire ve, le caigo en 5 minutos en la esquina, ya le tengo los clientes”.

“¡Hoy sí!, le dijo al grupo que lamentaba el frío de la madrugada en Siguatepeque. Ustedes después de aquí ya no me van a volver a ver, conmigo ya terminó el trato, pero les voy a dar unos tips para que no vayan a planchar cuando estén allá”, expresó manteniendo su acento mexicano.

DE INTERÉS: 8 de cada 10 personas que tramitan la licencia por primera vez logran obtenerla

“Primero necesito que se apunten en esta lista, solo su nombre completo”, pidió mientras le dio a uno de los presentes un cuaderno y un lápiz, “no dejen renglones de por medio”, aconsejó. De inmediato el grupo puso su nombre, él la leyó detenidamente y pidió a todos que se acercaran a él.

Tomó su teléfono, abrió su WhatsApp y buscó uno de sus contactos, ingresó al perfil y nos mostró la foto. “Ustedes hagan fila y cuando vean a esta mujer se le acercan y le dan este papel, ella ya sabe. Si no está ella yo les voy a llamar para decirles si el subinspector mandó a otra persona, pero primero deben sacarles los papeles (exámenes y cita del banco). Si alguien les pregunta si están pagando, no les digan nada, a veces son investigadores”.

Bajo la misma línea continuó: “Cuando ingresen los van a pasar a un salón como que están recibiendo la charla, les dirán que apaguen su celular, pero eso solo es un simulacro. Ahí no tiene que hacer absolutamente nada; todo está arreglado. El subinspector me dijo que por tarde les entregarán su licencia antes de las 12:00 del mediodía. Síganme”.

+Más de la mitad de impugnaciones son declaradas sin lugar en Dirección de Tránsito

$!Sin remordimiento, los agente de la DNVT le dicen a las personas que no hay emisión de licencias de conducir, mientras apartan los grupos de 10 en 10 personas que sí pagaron mordida.

Los cómplices

Tras ocho minutos de persecución por las calles de Siguatepeque, llegamos a una esquina por una calle de tierra.

Los tres vehículos se estacionaron uno atrás de otro y los solicitantes se bajaron cuando el “toro” pidió que se acercaran haciendo una seña y sacando la mano por la ventana del automotor del que nunca se bajó.

Tomó el teléfono y llamó: “Campeón, ya estoy aquí”, solo minutos después, como que su cómplice estuviera camuflado en otra esquina, apareció en un vehículo. “Mire, ellos son, la licencia de carros es de cinco años, dígales dónde se deben estacionar para que nos les vayan a hacer una esquela. Ya está todo pagado”.

El otro hombre solo le dijo “Ok, listo” y pidió que lo siguieran. De inmediato llegamos a la cercanía de la Jefatura de Policía de Siguatepeque y tras estacionar los automotores en el lugar asignado, todo el grupo se acercó a una clínica y tras unas rápidas preguntas personales, nos pidieron estar cerca para entregarlos los exámenes médicos y un recibo del banco, además de la copia de nuestra identidad.

Esta red de corrupción en la DNVT tiene hasta su propia clínica en la parte frontal de la institución y todas las personas ofrecen servicio de venta de licencias descaradamente.

Incluso cuando la Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS ya tenía amarrada la compra, otras personas se acercaron para ofrecer sus servicios como si se tratara de algo normal y legal.

+Policía Municipal de Tránsito aplicará multas a conductores

$!En una clínica que está frente a la estación policial se realiza la compra de exámenes médicos y psicológicos falsos que son parte de los requisitos para obtener una licencia de conducir.

La mujer de la foto

A las 7:50 AM, pese a que había una larga fila de solicitantes, la mujer mostrada en la foto por el enlace se paró atrás del portón de barrotes y llamó a tres personas, posteriormente, al identificarla, uno de los solicitantes del grupo se acercó a ella, le dio el papel y llamó a las personas que se habían apuntado en la libreta del hombre con acento mexicano.

“Váyanse para aquella sala”, ordenó mientras les pidió a los que hacían fila que se retiraran porque ellos sabían que no estaban renovando ni entregando licencias.La DNVT vive uno de sus momentos más críticos en la emisión de licencias de conducir y renovaciones.

Han llegado al punto de permitir a las personas circular con licencias vencidas y obtener un cupo para renovación es casi imposible, según ellos la escasez se debe a la falta de material para la impresión.

Sin embargo, la Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS comprobó que para vender licencias de conducir ilegales sí hay material suficiente, solo se necesita pagar sumas entre los 3,500 y 8,000 lempiras por permiso.

+Exámenes para licencia de conducir sin análisis médicos se venden en redes sociales

$!Antes del medio día y sin comprar cita, con exámenes falsos, con la chepia de la prueba escrita y sin realizar el examen práctico, la Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS ya tenía la licencia.

El grupo de 10 personas ingresó a un salón de la DNVT en Siguatepeque, no se habían ni sentado en la silla cuando la mujer de cabellos rubios y ceño fruncido, con su cara exageradamente maquillada y con el habitual peinado policial, entró y de inmediato entregó una ficha y el examen: “Yo les voy a dar las respuestas, solo llenen la ficha”.

La mujer de unos 42 años, vestida de uniforme policial, zapatos brillantes, un quepí colocado en la cordonadura de su uniforme de manera perfecta y con una raya en su capona que evidenciaba que se trataba de una clase 1 de la Policía Nacional.

La mujer policía se sentó en una mesa frente al grupo, sacó una enorme pechuga de pollo frita de una bolsa y cuatro tortillas casi deshechas por el calor, ante la vista del grupo de personas. Se metió el bocado y de inmediato, mientras masticaba con rapidez, dijo: “Apunten”. La uniformada comenzó a dar la respuesta de dos exámenes diferentes y solo ocho minutos después, exactamente a las 8:08 de la mañana, la prueba de tránsito ya había sido llenada por los participantes.

“Dictaré otra vez para que no me vengan a decir que se quedaron”, advirtió la policía, mientras se metía bocado tras bocado a la boca con los labios pintados de rojo.

+Nos vacunamos contra el covid-19 con un par de clics

$!En fila india, uno por uno los solicitantes que pagaron a la red por la compra de una licencia llenaron las fichas para obtener su licencia de conducir ilegal.

Tras la expedita jornada de prueba, otro policía pidió que el grupo se apuntara en dos libros y posteriormente salieran de la sala y se trasladara a la oficina de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte, donde les tomarían la foto.

Durante todo el proceso, el periodista infiltrado de la Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS tomó capturas para dejar en evidencia a los participantes de la red.

Cuando el primer grupo de personas se inscribía en un libro, otro grupo, de unos ocho solicitantes, entraban y la policía mujer clase I les dio las mismas instrucciones. “Van a llenar esta ficha y ya les voy a dar las respuestas”, por lo que se sabía que también eran solicitantes de licencia bajo un proceso ilegal.

Solo minutos después, el primer grupo se trasladó a tomarse la foto y tras 20 minutos de espera fueron llamados uno por uno, posteriormente entraron los otros solicitantes y se sometieron al mismo procedimiento; antes de las 12:00 M, tal y como el “toro” lo había pronosticado, todos los solicitantes ilegales estaban afuera con su licencia en mano.

Llegó el momento del pago, el tipo llegó en su carro del año, bajó la ventana, se puso al servicio por si tenían personas que quisieran una licencia sin pruebas, contó el dinero y se despidió a lo que él en un momento llamó ir a repartir el pastel en la DNVT.

ADEMÁS: Hasta bombas lacrimógenas son vendidas en Facebook

$!La Unidad Investigativa de EL HERALDO PLUS se infiltró en la DNVT para ver cómo realizan actos de corrupción.

Notas Relacionadas