Hasta bombas lacrimógenas son vendidas en Facebook

La Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus se sumergió en las ventas ilegales que se realizan en Facebook y encontró que vendedores ofrecen con descaro municiones de la Policía Nacional

El vendedor permitió que la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus pudiera revisar con tranquilidad la bomba lacrimógena antes de pagarle.

Por: Redacción

min. de lectura

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- -¿Dónde están?-

Ahí las ando en el carro.

El encuentro fue breve, el proveedor llegó puntual, se le notó sumamente relajado.

Tardó, a lo más, unos cinco minutos en regresar de su vehículo; en sus manos no traía nada, el producto lo tenía en la bolsa de atrás de su pantalón jean azul desteñido.

Lentamente lo sacó y comenzó a cerrar el trato.

-Mire, de estas son, ya le había mandado fotografías.

-¿La puedo revisar antes de pagarle?

-Sí, claro, no hay problema.

En efecto, la bomba lacrimógena estaba intacta con su anillo de seguridad.

-¿Tiene más?

-Sí, ahí solo nos ponemos de acuerdo por Messenger.

¿Puedo saber de dónde las obtiene?, ¿no le da miedo?

Pues lo pensé antes de venir, pero aquí estoy, yo las consigo en la Policía y si usted es policía y es una trampa ni modo, aquí estamos los dos.

El tono en su voz resultó un tanto amenazante, aunque lo disimuló con una sonrisa que apenas se dibujó cuando se estiró la mascarilla quirúrgica que llevaba que impedía verle totalmente su rostro.

-¿800, verdad?

-Sí, como habíamos quedado, valen más y usted lo sabe, ¿para qué las ocupa?-

Tengo mis motivos, cuente, mire, ahí está el billete.

Un estrechón de manos cerró el trato, el sujeto guardó el dinero y comenzó a caminar rumbo a su vehículo, en ningún momento volteó para atrás, solo continuó.

La Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus realizó una búsqueda por las redes sociales, especialmente en Facebook, para comprar artefactos ilegales, documentos falsos, exámenes e incluso municiones.

El resultado fue una gran cantidad de ofertas peligrosas sin control de las autoridades a pesar que están a la vista publica para poder realizar acciones y frenarlas.

Durante las transacciones en redes sociales, los ciudadanos están propensos a estafas.

$!El vendedor permitió que la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus pudiera revisar con tranquilidad la bomba lacrimógena antes de pagarle.

Bombas lacrimógenas

Como si fueran confites, el usuario de Facebook González (se omite nombre) publicó en diferentes grupos de ventas de la red social que tenía a disposición bombas lacrimógenas.

Una gran cantidad de “likes” o “me gusta” acompañaron el posteo del joven, al igual que una gran cantidad de mensajes en los que hacían burla de la venta aduciendo que seguramente se trataba de un chiste.

Incluso los usuarios etiquetaron al perfil de Facebook de la Policía Nacional de Honduras para que observara cómo estaban anunciando la venta libre de sus municiones, pero al administrador de la página seguramente no le importó.

Las bombas lacrimógenas, según la ley, son consideradas artefactos químicos peligrosos y su comercialización, uso y distribución solo lo puede realizar la Policía Nacional de Honduras o las Fuerzas Armadas de Honduras (FF AA).

Su utilización aun en manos de las autoridades ha causado el repudio de los hondureños porque es el arma predilecta para detener las manifestaciones sin importar el daño que causa en las personas que reciben sus potentes gases químicos.

Los simpatizantes del partido de gobierno fueron los que más sufrieron las gaseadas e incluso prometieron no disuadir las manifestaciones públicas con este tipo de artefactos, aunque en sus narices las venden en las redes sociales ahora.

Específicamente en la Ley de Control de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Materiales Relacionados, en su artículo 2 se detalla que debe “establecer un control y registro de armas de fuego con la finalidad de combatir el uso ilegal de armas de fuego, municiones, explosivos y materiales relacionados”.

La amplia ley establece que se debe verificar las ventas que se realizan, aunque en Honduras la red social Facebook es tierra de nadie a la hora de buscar o comprar productos ilegales.

En el caso de las bombas lacrimógenas la ley, en su artículo 24, las cataloga como “armas y otros materiales de uso prohibido” y en el numeral 7 detalla que incluye “toda arma o munición de fabricación artesanal o casera que pueda producir incendio o que contenga sustancias paralizantes, que puedan producir ceguera temporal, daños en el sistema auditivo, lacrimógenas, vomitivas o explosivas”.

LEA: Ley de Control de Armas de Fuego estipula apertura de más locales para venta de municiones

Toda esta ley le importó cero a González, que utiliza una foto de perfil de un jovencito, pero que al verlo en personal resulta ser otro individuo.

La Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus le escribió directamente por Messenger.

Un saludo breve y al grano:

¿Tiene o no tiene bombas lacrimógenas a la venta?

El sujeto del otro lado del celular respondió pasados unas horas con un simple saludo de “buenas” y confirmó que tenía disponible el producto.Intercambio de fotos para confirmar y rápidamente se pactó el lugar de venta. “Le parece bien en el centro comercial (se omite nombre)”.

La cita quedó para el mismo día por la tarde, incluso el proveedor ofreció más bombas lacrimógenas por si se deseaba.Se le aclaró que no, que primero mostrara lo que tenía y que luego se le iba a contactar si se deseaban más artefactos.

El usuario de las bombas mandó su número de celular para que la coordinación al momento de la entrega fuera totalmente rápida.

Ya en el punto de entrega se le llamó para verlo, explicó que estaba adentro del centro comercial porque se le hacía más seguro entregar el producto por un tema de confianza.

“Hermano, quedamos que en el parque, aquí estoy yo, dígame si puede venir porque adentro de ahí no le voy a agarrar nada, es muy peligroso”, se le aclaró tajantemente.

El sujeto solicitó un par de minutos para llegar al punto de encuentro, llamó unos segundos antes: “Aquí voy, ¿usted es el que está vestido...?”.

Se le confirmó, llegó tranquilo, confiado. Destacaba por su color de piel trigueña, pelo corto al estilo militar, vestido con camiseta de una marca que vende productos tácticos y jeans azul y tenis, aunque no llevó las bombas lacrimógenas.

Se le saludó cordialmente y se le preguntó por el producto, a lo que respondió que lo tenía en su vehículo, se movilizó y trajo la bomba lacrimógena, asegurando poseer más para la comercialización.

El trato se cerró de una forma breve con la promesa de una compra más, el tipo se trasladó a su vehículo con el dinero de la venta sin preocuparse por el destino de su producto considerado de alta peligrosidad y prohibido por las leyes.

VEA: Armas ilegales son comercializadas a través de las redes sociales en Honduras

Fabricación

Con el artefacto en nuestro poder, se analizaron sus detalles.

Según su portal web, NonLethal Technologies se dedica a la fabricación de “una amplia gama de equipos de control de multitudes y disturbios menos que letales para aplicaciones militares y policiales”.

Por tecnología no letal hace referencia a aquella empleada para disuadir, repeler, neutralizar o incapacitar de manera temporal a una persona o animal, pero que no signifique un riesgo para su vida.

Entre su catálogo de productos ofertados en línea, además de cartuchos de goma, gas pimienta y dispositivos pirotécnicos, están las granadas de humo con gas irritantes.

$!El dispositivo adquirido por este equipo fue un modelo triple acción de humo MP-3-CS.

Una fuente militar confirmó a este medio que, tal y como lo dice la ley, en Honduras solo la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas pueden poseer bombas lacrimógenos, no son de uso civil.

Los efectivos militares emplean esta tecnología por lo general para labores de adiestramiento.

En otros países son de uso civil para ahuyentar a animales salvajes de sus propiedades en el área rural, explicó.

Además, tienen constancia que hay una venta indiscriminada y clandestina por redes sociales, pero si se tiene constancia de una transacción ilegal o un civil está en posesión de una, la autoridad puede detener a la persona.

La Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus trató de buscar la versión de la Policía Nacional de Honduras, por medio del departamento de Relaciones Públicas, pero ignoraron las solicitudes.

ADEMÁS: Mercado ilegal de armas baja precios y eleva crímenes en Honduras

Ley

Armas prohibidas para civiles

1. El uso y la venta de bombas lacrimógenas es ilegal, según estipula la ley y solo están autorizados los entes de seguridad como las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, quienes son los que más las usaban.

2. Una bomba lacrimógena es aquella “que pueda producir incendio o que contenga sustancias paralizantes, que pueda producir ceguera temporal, daños en el sistema auditivo, lacrimógenas, vomitivas o explosivas”.

LE PUEDE INTERESAR: Nueva Ley amplía los requisitos para portación de armas en Honduras