Economía

Sector privado pide posponer el pago de algunos impuestos debido a la crisis

La situación financiera de las empresas ha empeorado y no tienen la capacidad de pagar el ISR, principalmente

14.11.2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El sector empresarial reitera que la situación financiera de las empresas ha empeorado en los últimos meses, pese a la reapertura de la economía, por lo que solicitan a las autoridades del gobierno y Congreso Nacional (CN) posponer la declaración y pago de impuestos.

En particular solicitan que se exonere de multas a las empresas que no pudieron realizar el pago del Impuesto Sobre Ventas (ISV) el pasado 10 de noviembre, sobre todo, en las zonas afectadas por la tormenta tropical Eta.

“Hemos estado preocupados ante la falta de comunicación del sector gobierno con respecto a los pagos de impuesto… No hemos visto que el SAR se haya pronunciado al respecto o que el Congreso Nacional, quien debe venir y posponerlo para evitar el pago de multas, intereses y recargos, no lo ha hecho”, manifestó Daniel Fortín, director del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

VEA: Sectores avalan la suspensión de las metas fiscales para el 2020-2021

Fortín también solicitó nuevamente al gobierno que suspendan el segundo pago a cuentas del Impuesto Sobre la renta (ISR) que vence el próximo 30 de noviembre. “Ante la situación de pandemia y huracanes, las empresas cada vez están en una situación mucho más difícil”, aseveró el representante de los empresarios.

Consecuencias

Los empresarios afirman que dado al prolongado período de confinamiento y una lenta reapertura, la actividad productiva y comercial todavía no se reactiva completamente en el país.

Manifiestan que el incumplimiento de algunas empresas obedece a la crisis derivada por el cierre que hubo para contener los contagios del covid-19.

Advierten que al aplicar multas y recargos, muchas empresas podrían cerrar definitivamente y con ello continuar perdiendo empleos.

Meta

La meta de recaudación 2020 se redujo de L 109,000 a cerca de L 69,000 millones de por la crisis.

En ese sentido, el sector privado ha reiterado en varias ocasiones la urgencia de que se apruebe una amnistía para las multas y recargos que aplica el Servicio de Administración de Rentas (SAR).

Recuerdan que el ISR es un impuesto adelantado que pagan las empresas al gobierno, por lo que se deben eliminar los pagos a cuentas este año, tomando en cuenta la precaria situación económica que a traviesa el país.

Los estragos de la pandemia y del huracán Eta podrían dejar una contracción mayor al 10% del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre de este año, estiman los economistas.