Salud y Belleza

Estudio revela nuevos factores de riesgo al padecer de migraña

El descubrimiento puede ayudar a los expertos a conocer más información sobre la migraña para poder crear un tratamiento para aliviar el dolor que afecta a millones de personas a nivel mundial
23.02.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La migraña o fuerte dolor de cabeza es una de las enfermedades más comunes en los seres humanos, sin embargo, poco se sabe sobre su base genética. Recientemente, un estudio descubrió nuevos factores al respecto.

Un grupo de investigación líderes en migraña de Estados Unidos, Europa y Australia detectaron un total de 120 genes que pueden estar relacionados con padecer la enfermedad.

Cabe mencionar que dicho estudio genómico, el cual se publicó en Nature Genetics, es el más grande hasta el momento y en él participaron casi un millón de participantes. De ellos, 102,000 tenían migraña.

El descubrimiento puede ayudar a los expertos a conocer más información sobre la migraña como sus subtipos y arquitectura genética e incluso poder crear un tratamiento para aliviar el dolor que afecta a millones de personas a nivel mundial.

Se estima que esta enfermedad afecta un 14,7% de la población mundial.

Hallazgos

Los resultados arrojaron que hay dos tipos de migraña: una con factores de riesgo comunes y otra específica de un tipo. También se detectaron tres variantes de riesgo que son específicas de la migraña con aura y dos sin ella.

Además, respaldaron la teoría de que la migraña puede ser causada por factores genéticos, neuronales y vasculares.

“Estas dos nuevas asociaciones cerca de genes que ya están contempladas por medicamentos efectivos para la migraña sugieren que podría haber otros fármacos potenciales y proporciona una justificación clara para futuros estudios genéticos con tamaños de muestreos aún mayores”, dijo Matti Pirinen, líder de grupo del Instituto de Medicina Molecular de Finlandia, Universidad de Helsinki, que dirigió el estudio, según Infobae.

DE INTERÉS: El alimento clave para reducir el colesterol, según Harvard

Personas entre 35 y los 45 años de edad son los más afectados.