Sucesos

Estudiante de la UNAH murió acribillado por defender a una mujer

Los hechos violentos se han extendido a los diferentes barrios y colonias de las principales ciudades del país. En esta oportunidad un estudiante de Historia se convirtió en otra víctima más

07.07.2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Un estudiante de la carrera de Historia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) fue asesinado a balazos la noche del martes en la colonia Roberto Suazo Córdova de la capital.

La víctima fue identificada como José Enrique López Hernández, de 27 años de edad, quien fue atacado por desconocidos en la parte exterior de una pulpería por defender a una mujer que iba a ser víctima de los criminales.

LEA TAMBIÉN: Hallan cadáver de Francisco García Sullivan, emprendedor de 'La hora del café'

“Mi hijo andaba comprando unas tortillas porque le iba a servir la cena. Me quedé con los frijoles, el huevo y los chicharrones preparados porque a mi hijo me lo asesinaron”, contó la acongojada madre del desafortunado estudiante universitario, que no dio a conocer el nombre por seguridad.

“José Enrique era una persona que se dedicaba a estudiar y no se metía con nadie, pero desafortunadamente estaba en el lugar y en la hora equivocada cuando ocurrió la tragedia”, comentó la progenitora del joven asesinado.

Los hechos

El cuerpo sin vida de López Hernández quedó tirado frente a la puerta principal de la pulpería después que los asesinos descargaron sus armas y le quitaron la vida al instante.

LEA: Al patio de su casa llegan a matar a una mujer en Olanchito, Yoro

El atentado criminal se registró a eso de las 6:00 de la tarde del martes y a los pocos minutos llegaron agentes de la Policía Nacional y acordonaron la escena del crimen.

Personal de Medicina Forense, Ministerio Público y Dirección Policial de Investigaciones (DPI) reconocieron y levantaron el cadáver para ingresarlo a la morgue, donde se le practicó la autopsia y luego fue entregado a los familiares para que lo velaran y posteriormente fuera sepultado.

Un equipo de la DPI levantó evidencias en el lugar donde ocurrió el crimen, las que podrían contribuir a esclarecer el hecho sangriento. En la colonia Roberto Suazo Córdova operan integrantes de maras y pandillas que han cometido varios crímenes.