Siempre

Artículo de Octavio Carvajal: ¡Tiene razón Yani!

“El pueblo hondureño elige a sus líderes, pero (Estados Unidos) decide con quiénes de ellos trabajará”: Ricardo Zúniga, el hombre de Biden contra el pus

02.05.2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-“En Honduras todo es posible”, dijo Yani Rosenthal, tras ser ungido ganador del boleto para disputar el sillón.

“Mi presencia en este Consejo Central Ejecutivo hoy lo demuestra, porque hace unos pocos meses yo vivía en una cárcel de dos metros por tres metros en Estados Unidos y nadie pensó que yo sería el candidato del Partido Liberal”, expuso hidalgo y grandilocuente Yani.

LEA TAMBIÉN: Artículo de Octavio Carvajal: 'El exorcista'

En nuestros pasillos está probado que a muchos les tiran flores para enterrarlos y, a otros, flores para elevarlos, según el peso de su “fama” o de su fortuna.
A inicios de 2017, para suerte y tuerce nuestro, adquirimos, por primera vez en años, un auto modelo 2016, a 60 meses plazo. Topamos con un faquín de hotel que antes nos oyó en radio. De entrada, sin saludo y a lo rudo nos dijo: “Qué p… carro anda Octavio, le va bien en el periodismo”.

Arriba

Al rayo, le cantamos: “No amigo, nos costó comprarlo; de estos carros, hay colegas (periodistas) que tienen cuarenta, diez para cuidarlos con militares y policías y, el resto, para sus empresas”. Ágil nos indicó: “Yo con ellos no me meto”. Empero, un solo auto en nuestro haber y sacado con lucha le hartó. ¿Por qué? Sencillo, el de abajo no mira para arriba y de arriba no mira para abajo.

Igualar es absurdo, los teatros y las almas, todas, son disímiles. Dios, el Creador, entre pecadores y disfrazados, nos distó hasta en las huellas dactilares o ¿uno de ustedes osaría igualarlo? ¡Son capaces! Pensando en la frase de Yani: “En Honduras todo es posible”, claro, para doctos o no, lo relevante es reñir que alguien, con mucho brío, compre un auto, nuevo o no, y valerle un pito si cayó preso por robárselo.

Nos vemos severos y tontos igualmente. Miles lidian el pus en el régimen de JOH. Afuera lo grafican como “narcoestado”. No obstante, aquí, rivales políticos de alcurnia y pobres del rector, se chiflan nomás oyen a un candidato presidencial que, sin afectar su tacha ni de dónde viene, peleará, por su estirpe y poder monetario, el trono nacional. Un clavo saca otro clavo.

Hedor

Así, entre grandes, se sacan clavos unos con otros. A las puertas de un proceso electoral general (noviembre 28) para buen mazo y no para todos, es más relevante llegar zurcido y altivo a cualquier pedestal que probar que se lo ganó por ser un pulido probado y no un pulido maquillado, adornado de flores, otro ensalzado de picos útiles al sistema.
Bien reza el adagio popular “tanto tienes, tanto vales; nada tienes, nada vales”. Aquí eso vale. Lo que tienes y no de dónde vienes ni la ficha que te cargas.

La labia actual nos llevó a recordar cuando iniciamos en el periodismo a finales de 1988 en el sepultado diario Tiempo, teniendo como director al extinto Manuel Gamero y de jefa de redacción a Vilma Gloria Rosales.

ADEMÁS: Artículo de Octavio Carvajal: Pesos y contrapesos

Durante un año y medio de labores aproximadamente, nuestro salario no pasó de 500 lempiras al mes, a pesar de que legalmente debían pagarse 1,550 lempiras, confiados, además, en que su dueño era el fallecido banquero Jaime Rosenthal Oliva, padre de Yani, quien ahora, desde su fortín, oferta sueldos dignos porque ??en Honduras todo es posible”.

Ni cinco

Ya derrocado Manuel “Mel” Zelaya, habiendo sido Yani su ministro de la Presidencia, don Manuel Gamero, como le decíamos -otrora ventrílocuo de su progenitor- murió en abandono de los Rosenthal. No recibió, igual que unos 300 empleados del periódico, ni un cinco de socorros legales tras el cierre del impreso y de otras firmas del Grupo Continental liquidadas por orden del imperio.

Con casi 33 años en el periodismo, sin vernos “estrellas”, “vacas sagradas” ni “impolutos”, de esos galanes de prensa por quienes estatales y bolsistas gallinas se pasman y los honran con colosales sumas de dinero, mansiones, vehículos pompa y otros gustos, creemos que el país seguirá raptado por mafias que cacarean arreglar el caos cuando ven cojear sus peculios por su mal andar.

Y como estas letras no son para aplaudir, avisamos al elector de a pie que hace unos años le fastidió nuestro carro 2016, que lo vendimos por un bajón económico. Hoy, vagamos en uno 2009. Lástima que no forjamos diatribas contra flojos políticos y financieros, de lo contrario, tendríamos, “orgullosos”, un pomposo medio de prensa, jet, yate y un helicóptero al pie de una casa de playa. Siendo delincuente “en Honduras todo es posible”.

VEA: Artículo de Octavio Carvajal: USA los usa y destusa

Bravo

En Honduras luchar con decoro es un acto para ser juzgado hasta por el vecino metiche; crecer en un santiamén, es pura suerte e inteligencia.

Doblez

Periodistas juzgan que políticos regalan pinches 100 o 50 lempiras a sus activistas y varios de ellos reciben millones. ¿Verdad, Leonel?

Caras

Serio problema social es exigir un gobierno serio, transparente, justo, si la masa delira por trajeados trasquilados, salidos de estercoleros.

Bulla

Los tapados en redes sociales piden la salida de JOH; en el Congreso Nacional ni sus rivales se oyen pues “en Honduras todo es posible”.

Hambre

El problema de nuestra plebe es la mera ignorancia y sus muecas. Critica, pero no actúa, y si lo intenta, vuelve a lo mismo por las tripas.