Crímenes

Selección de Grandes Crímenes: El hombre que compró su muerte

Todos aquí tienen moto, papá –le dijo Luis a su padre–, y yo solo tengo ese burro que ya está en los puros huesos y al que no tardan en caerle los zopilotes. Me voy a ir a trabajar a Tegus, y, cuando vuelva en mi moto, ya va a ver cómo se me van a acercar las muchachas…”.

VIDEOS