Honduras

Tensión diplomática entre Honduras y EE UU aumentará ante falta de diálogo

Expertos coinciden que “el canciller se dedica a transmitir lo que en un nivel superior le dicen”
04.10.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El roce diplomático entre Honduras y Estados Unidos podría aumentar de no sostener el diálogo y una comunicación expedita oficial, luego de las declaraciones del canciller de la República, Enrique Reina, tras un tuit de la embajadora Laura F. Dogu en el que llama vicepresidente a Salvador Nasralla, afirman expertos.

La posición gubernamental expuesta por el canciller Reina, aun después de la corrección de Dogu, quien lo calificó como una mala traducción, fue ampliamente cuestionada por diversos sectores, quienes la calificaron de buscar una ruptura en la relación diplomática entre ambos países.

DE INTERÉS: Los encontronazos entre el canciller Reina y la embajadora Laura Dogu

Expertos consultados por EL HERALDO afirman que la posición del gobierno se debe a la implementación de un modelo político económico propio del llamado socialismo del siglo XXI, pese al descontento de varios sectores políticos y sociales que no comparten la iniciativa.

“Esto atenta a que si no hay una conversación o un diálogo importante, se espera y lo más probable es que se friccione una especie de conflicto interno, que se vaya a ver en los próximos días debido a que está abierta la herida. El exigir es un terminó prácticamente bélico en el lenguaje diplomático”, expresó el abogado y analista político Raúl Pineda.

Según el jurista, “no hay que soltarle todas las uñas del infierno sobre el canciller, él se dedica a transmitir lo que alguien en un nivel superior a él le dice”.

No obstante, no se podría descartar que detrás de la actuación del gobierno puedan existir intenciones ocultas.

Por su parte, el empresario Adolfo Facussé manifestó que “a mí me parece que la reacción del canciller es como el penúltimo aviso para terminar las relaciones con los Estados Unidos, eso pienso yo que el canciller cree que va a lograr. Yo creo que él debería ser franco en decir que prefiere tener relaciones con Cuba, Venezuela y Nicaragua”.