Honduras

Sentencian a 19 y 10 años de prisión a dos implicados en el millonario desfalco del IHSS

El exsubgerente administrativo, José Bertetty, fue encontrado culpable de cohecho pasivo y lavado de activos, y la empresaria Jenny Andrade, culpable de lavado de activos. Ambos recibirán penas de 19 y 10 años, respectivamente
23.11.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El Tribunal de Sentencia con Competencia Territorial Nacional en materia de corrupción, por unanimidad de votos, condenó a José Ramón Bertetty y Jenny Andrade Lemus, a 19 años y 19 años de reclusión respectivamente, por el millonario desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

El imputado José Bertetty fungió como gerente administrativo y financiero del IHSS y Jenny Andrade fue empresaria de Soluciones Técnicas JJ, condición por la cual dicha empresa suscribió los contratos con el IHSS.

Bertetty fue encontrado culpable de cohecho pasivo y lavado de activos, y Andrade, culpable de lavado de activos en contra del IHSS.

Los jueces impusieron a Bertetty Osorio penas de 7 años con 6 meses de prisión más el pago de una multa de cuatro millones ciento ochenta y nueve mil trescientos lempiras (4,189,300) por cohecho pasivo y de 11 años con 6 meses de cárcel.

Además el pago de una multa de veintidós millones ochocientos veinticinco mil ciento seis lempiras con sesenta y dos centavos (22,825,106.62).

Por su parte, Andrade Lemus fue condenada a 10 años de prisión, más una multa de veintidós millones ochocientos veinticinco mil ciento seis lempiras con sesenta y dos centavos (L 22,825,106.62).

Para declarar la culpabilidad de Bertetty Osorio y Andrade Lemus, el pasado -25 de octubre-, se presentaron 29 medios probatorios recabados, divididos en 20 documentales, dos evidenciales, tres periciales y cuatro testificales, recabadas por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC).

+Acusan por fraude a exalcalde ceibeño Carlos Aguilar Ponce

Bertetty y Lemus suscribieron contratos fraudelntos con el IHSS

De acuerdo a los reportes de las autoridades, la empresaria Jenny Andrade Lemus constituyó en el 2008 la empresa “Soluciones Técnicas JJ” y para el 2011 recibió 36 depósitos provenientes de otras empresas que también habían suscrito contratos con el IHSS y que sustrajeron fondos sin documentación de respaldo, teniendo un monto total que asciende a más de catorce millones de lempiras (L 14,220,219.54).

En total, suscribió 12 procesos de compra, recibiendo un monto de 1.3 millones de lempiras, entre enero y mayo del 2012, en concepto de venta de materiales y equipo de oficina.

También recibió 2.09 millones de lempiras de fondos provenientes de otras empresas que también habían suscrito contratos con el IHSS y que también sustrajeron fondos sin documentación de respaldo.

Por otro lado, Jenny Andrade, realizó dos transferencias internacionales por un monto de 77,561 dólares a empresas vinculadas a Mario Zelaya y a Carlos Zelaya. Asimismo, hizo transferencias a Bertetty, a su hija y a otras personas más, con la intención de no ser identificada por los controles del sistema financiero nacional y las autoridades

La participación de Bertetty Osorio en el caso, fue desde el año 2011, cuando tres empresas comenzaron a tener problemas de retrasos de pagos por los servicios prestados al Seguro Social, por lo que sus representantes legales se reunieron con él, quien les pidió una multa de un 20 por ciento del valor total de cada factura.

Según los documentos judiciales, el funcionario se coludió con Andrade Lemus, quien tras crear la “empresa de maletín” Soluciones Técnicas JJ, , en 2012, solicitó que se registrara la firma de José Ramón Bertetty Osorio para que ambos pudieran emitir cheques con firmas indistintas y así evitar que sus nombres fuesen identificados.

En total, Bertetty Osorio recibió 41 depósitos que ascienden a casi dos millones de lempiras (L 1,795,0000.00), producto del soborno solicitado a los gerentes de las empresas proveedoras de servicios.

Cabe resaltar que, por el caso del desfalco del IHSS alrededor más de 60 personas han sido encausadas, incluidos socios y testaferros, así como el aseguramiento de bienes considerados de origen ilícito a un costo de 300 millones de lempiras aproximadamente, según lo informado por el Tribunal de Sentencias en Materia de Corrupción.