Honduras

Estragos y 13 personas muertas dejan las lluvias en Honduras

Pobladores en zonas del norte de Honduras evacuaban el jueves ante las crecidas de los ríos. Las autoridades pronostican más lluvias para los próximos días. Afectados claman ayuda a las autoridades
22.09.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Días de terror han vivido miles de hondureños en varios sectores del país, acorralados por violentos caudales de ríos y quebradas que los han hecho abandonar sus hogares tras reportarse inundaciones.

Hasta la noche del jueves, el Cuerpo de Bomberos contabilizaba 13 personas muertas a causa de las fuertes tormentas, así como centenares de familias evacuadas y albergadas.

En las zonas más afectadas clamaban la aparición de las autoridades del gobierno central, quienes hasta el jueves comenzaron a tomar acciones, cuando muchas personas ya tienen el agua al cuello.

La única acción de Copeco ha sido declarar en alerta roja los departamentos de Copán y Santa Bárbara. Asimismo, se mantienen el mismo nivel de alerta para los municipios de Pimienta, Potrerillos, Villanueva y San Manuel en Cortés; Santa Rita, El Progreso y El Negrito en Yoro hasta el Ramal del Tigre en Tela, Atlántida.

En zonas como La Lima, Cortés, las familias se salieron de sus casas ante la amenaza del desborde los ríos Ulúa y Chamelecón.

Edwin Aguilera, jefe de Operaciones de Copeco, detalló que en Cortés hay 727 familias afectadas, 715 en Lempira, 800 en Copán, 460 en Francisco Morazán, 400 en Atlántida, 472 en Yoro y 270 en Santa Bárbara.

Los departamentos con menos daños son Comayagua con 92, Valle 87, en El Paraíso 39, Ocotepeque 32, Olancho 22 y Choluteca 6.

A medida pasan los minutos la situación se vuelve crítica, ya que en Cortés se están volviendo a vivir los escenarios de Eta y Iota, con barrios y colonias completamente anegados, ríos desbordados y las familias edificando champas a la orilla de las carreteras, por miedo a morir por los posibles desbordes.

El valle de Sula está volviendo a vivir una pesadilla debido a los vulnerables que se han vuelto ante las inundaciones.

“Estamos a sol y agua, aguantando hambre, necesitamos que nos ayuden porque hasta por debajo de la tierra está brollando el agua, los niños están sin comer”, expresó una señora mientras acomodaba una silla a la orilla de la carretera que une a San Pedro Sula con El Progreso, Yoro.

Los golpes han sido fuertes en municipios como San Pedro Sula, Villanueva, La Lima, San Manuel y otras zonas, afectando cultivos de bananos e industrias.La gente en algunas zona de Villanueva, Cortés, nadan por encima de los techos de las casas, debido a que ríos como Chamelecón y Ulúa han elevado su caudal.

Más adelante, en Yoro, algunos municipios están incomunicados debido a que el puente San Marcos, que une a Yoro, Jocón y Olanchito está destruido, igual el vado que se había construido.

Los niños son los más afectados debido, a que en algunas zonas están durmiendo a la intemperie, sin apoyo de las autoridades gubernamentales.

Afectados

En El Progreso, Santa Rita y El Negrito las lluvias han provocado fuertes inundaciones, donde las autoridades de los Comité de Emergencia Local (Codel) realizan los recuentos.

En Siguatepeque, Comayagua, se contabilizaban hasta la noche del jueves más de 200 viviendas dañadas, con unos 18 barrios afectados, igual que varias zonas incomunicadas.

Santa Bárbara sufre por derrumbes, carreteras interrumpidas e inundaciones debido a que el río Ulúa subió su caudal a 7.5 metros arriba de lo normal.

Según expertos, la corriente iban a inundar varias zonas en su recorrido por Cortés, Yoro y Atlántida durante la noche y la madrugada de este día, recomendando realizar evacuaciones preventivas.

+Inundaciones, evacuaciones y daños materiales dejan fuertes lluvias en Honduras

En varios municipios de El Paraíso se reportan fuertes daños.

El clamor de ayuda se escucha por todo el noroccidente. “Necesitamos la presencia de las autoridades, estamos incomunicados y no vemos a nadie”, dijo un poblador de Copán.

Los lluvias se han extendido a los departamentos de Olancho y Colón, donde las autoridades locales realizan constantes monitoreos de las afluentes y laderas para evitar más tragedias.Igual sucede en los departamentos de Intubicá, Lempira, El Paraíso, Choluteca y otras zonas en el occidente de Honduras.

En algunos municipios del sur de Francisco Morazán, como Reitoca, Alubaren, San Miguelito y Nueva Armenia, también hay vías afectadas, lo mismo sucede en Texiguat, El Paraíso.

Al filo de las 7:00 de la noche, el gobierno anunció la suspensión de clases para este viernes a nivel nacional, tanto en el sector público y privado, ya que, además de la emergencia, muchos centros están siendo utilizados como albergues y otros se inundaron. El domingo se notificará si la decisión se amplía más días.

ADEMÁS: Hombre realiza temeraria acción para cruzar crecido río en el occidente de Honduras

Las carreteras en Santa Bárbara han sido fuertemente afectadas.

Acciones

Ante los embates de la lluvia, a las 3:00 de la tarde de ayer se reunió el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) para hacer la declaración de emergencia y proceder a desembolsar los recursos para atender a las personas afectadas.

Francisco Argeñal, titular del Centro de Estudios Atmosféricos Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), advirtió que en los últimos días ha llovido por arriba del promedio, generando fuertes crecidas en los ríos.

El experto alertó que este viernes y durante el fin de semana se esperan lluvias bastante intensas en el oriente, centro y el occidente del país.

En este momento hay una onda tropical que está al norte de las costas de Venezuela y en las próximas 48 horas se podría convertir en un ciclón tropical, pero hasta ayer se estaba alejando del país.

En las próximas horas se pueden presentar daños por las crecidas de los ríos Aguán, entre Yoro y Colón; Guayape y Guayambre en Olancho; el río Choluteca que está afectando a Marcovia; y el río Goascorán en Valle, provocando daños en la Costa de los Amate.

ES DE INTERÉS: Más de 3,400 personas deben evacuar las zonas de riesgo por crecida del río Ulúa

En pocos lugares se ha visto la presencia de las autoridades de Copeco y de las Fuerzas Armadas (FF AA), Afectados claman por ayuda.