Honduras

Divididos partidos políticos por tema de la segunda vuelta

La oposición y sociedad civil siguen demandando su aprobación. El PN rechaza la propuesta al argumentar que no es la solución

14.01.2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Los partidos políticos de la oposición así como organizaciones de la sociedad civil siguen demandando la aprobación de la segunda vuelta, a pesar del rechazo del Partido Nacional.

El tema que también se conoce como balotaje y que consiste en una segunda votación que se realiza en ciertos sistemas electorales entre los dos candidatos que obtuvieron más votos en la primera vuelta no ha alcanzado acuerdos ni dentro mucho menos al exterior del Congreso Nacional.

Miembros del Comité Central del Partido Nacional (CCPN) expusieron los argumentos por los que no aceptan la propuesta hecha por Libertad y Refundación (Libre) en este particular.

Además: Resolución de nueva bancada del PL tenía una firma repetida

“El Partido Nacional no tiene temor a entrar en una discusión de los proyectos de la segunda vuelta electoral o balotaje; el concepto que propone la oposición no es una solución porque no hace nada para garantizar que no va a haber conflictos poselectorales”, indicó la máxima autoridad del partido de la estrella solitaria, Reinaldo Sánchez.

Además, mencionó que la segunda ronda implica una inversión de más de mil millones de lempiras, por lo que se tendría que hacer un sacrificio en partidas de proyectos sociales o fondos que se destinarían a determinadas instituciones.

Tanto Libre, el Partido Liberal y otras organizaciones políticas minoritarias como la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) han planteado la necesidad de una segunda vuelta en la nación para darle mayor legitimidad a los gobiernos electos -específicamente en el nivel presidencial- por la voluntad popular durante los comicios.

Riesgo de ingobernabilidad
Los nacionalistas tampoco consideran que el balotaje sea una panacea al ejemplificar que si más adelante el PN gana las elecciones con un estrecho margen, la oposición no aceptará los resultados, generando nuevamente violencia hasta un riesgo de ingobernabilidad mayor al que ocurrió después del 26 de noviembre de 2017, explicó Sánchez en una conferencia de prensa. Los dimes y diretes entre los cachurecos y líderes opositores no se hicieron esperar en las redes sociales.

“La segunda vuelta no es problema de dinero, es de legitimidad popular. Lo que sale caro al pueblo es la ignorancia del Partido Nacional”, subrayó en redes sociales el coordinador de Libre, Manuel Zelaya Rosales. Mientras que el titular del CCPN salió al paso y le contestó “si le molesta no hablemos de los mil millones que cuesta su propuesta, hablemos de los miles de millones en pérdidas que dejó la violencia poselectoral por usted generada”.