Honduras

Sin lugar solicitud para que empresario vinculado en caso del IHSS salga de la cárcel

El 29 de junio de 2019 el empresario fue declarado culpable del delito de lavado de activos

30.07.2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El Tribunal de Sentencias desestimó este jueves una solicitud para excarcelar al empresario Juan Carlos Maradiaga Ortiz, quien es uno de los supuestos implicados en el descalabro financiero del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

La defensa de Maradiaga Ortiz había presentado un escrito donde le solicitaba al Poder Judicial el otorgamiento de medidas sustitutivas a favor de su cliente, sin embargo, la instancia a la que le compete la causa, lo declaró sin lugar.

LEA TAMBIÉN: Waleska Zelaya: 'Nunca le he vendido ni un alfiler al Estado'

Los abogados del empresario argumentaban, en su petición, que a su cliente ya se le había vencido la prisión preventiva, pero obviaron que su condición jurídica de procesado cambió desde el 29 de junio de 2019 cuando fue declarado culpable del delito de lavado de activos, según explicó la Fiscalía.

El Ministerio Público, detalló que la 'Constructora JC Maradiaga, empresa del imputado, está relacionada a la suscripción de un contrato y la sustracción de casi 50 millones de lempiras del IHSS.

ADEMÁS: Tío de Marco Bográn, exdirector de Invest-H, recibió millonarios contratos

El expediente investigativo explica que el empresario, en contubernio con el exdirector del IHSS, Mario Roberto Zelaya Rojas, su gerente administrativo, José Ramón Bertetty Osorio y su jefe de compras, Jorge Alberto Zelaya Rojas (prófugo), sobrevaloraron en un 389.52 por ciento la compra de materiales de construcción y suministros de cobre, cuyo monto defraudado ascendió concretamente a 47 millones 250 mil 401 lempiras con 66 centavos, encontrándose además que la obra no se concluyó.

De igual forma, el MP detalla que se registraron anomalías en un contrato por concepto de suministro de una bomba de vacío y sus accesorios, ya que conforme a la póliza de importación el valor pagado por el Seguro Social fue excesivo.