Honduras

150 policías vigilarán traslado de ‘El Tigre’ Bonilla hacia la base HAM

61 días estuvo preso “El Tigre” en el Primer Batallón de Infantería, luego de ser capturado por Fuerzas Especiales en Zambrano.
10.05.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Desde las 5:50 de la mañana iniciará el plan de traslado del exdirector de la Policía Nacional, Juan Carlos Bonilla Valladares, desde el Primer Batallón de Infantería, donde guarda prisión, hasta la Base Aérea Hernán Acosta Mejía (HAM).

El comisionado de policía Miguel Pérez Suazo, jefe de la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE), detalló que “ya se ha establecido para mañana (hoy) a las 6:50 horas la salida (del batallón) del exdirector Juan Carlos Bonilla Valladares”.

Pérez Suazo precisó que “son 150 efectivos que estarán involucrados en este dispositivo y 20 vehículos (entre ellos tres automotores blindados), además, dos helicópteros con dos francotiradores cada uno, para apoyo aéreo”, apuntó.

LEA: Cronología: Ascenso y caída de “El Tigre” Bonilla

Una hora antes de que sea extraído del Primer Batallón de Infantería, en la carretera a la zona de Mateo, se instalará el operativo policial para llevar a cabo el traslado hacia la base HAM en la Fuerza Aérea Hondureña (FAH).

En ese lugar, “El Tigre” Bonilla, como se le conoció en su vida militar y policial, abordará la aeronave de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) para viajar hacia la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos.

+¿Cómo operaba ‘El Tigre’ Bonilla y cuáles son sus nexos con el narcotráfico?

Previo a viajar

Antes de ser extraditado le fueron practicados varios exámenes médicos, entre ellos la prueba de covid-19 para descartar que el extraditable sea portador del virus. “El avión que lo transportará llega mañana (hoy) aproximadamente a las 7:30 de la mañana, porque su salida está programada para las 8:00 de la mañana de la base aérea”, dijo el oficial.

El traslado desde la unidad militar hacia la base HAM podría tardar alrededor de siete minutos, de acuerdo con lo proyectado en la estrategia de seguridad policial preparada para el caso.

Juan Carlos Bonilla Valladares fue capturado en la caseta de peaje de la carretera CA-5, a la altura de la comunidad de Zambrano, por agentes de Fuerzas Especiales, la misma institución a la que perteneció por al menos 35 años.

La extradición fue ratificada el 20 de abril por el pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia en la audiencia de presentación de medios de prueba.