Honduras

¿Dónde está el dinero?, la pregunta que pasó de las calles a la agenda política

La interrogante provocó que el gobierno lanzara a mediados de agosto la campaña “Aquí está Honduras” en respuesta al reclamo de los ciudadanos sobre cómo se han invertido los fondos destinados para la emergencia por el covid-19

09.09.2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Las calles del país todavía siguen marcadas con las frases “¿Dónde está el dinero?” y “Aquí está Honduras”, dos frases que, más que campañas o hashtags, se convirtieron en parte de la agenda política del país.

Ambas frases fueron tendencia en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y YouTube) en julio y agosto, pero ¿de dónde surgieron estas campañas?

A finales de mayo, Gabriela Castellanos, directora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), visitaba junto a Odir Fernández, jefe de la unidad de investigaciones y seguimiento de casos de la misma institución, el Hospital Escuela, uno de los centros asistenciales que de forma improvisada fue destinado para atender a pacientes con covid-19.

Los dos realizaban un recorrido por las salas del hospital, donde -además de haber sobreocupación- faltaban respiradores artificiales, esenciales para los pacientes con en estado grave. “No había nada”, recordó Fernández.

“Entonces allí Gabriela Catellanos formuló la pregunta: ‘bueno, y ¿dónde está el dinero?’. Partiendo de esa premisa y después de las publicaciones que hicimos allí se elaboró el hashtag de manera que se viralizara y generara conciencia en todos los hondureños”, contó el abogado de profesión.

La campaña iba de la mano de las investigaciones que realizó la instancia de sociedad civil, donde -en muchos casos- señalan con nombre y apellido a los responsables de cometer actos de corrupción con los fondos destinados para la emergencia por el coronavirus, especialmente en la compra de los siete hospitales móviles, ventiladores artificiales y equipos de protección para los trabajadores de la salud.

Según Fernández, la campaña se comenzó a viralizar en las redes sociales en julio después de que muchos funcionarios afirmaron que “se había hecho un esfuerzo” en la compra de insumos médicos, equipos, hospitales y lo necesario en el marco de la pandemia.

En tanto, el personal de salud denunciaba que trabajaban al límite con los equipos de protección y, en algunos casos, apenas les daban mascarillas.

“Ante esta circunstancia, si están desabastecidos los hospitales, no hay hospitales móviles, la pregunta del millón es entonces ¿dónde está el dinero?, Honduras lo exige”, repitió Fernández.

En horas de la madrugada del 8 de agosto, esta organización civil decidió plasmar la pregunta en una de las calles de la capital. En un video que circula en las redes sociales se observa a varias personas pintando parte del puente a desnivel Fe y Esperanza, en el bulevar Suyapa, con la frase que a la fecha es catalogada como una consigna anticorrupción.

La misma pregunta también fue colocada en una bandera en la rotonda con paso a desnivel del bulevar Centroamérica y otra en el asta frente a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Esa mañana, decenas de personas compartieron la imagen en las redes sociales, al punto que al día siguiente el puente a desnivel se convirtió en un atractivo turístico o el lugar perfecto para tomarse una fotografía.

La mañana del 9 de agosto un grupo de trabajadores cerró parte del paso para intentar borrar la frase, pero fue hasta dos días después que lanzaron aceite sobre el pavimento, provocando varios accidentes de tránsito.

— Gabriela Castellanos (@GCastellanosL) August 10, 2020

Hasta el momento se desconoce quiénes realizaron la acción, pero obligó a que empleados de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) lanzaran tierra en medio de la vía, alegando que era la única forma de quitar el aceite y evitar incidentes con los vehículos.

Pese a esa acción, la frase seguía intacta, al menos hasta el 16 de agosto, siete días después, cuando nuevamente intentaron borrar la populosa frase y, aunque colocaron pintura sobre ella, la fuerte lluvia de ese día no permitió que pudieran cubrirla.

“Como dice la Biblia, no hay nada oculto que no salga a la luz. Aunque taparon la leyenda, con la lluvia se limpió y resurgió nuevamente ¿dónde está el dinero?, Honduras lo exige”, escribió un usuario en las redes sociales.

Por su parte, Odir Fernández cuestionó que “se preocuparon más en borrar el reclamo popular, que en poner a funcionar los triajes móviles o dar respuesta a la pregunta ¿dónde está el dinero? Es tanto el dinero que se han robado, que jamás podrá olvidarse; más de L 90 mil millones sin paradero alguno. #HondurasLoExige'.

También hubo una respuesta

Cuando la frase ¿Dónde está dinero? fue borrada del puente a desnivel del bulevar Suyapa, decenas de personas convocaron a una movilización, donde además de protestar, pintaron nuevamente la vía.

La tarde del 19 de agosto, al menos 100 personas llegaron en caravana hasta el puente, pero esta vez no pintaron la populosa leyenda, sino que escribieron “JOH se lo robó”.

Para ese entonces, la pregunta sobre dónde estaban los fondos destinados para la pandemia ya se había replicado en Choluteca, Siguatepeque, Comayagua, Marcala, El Progreso y hasta en la ciudad industrial de Honduras.

“Finalmente nosotros generamos conciencia. A pesar de que nos encontramos en el aislamiento social por la pandemia, la ciudadanía también ha tenido la oportunidad de pronunciarse y esta es una forma bastante oportunidad”, celebró Fernández.

Según Marvin Ponce, asesor presidencial, con esa campaña se “estaba politizando” y el gobierno decidió “seguir aclarando la inversión del Estado en (contrarrestar) el covid-19”.

El exdiputado del Congreso Nacional especificó que fue en el Consejo de Ministros que decidieron crear la campaña “Aquí está Honduras”, en respuesta a la pregunta que hacían decenas de hondureños sobre los fondos.

“Surgió del Consejo de Ministros para responder a la campaña “Dónde está el dinero?, en virtud que ese concepto estaba politizando”, dijo.

Ponce afirmó que la campaña se materializó en el conversatorio que el presidente Juan Orlando Hernández tuvo con periodistas el pasado 18 de agosto.

En la comparecencia pública, el mandatario detalló que 5,000 millones de lempiras habían sido invertidos en la atención de la pandemia y que otros 2,700 millones fueron destinados para los equipos de bioseguridad del personal de salud, equipamiento de hospitales, medicamentos y los insumos.

“Se ha identificado una cantidad de 726 millones de lempiras en alimentos para atender a los grupos más necesitados y luego también se está hablando de una cantidad de unos 555 millones de lempiras en el otro programa de alimentos centralizados”, afirmó en ese entonces.

La campaña se replicó en las redes sociales, donde decenas de personas aparecían con pancartas que tenían escritas las leyendas “Aquí está Honduras” o “Fuerza Honduras”.

El mismo Partido Nacional replicó la iniciativa, al compartir fotografías de los centros de triaje, compras de equipo médico, entrega de alimentos, entre otros, siempre con la leyenda que señala cómo se ha invertido el dinero aprobado ante la pandemia.

Sin embargo, la campaña también fue utilizada por varios grupos para justificar que el dinero estaba en la sede del partido de gobierno.

El pasado 17 de agosto, una bandera con la leyenda 'Aquí está el dinero' apareció en la sede del Partido Nacional (PN), situación que imediatamente provocó la reacción de varios de sus simpatizantes.

'Están buscando en el lugar equivocado, esta es la casa de cientos de miles de buenos nacionalistas, que vivimos orgullosos de nuestro partido', escribió Reinaldo Sánchez, presidente del Comité Central del PN.

EL HERALDO consultó con un asesor del alcalde Nasry Tito Asfura si fue él quién dio la orden para borrar la leyenda, pero aseguró que las indicaciones venían de Casa de Gobierno.

Tras esta consulta, el propio edil negó en declaraciones a la radio HRN haber girado instrucciones para eliminar el pintado en la vía pública.

Argumentos

Aunque Marvin Ponce aseguró que la campaña ¿Dónde está el dinero? fue una copia de una tendencia que “inició en Ecuador, Bolivia, Panamá y luego llegó a Honduras”, la acción generó cientos de preguntas entre la población.

Además, provocó que el gobierno buscara “mecanismos de rendición de cuentas”, en palabras del asesor presidencial, para detallar cómo cada institución -algunas señaladas de corrupción- desembolsó los millonarios fondos aprobados para la pandemia.

Por su parte, el jefe de la unidad de investigaciones del CNA dijo que los argumentos de la iniciativa realizada por las autoridades gubernamentales “están fuera de contexto”, pues en las imágenes que comparten en las redes sociales se observan a personas justificando el uso del dinero en techos o pisos dignos, que forman parte del programa Vida Mejor.

“El dinero aprobado en el marco de la pandemia no es para poner techos, ni pisos, ni nada de eso, lo que evidencia una falta de preparación en dar respuesta concretas y válidas a la ciudadanía que tanto lo exige”, puntualizó.

A la fecha, ambas campañas siguen haciendo eco en las redes sociales, muros, calles, vehículos y hasta en los discursos de varias personalidades, mientras entre los hondureños todavía quedan más preguntas que respuestas.