Honduras

Defensa de JOH dice que respetará resolución del juez

Este miércoles tendrá lugar la audiencia de evacuación de mediosde prueba para el exmandatario
14.03.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El abogado Félix Ávila, parte del equipo defensor del expresidente Juan Orlando Hernández, afirmó el domingo que la defensa de su representado marcha bien a 24 horas de la audiencia de presentación y evacuación de medios probatorios en el caso de la solicitud de extradición por los Estados Unidos.

Aunque el exjuez no está brindando declaraciones a los medios de comunicación sobre estrategias ni posibles resultados de la comparecencia programada para este miércoles, manifestó a EL HERALDO de forma escueta que “la defensa va bien”.

LEA: ¿Por qué JOH no podría negociar con Estados Unidos en caso de ser extraditado?

Entretanto, el jurista Iván Martínez, quien también es parte de la defensa de Hernández, indicó a este rotativo que “decirle en este momento qué vamos a hacer -el día de la segunda audiencia de extradición- creo que no es parte de nuestra responsabilidad o forma de trabajar, porque al final nos limitamos en el momento y ante la persona competente establecer nuestros puntos de vista jurídicos”.

“Al final las decisiones son de los jueces y aunque no estemos de acuerdo las tenemos que respetar y cumplir”, agregó.

Desde el pasado 15 de febrero, el exgobernante se encuentra detenido en las instalaciones de la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE), conocidas anteriormente como el Comando de Operaciones Especiales (Cobras).

ADEMÁS: Abogado de Magdaleno Meza envía fuerte mensaje a esposa de JOH

Captura

Juan Orlando Hernández, expresidente de Honduras, pasó a ser un detenido con fines de extradición por tres delitos de narcotráfico; su salida inminente de Honduras es cuestión de tiempo y procesos legales.

Lo detuvieron en su casa ubicada en la colonia Palmeras de San Ignacio, que dejó de ser un búnker tras más de 18 horas de espera y con centenares de agentes de los diferentes cuerpos de seguridad nacionales e internacionales, prensa y decenas de personas apostados en las cercanías.

El 15 de febrero Hernández se dejó ver: gorra azul, lentes, mascarilla verde, suéter y por dentro una camisa manga larga color celeste en juego con unos jeans azul y unos zapatos negros. El extraditable portaba un reloj, anillo de matrimonio y una cadena con un dije de cruz en la que estaba Jesucristo crucificado y salió lentamente de la casa en compañía de sus abogados y otras personas.

Afuera lo esperaba Ramón Sabillón, ministro de Seguridad, quien paradójicamente regresó a Honduras después de vivir en el exilio durante muchos años tras ser depurado durante la gestión del entonces presidente. Un estrechón de manos y un abrazo a medias entre ambos, Hernández se miró nervioso pero con su postura en alto, mientras que Sabillón tomó la palabra y le dijo suavemente: “Vamos a levantar un procedimiento, usted sabe las garantías de seguridad, es por eso, estamos cumpliendo todas las garantías, usted sabe, la lectura va a preceder al protocolo”.