Economía

Más de L4,400 millones pagó Honduras solo en intereses por préstamos

Expertos consultados por EL HERALDO consideran que el Estado se está endeudando de manera acelerada

16.09.2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Por muy concesionales que sean, Honduras está llegando a niveles de endeudamiento público tan elevados que solo en concepto de costos financieros, es decir, intereses y comisiones, en los primeros siete meses el gobierno pagó más 4,400 millones de lempiras a los prestamistas.

De acuerdo con el informe “ Deuda externa y sector público y privado”, del Banco Central de Honduras (BCH), el servicio de deuda externa, o pago de intereses más capital, erogado de enero a julio alcanzó un monto de 374.9 millones de dólares, más de los 9,000 millones de lempiras.

De esos 374 millones de dólares pagados para amortizar la deuda pública, el 52% se destinó a amortizaciones de capital, lo que equivale a 196 millones de dólares, es decir, 4,800 millones de lempiras

El 48% restante fue para abonar intereses y comisiones: 178.6 millones de dólares, equivalente a 4,400 millones de lempiras (al cambio actual).

'Como todo crédito hay que pagar intereses y comisiones, sobre todo que ahora hay ciertos bancos y agencias que cobran comisiones por desembolsar bonos soberanos, pero es una realidad que se está abonando más a intereses que a capitales', dijo Ismael Zepeda, economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh).

'Cuando se adquiere grandes endudamientos son notorios, pero aquí el Estado los adquiere y no son evidentes', agregó.

Raúl Pineda, analista, por su parte, comentó que Honduras llegará a un punto que no podrá pagar de seguir con ese camino de endeudamiento.

'Podemos correr gravísimos riesgos, a tal punto que hasta las terceras generaciones postreras se podrá pagar lo que se debe', mencionó. 'El gobierno tiene que cambiar la forma en cómo está gastando el dinero', añadió.

Vea: Gobierno financiará el 36.8% de su presupuesto de 2021 con deuda

Ingresos cayeron

Y es que para cumplir los compromisos presupuestarios y los surgidos por el coronavirus, Honduras ha tenido que recurrir a los préstamos a causa de que las recaudaciones fiscales cayeron debido a la paralización de la economía nacional y mundial.

Es así que al cierre de julio del 2020, la deuda externa contratada por el gobierno de Honduras se situó en 10,795.9 millones de dólares, denotando un aumento de más del 17% con relación al de diciembre de 2019.

Los desembolsos percibidos entre enero y julio de 2020 alcanzaron un monto de 2,152.5
millones de dólares, resultando mayores a los 1,216.3 millones recibidos en el mismo lapso del año anterior. El 66.0% de los desembolsos fueron percibidos por el sector público.

De forma comparativa, el Banco Central añade que, al finalizar julio de 2020, el indicador Saldo de Deuda Externa Pública con relación al Producto Interno Bruto (PIB), se situó en 37%, casi siete puntos más con relación al 30.7% con que cerró en diciembre de 2019.



En cuanto al destino de esos nuevos créditos, 600 millones de dólares serán de la colocación de bono soberano para la gestión de pasivos de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), más 666.8 millones para la línea de apoyo presupuestario, entre otros.

El panorama económico parece claro, pero no halagador, pues según el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el informe “Perspectivas de la economía mundial” de enero de 2020, la economía mundial creció 2.9% en 2019, el ritmo más lento desde la crisis financiera mundial, inferior en 0.7 puntos porcentuales al del año anterior (3.6%).

También: Aprueban proyecto de Presupuesto General de 2021

Según el referido informe, la economía mundial se encuentra en un proceso de desaceleración sincronizada, explicado por mayores barreras comerciales que generaron incertidumbre en torno al comercio internacional de bienes y servicios.

Así como situaciones geopolíticas -factores idiosincráticos que provocan tensiones macroeconómicas en economías de mercados emergentes y en desarrollo (especialmente la manufactura y el comercio)- y aspectos estructurales de índole social y meteorológica.

Lo anterior fue compensado por el buen manejo de la política monetaria que fortaleció los mercados financieros, estimulando así el crecimiento mundial.

Sin embargo, ese informe aún se quedó corto en su análisis porque no contemplaba los efectos de la pandemia del covid-19, que al menos en Honduras ha paralizado la economía en todas sus ramas, sumando a la extrema pobreza que ya venía padeciendo.

Como muestra de lo anterior es que el gobierno definió unos 40,000 millones de lempiras al servicio de la deuda pública en el presupuesto para ejecutarlo en 2021, sin duda esa cifra será superior en función del incremento de esa misma deuda.

Tags: