Economía

Así favorecen las reformas a la central de riesgo

Al pasado 31 de marzo había 193,806 deudores con préstamos castigados y 136,028 morosos con créditos adversos
27.05.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La Central de Información Crediticia (CIC), o más conocida como la central de riesgo, es temida por unos y aborrecida por otros que ante diversas circunstancias no son sujetos de préstamos.

Empero, con las enmiendas a las normas para la gestión de información crediticia aprobadas vía resoluciones por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) se establecen beneficios.Si usted es comerciante con problemas de pago de deudas, la información negativa -datos de los créditos vigentes que presentan mora- se visualizaba en el informe confidencial por tres meses contados a partir del pago de su crédito, ahora se deja de reportar al mes siguiente de cumplir con sus obligaciones contraídas.

En el pasado no era posible identificar en el reporte confidencial del deudor que el mal comportamiento de pago se debe a causas ajenas a su control, mientras que con las enmiendas eso cambia siempre y cuando se acredite ante la institución financiera las razones que provocaron el impago.

A dos años se redujo el tiempo en el que se mostrará con información negativa a los morosos que no paguen compromisos y mantengan deudas menores a los 3,000 dólares, es decir más de 73,000 lempiras.Previamente se estipulaba que las personas que no pagaron algún préstamo y este tiene más de 90 días de atraso (180 días en el caso de vivienda) y el saldo es mayor a los 200 dólares el reporte tenía una duración de cinco años.

La CIC es una base de datos de la CNBS donde las instituciones bajo su supervisión reportan cada mes los préstamos que han otorgado a sus clientes y su situación actual de pago, ya sea puntual o con mora. Los bancos comerciales, estatales, sociedades financieras, institutos públicos de previsión social e instituciones de seguros son algunas entidades que reportan a la central de riesgo.

Al 31 de marzo de este año había 193,806 deudores con préstamos castigados, que son aquellos financiamientos penalizados por las instituciones crediticias y que aún se ven reflejados en el informe confidencial de la CIC, ya sea porque no han cumplido con el plazo mínimo de permanencia o por el saldo castigado, según datos oficiales a los que tuvo acceso EL HERALDO.

Mientras que 136,028 morosos directos con créditos en las categorías adversas III que implican créditos bajo norma; IV que son aquellos créditos de dudosa recuperación y V créditos de pérdida.

“Pueden existir créditos en categorías adversas por haber sido refinanciados, pero que se estén pagando al día -no tener mora-; no obstante, se continuarán reflejando en categoría adversa durante algún tiempo, según lo establezca la regulación”, subraya la entidad desconcentrada.

Los deudores con créditos en categorías adversas también pueden tener operaciones castigadas y cuya información está registrada en esta base de datos de la CNBS.

Acceso y rectificación de la información, privacidad o confidencialidad al igual que la emisión de finiquito y devolución del título valor son derechos de los usuarios financieros con la central de riesgo.

VEA TAMBIÉN: Honduras ocupa el segundo lugar en tasa de desempleo en Centroamérica