Tegucigalpa

Sistema de monitoreo de desastres registró el primer movimiento leve en la capital

Al menos tres mil familias de cuatro sectores de la capital se verán beneficiadas con el tecnológico sistema de JICA, que contará con sirenas de audio y luces que se activarán con movimientos fuertes de laderas
11.01.2023

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El Edén, Altos de El Edén, La Cabaña y Altos de La Cabaña son los cuatro sectores que cuentan con un sistema de alerta temprana capaz de monitorear movimientos de laderas y a partir de febrero próximo contará con dos sirenas, acompañadas con luces cuyo sonido emitido será el llamado a los vecinos para que evacuen la zona cuanto antes.

+Clic aquí para registrarse y leer más contenidos de El Heraldo

El novedoso sistema fue instalado desde mayo de 2022 como parte de una donación de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA). En el lugar hay siete inclinómetros superficiales, tres piezómetros, un pluviómetro y dos dispositivos madre que generan la información de los inclinómetros.

El primero de ellos mide la dirección hacia dónde va el movimiento del deslizamiento y la profundidad de la falla; mientras que el segundo monitorea la saturación del suelo. En el caso del pluviómetro se encarga de medir la cantidad de lluvia en el lugar.

+Solo monte se ve en Villa Solidaridad, lugar donde construirían casas a damnificados

El sistema no requiere encenderlo o apagarlo, estará activo con paneles solares. (

Monitoreo

A diario, los expertos de JICA junto con personal del Comité de Emergencias Municipal (Codem) vigilan los resultados emitidos por el sistema de tecnología japonesa. Durante los primeros cuatro meses de su instalación no se reportó incidencia alguna. Sin embargo, entre octubre y noviembre de 2022 se detectó el primer movimiento, según confirmaron a EL HERALDO los entendidos en el tema.

Aunque el movimiento fue leve y no representó ningún peligro para los residentes de los cuatro sectores antes mencionados, aún no se determina el rango de movimiento que activará las sirenas. Será en la siguiente visita de los expertos de JICA -en febrero próximo- que se conocerá el rango.

Sobre la primera incidencia registrada, el Codem explicó que el movimiento fue leve. Es decir, que “no siguió la misma trayectoria que tuvimos años atrás cuando el Mitch. Por ahora no hay indicios que afecte casas. No queremos generar una histeria en los vecinos. No hay razón para estarlo”, dijo Nelson Méndez, titular del Codem.

Para complementar el proyecto, los residentes de El Edén, Altos de El Edén, La Cabaña y Altos de La Cabaña fueron capacitados luego de una convocatoria que realizaron los Comité de Emergencia Local (Codel). “Ahora los vecinos ya tienen mayor conocimiento del sistema y saben las rutas a tomar en caso de un desastre”, agregó Méndez.

Réplica

Expertos en geología como José Arce catalogan como factible la implementación de estos sistemas en una ciudad tan vulnerable como la capital. Es por ello que consideró recomendable “aumentar los puntos donde se monitorea y que se pongan sistemas de alerta temprana. Más que recomendable, es necesario hacerlo en una ciudad de alta vulnerabilidad, es parte de la resiliencia, hay que adaptarse, pero nosotros llevar la delantera”, dijo Arce.

De su lado, las autoridades de la comuna capitalina explicaron que, de replicarse el proyecto, se daría prioridad a colonias como Villa Nueva, Suyapa y la Canaán. Sin embargo, son 101 barrios y colonias que están bajo la lupa de la vulnerabilidad ante desastres; 55 de ellos se ven amenazadas por inundaciones, 41 por deslizamientos y cinco por ambas amenazas.