Honduras

Tony Hernández negocia con EE UU, según expertos del New York Time

El Ministerio Público le había asegurado dos oficinas a la esposa de Hernández en el mes de agosto

18.12.2018

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El juicio contra el exdiputado nacionalista Juan Antonio Hernández se mantiene en suspenso en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York.

Documentos judiciales de esa Corte indicaban que Tony se presentaría en una audiencia preliminar 11 días después de su arresto, suscitado el 23 de noviembre en Miami, Florida.

Sin embargo, la audiencia no se desarrolló. El periodista freelance del diario estadounidense The New York Times, Jeff Ernest, es del criterio que el caso de Hernández se encuentra en etapa de negociación con la fiscalía estadounidense.

Lea también: Ministerio Público tras la pista de testaferros de Tony Hernández

“El caso de Tony Hernández está en etapa de negociación. Tony está pesando sus opciones -a quién delatar y a quién no- con su abogado. El juicio no iniciará hasta que se haya agotado la negociación. Así que nada interesante va a pasar en el corto plazo”, escribió el periodista en sus redes sociales.

Afirmó que él habló directamente a la Corte y a la oficina de fiscales y le respondieron que no hay una audiencia programada.

Tony Hernández, hermano del actual presidente Juan Orlando Hernández, es considerado por Estados Unidos como un narcotraficante a gran escala que trabajó con otros narcotraficantes de Colombia, Honduras y México para importar cocaína.

Las investigaciones indican que él estuvo involucrado en el procesamiento, recepción, transporte y distribución de cargas de cocaína de varias toneladas que llegaron a Honduras a través de aviones, barcos rápidos y submarinos.

Bienes
Tras una orden del Juzgado de Privación de Dominio, el Ministerio Público aseguró el pasado lunes una casa, cuatro vehículos y cinco cuentas bancarias a Hernández. En el mes de agosto, un juez de privación ordenó el aseguramiento de dos oficinas propiedad de la esposa de Hernández, Miriam Vanessa Cruz, situados en la torre Metrópolis. Ambos bienes están implicados en el caso conocido como Pandora.