Honduras

Policías que se entregaron a EEUU están detenidos y custodiados en Manhattan

Así lo anunció este día en un comunicado oficial el fiscal federal para el Distrito Sur de la ciudad de Nueva York, Preet Bahara

FOTOGALERÍA
12.07.2016

Tegucigalpa, Honduras
Los cinco exmiembros de la Policía Nacional que se entregaron voluntariamente a autoridades de los Estados Unidos se encuentran detenidos y bajo custodia en Manhattan, anunció en un comunicado oficial el fiscal federal para el Distrito Sur de Nueva York, Preet Bahara.

En tal sentido, el funcionario dijo que 'a menos de dos semanas después de que se anunció cargos contra seis oficiales de la Policía nacional hondureña por participar en una conspiración masiva de drogas, cinco de esos oficiales están ahora bajo custodia en Manhattan'.

'Por presuntamente conspirar para mover toneladas de cocaína desde las selvas de Honduras a ciudades de Estados Unidos, estos agentes de policía hondureña ahora se enfrentan a estos cargos en un tribunal estadounidense', añade.

Los exagentes policiales imputados por tráfico de drogas y armas son: Mario Guillermo Mejía Vargas, Carlos José Zavala Velásquez, Víctor Oswaldo López Flores, Jorge Alfredo Cruz Chávez y Juan Manuel Ávila Meza.

Mientras que en el caso del sexto uniformado identificado como Ludwig Criss Zelaya Romero no acompañó a los demás exoficiales en este proceso por lo que se estaría librando una orden de captura internacional en su contra, ya que abandonó el territorio hondureño y trascendió que estaría en México.

Estos son los expolicías acusados por los Estados Unidos, de los cuales uno se encuentra prófugo de la justicia, foto: Infografía El Heraldo.

Estos son los expolicías acusados por los Estados Unidos, de los cuales uno se encuentra prófugo de la justicia.
Comunicado íntegro del Departamento de Justicia de EE UU

Penas
La misiva destaca que 'las posibles penas mínimas y máximas obligatorias en este caso son prescritas por el Congreso y proporcionan aquí con fines informativos solamente, ya que cualquier condena de los acusados ​​será determinada por el juez'.

Bharara elogió el trabajo de investigación de la División de Operaciones Especiales de la Administración para el Control de Drogas (DEA), la División de Fuerza de Ataque de esta entidad en Nueva York y el Departamento de la Oficina de Asuntos Internacionales de Justicia de Estados Unidos por su ayuda en curso, indica.

El boletín detalla que este caso está siendo manejado por la Oficina contra el Terrorismo, la Unidad Internacional de Narcóticos, así como los fiscales federales adjuntos Emil J. Bove III, Matthew J. Laroche y Michael D. Lockard que están a cargo de la acusación.

'Los cargos en la acusación formal relevante son meras acusaciones y los acusados ​​se presumen inocentes hasta que se demuestren lo contrario', concluye.