Honduras

La aprobación de dictámenes sigue siendo sin usar el sistema de votación

A 88 días de haber asumido, los diputados tienen que levantar sus manos en señal de un sufragio
23.04.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La cuestionada práctica del pasado Congreso Nacional no cesa en los primeros 88 días de la nueva legislatura del órgano unicameral, donde Libertad y Refundación (Libre) es la principal fuerza política y se oponía a esta forma de aprobar dictámenes.

La adquisición de tarjetas para los diputados suplentes ha sido la excusa temporal para no usar el sistema electrónico de votación, pese a que se encuentra funcional.

El pasado 15 de marzo el presidente de este poder del Estado, Luis Redondo, anunció que en la siguiente semana se estaría recibiendo estos complementos que permiten identificar y registrar los votos de cada congresista en sus curules. No obstante, ya transcurrió más de un mes y por la falta de configuración de esas tarjetas resulta que impide utilizar la plataforma que data de 2011.

Si un legislador o bancada no consigna su sufragio en contra o que se abstuvo impide que haya un reporte fiable al igual que detallado de las votaciones en el hemiciclo, situación que ha sido criticada constantemente por la sociedad civil.

ES DE INTERÉS: Promulgan en La Gaceta decreto que deroga reformas con que surgieron ZEDE

Ahora con la asistencia de los suplentes que permanecen en la parte posterior del salón de sesiones también suelen alzar sus manos -por acción u omisión- al someterse a votación dictámenes de proyectos de decreto o iniciativas de ley, lo que no pueden hacer si se encuentra participando el propietario en la reunión legislativa.

El secretario del CN, Carlos Zelaya, mencionó de forma escueta a EL HERALDO que “entiendo que ya estaría listo”, refiriéndose al sistema electrónico con el que los parlamentarios emiten su sufragio. Entretanto, se instó a los nuevos parlamentarios a tomarse una foto que permita programar los complementos que permiten operar la plataforma.

En esta semana, Redondo se reunió con delegados de la Embajada de China Taiwán para retomar la donación de 700,000 dólares (más de 17.1 millones de lempiras) para que el CN adquiera equipo y tecnología para un nuevo sistema de votación electrónica.