Elecciones en Honduras

Nombres atrasan la impresión de credenciales del Partido Nacional

Mesas Serán entregadas entre hoy y mañana, dicen autoridades del Tribunal Supremo Electoral

08.11.2017

Tegucigalpa, Honduras
El Partido Nacional es el único que no ha reclamado sus credenciales por atrasos que ha generado en el proceso de impresión el hecho de incluirlas con nombres y apellidos, porque así lo solicitó esta institución política, explicaron fuentes del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Las imprentas han estado trabajando a doble horario para cumplir con este trabajo y se espera que entre hoy y mañana las autoridades electorales entreguen las credenciales al partido que postula a Juan Orlando Hernández como candidato presidencial.

El Partido Nacional fue el único que pidió que sus credenciales fueran identificadas al momento de su impresión y para eso mandó al ente colegiado los nombres de los 33,206 miembros de mesas, entre propietarios y suplentes.

Según explicaron dirigentes de ese partido, la petición se basó en el interés nacionalista de que el proceso sea transparente y para desvirtuar los rumores según los cuales hay partidos que venden sus credenciales aprovechándose de que son entregadas en blanco por el TSE.

El resto de partidos las recibieron en blanco y aún están en el proceso de llenarlas en sus sedes centrales o departamentales.

El nacionalismo hizo una capacitación masiva de delegados de mesas, en algunos casos en coordinación con el TSE y en otros lo efectuó de manera institucional en los 298 municipios.

El presidente del TSE, David Matamoros, informó que este organismo logró capacitar en coordinación con los partidos políticos a 9,600 facilitadores de mesas distribuidos así: 3,848 del Partido Liberal; 643 (Partido Nacional) 133 (Democracia Cristiana), 104 (Unificación Democrática) 114 (Partido Anticorrupción), 15 (Frente Amplio), 207 (Alianza Patriótica), 280 (Vamos), 3,288 (Libre), 546 (Pinu) y 535 (independientes).

Estos facilitadores se encargaron de capacitar al resto de delegados de mesas de todos los partidos, pero no todos los institutos políticos pudieron acreditar a sus miembros.