Deportes

¿Cómo regresan los futbolistas hondureños tras el parón? ¿En forma o con sobrepeso?

Expertos estiman que los planes de trabajo de entrenamiento no fueron tan eficaces para mantener el ritmo físico

26.09.2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El fútbol de la primera división de la Liga Nacional comenzará a tener actividad este sábado a casi siete meses desde el último partido disputado por el confinamiento obligatorio al que se sometió Honduras a causa de la pandemia del nuevo coronavirus.

El torneo Clausura 2019-2020 fue cancelado en la fecha 13 a raíz de que para el 15 de marzo anterior -último día en que se disputaron partidos-, Honduras acumulaba seis casos de covid diseminados en Tegucigalpa, La Ceiba y Choluteca.

Desde entonces, los casi 300 futbolistas que conforman la primera división del balompié hondureño han estado varados, afectando las condiciones físicas de los atletas.

La Unidad de Datos de EL HERALDO solicitó a varios clubes los pesos de antes de la pandemia y los actuales de los jugadores que conforman las distintas plantillas para analizar la afectación por la inactividad, pero los preparados físicos se escudaron en que esos contenidos eran confidenciales.

Vea: Este fin de semana vuelve la Liga Nacional

Según opiniones de expertos recopiladas por este equipo, en siete meses de estar paralizadas las actividades futbolísticas se pierde completamente la forma física de los jugadores.

Para Marco Tulio Medina, preparador físico de Juticalpa, club de la segunda división, los planes de trabajo elaborados para que los futbolistas realicen sus rutinas en casa no resultan efectivos.

'No es lo mismo. Tenemos que tomar en cuenta que las casas de la mayoría de los jugadores no son tan grandes, no tienen espacio suficiente para realizar actividades físicas de rendimiento de distancia, solo para resistencia muscular, que se ocupa un espacio pequeño', estimó.

El experto, en ese sentido, precisó que el rendimiento físico de cada jugador corre por cuenta propia en cumplir con los ejercicios asignados.

'Los cuerpos técnicos deben de tomar muy en cuenta la actitud de cada jugador para que haya similitud en el trabajo porque si ellos (los jugadores) no ponen de su parte no podrán alcanzar los objetivos, es por eso que tienen que ser transparentes', comentó.

Medina, expreparador físico de Real de Minas, además mencionó que el temor al contagio de covid es un factor que impide al futbolista entrenar a plenitud de manera presencial.

'No solo es la parte física, también es la mental. Ahorita los que entrenan van con temor porque van a un ambiente de estricto cuidado, desde limpiar los tacos hasta la aplicación de las pruebas de detección del virus', estimó.

También: Ratifican sanción de tres partidos para Diego Vázquez

El reto de ejercitarse en casa

EL HERALDO accedió al plan de trabajo de ejercicios de siete semanas de los Lobos de la UPNFM -del 30 de marzo al 2 de mayo-, que consistió en calentamientos, trotes -suave y rápido-, abdominales, dorsales y estiramientos con el objetivo de que los jugadores mantuvieran su ritmo físico.

'Yo soy alguien disciplinado porque cuando no entrenábamos con el equipo me levantaba a las 6:00 de la mañana para cumplir con el plan porque sabía que no podía descuidarme físicamente', alardeó Ronal Montoya, capitán de los Lobos.

Pero otro jugador de la misma institución confió a este rotativo que 'es difícil entrenar en casa porque uno tiene que cumplir con sus mandados, el tiempo es corto y se come de más'.

'Ahora que ya estamos entrenando con el resto del plantel, poco a poco uno se va adaptando, pero cuesta. Además existe un poco de temor porque no sabemos si nos podemos infectar', agregó.

Luis Suárez y Eden Hazard, por ejemplo, cuando se integraron al Barcelona y Real Madrid, respectivamente -7 de mayo pasado- para aplicarse las pruebas para volver a entrenar, llamaron la atención porque el belga llegó en mejor condición física a como estaba a diferencia del uruguayo que aumentó de peso.

Foto: El Heraldo

Eden Hazard y Luis Suárez en mayo pasado. Foto: cortesía.


'Las recuperaciones son tardías y cuestan mucho cuando no se cumplió con el plan de trabajo o simplemente no se cuidó la condición física', expresó el preparador físico Medina.

De su interés: ¿Hace cuánto comenzaron pretemporada los equipos en Honduras?

'En Liga Nacional hay varios futbolistas que tienen tendencia a engordar, por eso hay que cuidarlos con mucho trabajo especial' añadió´.

Entre tanto, Medina estimó que los 10 clubes de la Liga Nacional debieron haber comenzado a entrenar con dos meses de antelación para poder reponerse del parón de casi siete.

'Sabiendo los tiempos en que cada equipo comenzó con sus trabajos, veo que Real España afrontará con mejores condiciones físicas el campeonato porque fue el primer en comenzar a entrenar, ellos lo hicieron hace más de dos meses', dijo.

Este sábado Motagua y los Lobos de la UPN son el partido inaugural del fútbol hondureño tras casi siete meses después del último encuentro, para poner fin a uno de los lapsos más largos sin fútbol en el país.