Tegucigalpa

Bachilleratos técnicos en jaque para desarrollar clases prácticas

La mayoría de institutos técnicos en la capital no cuentan con las condiciones para un retorno a clases. Docentes piden como requisito la vacuna anticovid-19 para ellos, padres y estudiantes

23.06.2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Las clases virtuales para los estudiantes de los bachilleratos técnicos han sido todo un desafío que aún no logran vencer.

Según el Sistema de Administración de Centros Educativos (SACE), en el departamento de Francisco Morazán hay 31 modalidades de bachilleratos.

De los cuales 23 son Bachillerato Técnico Profesional (BTP) y ocho son Bachillerato en Ciencias y Humanidades (BCH).

Para Mario Alas, coordinador del Observatorio Educativo de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), los BTP fueron creados para los jóvenes que no pueden ingresar a la universidad y esa carrera es una salida laboral para ellos. “El problema es que ya van casi dos años que los jóvenes no han tenido talleres ni prácticas y la mayoría de centros educativos no están en la semipresencialidad y los que la ejecutan es por gestión de la comunidad y directores, no de la Secretaría de Educación ni Sinager”, lamentó Alas.

Por lo que considera una necesidad que se empiecen a desarrollar clases con semipresencialidad para que aunque sea estos cuatro meses que quedan del año escolar se haga alguna práctica.

LEA: Advierten de casos de acoso escolar a través de redes sociales

Deficiencia

Según la Distrital 13, con sede en el Instituto Técnico Saúl Zelaya, las clases siguen impartiéndose de forma virtual, sin embargo, hay centros de educación que ejecutan sus propias estrategias para mermar la deficiencia de conocimientos prácticos .

Sobre el tema, Juan Carlos Betanco, director de ese instituto, dijo a EL HERALDO que la virtualidad no garantiza eficacia en las clases prácticas.

“A lo mucho funciona en un 77%, por eso son indispensables las clases presenciales para afianzar los conocimientos de los jóvenes”, afirmó Betanco.

Consultado sobre las opciones que tienen los estudiantes de último año que van a práctica profesional, y que no podrán realizarla en otra empresa, Betanco detalló que se les dará oportunidad de hacerla en las aulas de clases bajo supervisión de los docentes, mientras que otros podrán realizarla en su propia colonia reparando aparatos electrónicos de sus vecinos. “Yo me pronuncio a favor de un retorno a las aulas, porque incluso el alumno ha manifestado que no aprende”, agregó.

ADEMÁS: Infraestructura escolar empeora por la falta de mantenimiento

Talleres en el Luis Bográn se hacen bajo las medidas de bioseguridad. Foto: El Heraldo

Talleres en el Luis Bográn se hacen bajo las medidas de bioseguridad. Foto: El Heraldo

El Instituto Técnico Abelardo R. Fortín se suma a la lista de institutos gubernamentales cuya enseñanza práctica sigue impartiéndose de manera virtual. Durante una vista a sus instalaciones, EL HERALDO constató que los cuatro talleres con los que cuentan siguen cerrados y sus más de 700 estudiantes que cursan el bachillerato no visitan el colegio para recibir clases desde marzo de 2020.

Según comentó el personal del centro, aunque se aprueben las clases presenciales, el instituto no cuenta con las condiciones para recibir a los estudiantes. En ese instituto este año se matricularon 1,892 alumnos, es decir, 192 más que en 2020. Similar situación se vive en el Instituto Técnico Nueva Suyapa y que pese a tener la infraestructura y equipo necesario para impartir clases prácticas de forma presencial, aún no se suma a la modalidad. Carlos Álvarez, director del centro educativo, aseguró que un aumento de casos covid-19 en el país frenó una estrategia de regreso a las aulas en la que trabajaban desde hace varios meses.

“En este instituto, hay 1,517 alumnos, pero la conectividad solo es de 1,092”, eso quiere decir que 425 estudiantes no tienen acceso a internet.

De su lado, Edgardo Rodríguez, excatedrático de la UNAH, considera que es imposible impartir conocimiento práctico a los estudiantes de Media vía plataformas. “Debemos avanzar aunque sea en esas clases técnicas. Están engañando a los jóvenes porque saldrán del colegio con muchas deficiencias”, concluyó el profesional.