Sucesos

Honduras: 74 niños fueron asesinados entre enero y junio de 2022

Los familiares elevan su voz y piden a las autoridades dar con el paradero de los responsables de los crímenes
28.07.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- En el primer semestre de este año un total de 74 niños y niñas perdieron la vida de manera violenta en Honduras, de acuerdo con los datos de la Coordinadora de Instituciones Privadas en Pro de las Niñas, Niños, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coiproden).

Durante los tres primeros meses fueron ultimados 41 niñas y niños en un rango de 0 a 18 años, señalan las cifras. Mientras que de abril a junio perdieron la vida 33 niños y niñas.

Wilmer Vásquez, director ejecutivo de Coiproden, explicó que hacen un monitoreo mensual en medios de comunicación de muertes violentas de niñez y juventud en Honduras “en lo que va de este año hemos tratado de llevar una recuento de cuántas muertes violetas se están suscitando y hemos concluido que entre 40 y 50 personas menores de 30 años de edad están pediendo la vida en Honduras al mes”.

LEA: Un muerto y cinco personas quemadas deja explosión de una cohetería en Copán

Uno de los casos emblemáticos fue el crimen de Gerardo Soriano Salvador, quien fue atacado a puñaladas por un hombre que enamoraba a su madre en Macholoa, San Vicente Centenario, Santa Bárbara, el lunes 16 de mayo.

Otro de los casos es el de Estefany Soloé Dubón Gonzales, que con apenas 18 meses de edad fue víctima de la violencia. La pareja sentimental de su mamá, María Luisa Gonzales, le propinó una brutal golpiza hasta matarla. El hecho ocurrió el 18 de mayo en el municipio de Choloma. El supuesto homicida, identificado como Kevin Arévalo, aún es buscado por la Policía.

El último lamentable hecho ocurrió el martes 26 de julio. La justicia hondureña procesó a Álvaro Misael Ramos, de 39 años, acusándolo de parricidio. Según las investigaciones, fue el responsable de matar a su propio hijo, un bebé de tres meses en su vivienda en Siguatepeque.

Otro de los casos es el de Alisson Argueta, una niña que fue asesinada en Lepaera, Lempira. Sus familiares aseveraron que ella fue atacada por un perro pitbull. Pero la autopsia reveló que ella fue ultrajada y posteriormente asesinada.