Siempre

Selección de Grandes Crímenes: El que mal anda… (parte II)

El niño se levantó del sillón, furioso, y se enfrentó a su madre con un grito. La mujer, aterrorizada, guardó silencio, miró a su hijo con ojos en los que empezaba a asomar el llanto, y se retiró hacia la cocina”

VIDEOS