Mundo

Pyongyang dispara dos nuevos misiles en “represalia” por ejercicios de EEUU y Surcorea

En menos de dos semanas, el aislado régimen de Kim Jong Un disparó seis proyectiles. El del martes, además de provocar órdenes de evacuación en Japón, marcó un récord de distancia en la historia del arsenal norcoreano
05.10.2022

SEÚL, COREA DEL SUR.- Corea del Norte disparó este día dos nueves misiles balísticos y defendió su reciente serie de ensayos armamentísticos como “medidas de represalia” ante los ejercicios militares desplegados en la zona por Estados Unidos y Corea del Sur.

En paralelo a una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU por el lanzamiento de un misil norcoreano el martes que sobrevoló Japón, Pyongyang acusó a Washington y Seúl de escalar la tensión militar en la zona.

Su Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que sus misiles eran “simplemente medidas de represalia del Ejército Popular Coreano a las maniobras conjuntas de Corea del Sur y Estados Unidos que escalan las tensiones militares en la península de Corea”.

LEA: Rusia se apropia de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia

En menos de dos semanas, el aislado régimen de Kim Jong Un disparó seis proyectiles. El del martes, además de provocar órdenes de evacuación en Japón, marcó un récord de distancia en la historia del arsenal norcoreano.

El jueves temprano, el ejército surcoreano informó que había detectado dos misiles balísticos de corto alcance lanzados desde la zona de Pyongyang hacia el mar del Este, también conocido como mar de Japón.

“Nuestro ejército ha reforzado la monitorización y la vigilancia y mantiene su máxima preparación en coordinación con Estados Unidos”, dijo en un comunicado el Estado Mayor Conjunto de Seúl.

El servicio de guardacostas de Japón confirmó la detección de dos posibles misiles balísticos y el primer ministro del país aseguró que esta serie reciente de disparos era “inaceptable”.

Según el ministro de Defensa de Japón, Yasukazu Hamada, el primer misil recorrió 350 kilómetros y alcanzó una altura máxima de 100 kilómetros, mientras que el segundo alcanzó 800 kilómetros de distancia y 50 de altitud.

“Independientemente de su propósito, los repetidos lanzamientos de misiles de Corea del Norte no pueden tolerarse”, dijo Hamada. “No podemos obviar la significante mejora de su tecnología de misiles”, avisó.

División en la ONU

Analistas y autoridades occidentales apuntan que el misil del martes fue un Hwasong-12 que probablemente recorrió la máxima distancia alcanzada nunca por un proyectil norcoreano.

Estados Unidos convocó una reunión en el Consejo de Seguridad de la ONU, en la que China, benefactor económico y aliado de Pyongyang, culpó a Washington de provocar los ensayos militares norcoreanos.

El embajador adjunto de China en la ONU, Geng Shuang, aseguró que los recientes lanzamientos estaban “estrechamente vinculados” con los ejercicios militares realizados en la región por Estados Unidos y sus aliados.

Geng acusó a Washington de “envenenar el entorno de seguridad regional”.

demás: Más de 200,000 personas reclutados en el ejército ruso en dos semanas

En las últimas semanas, Estados Unidos, Corea del Sur y Japón han incrementado sus ensayos militares conjuntos, incluyendo unas maniobras navales a gran escala y unos ejercicios antisubmarinos.

Además, Estados Unidos dijo el miércoles que volverá a desplegar el portaviones de propulsión nuclear USS Ronald Reagan en la península de Corea por segunda vez este mes.

“La RPDC (siglas oficiales de Corea del Norte, ndlr) ve que Estados Unidos plantea una seria amenaza a la estabilidad de la situación en la península de Corea y en su vecindad redesplegando el portaviones”, criticó el ministerio norcoreano en su comunicado.

El país liderado por Kim Jong Un ha desplegado este año un número récord de ensayos armamentísticos y recientemente revisó su ley para declarar “irreversible” su estatus de potencia nuclear.

Este cambio cierra en la práctica cualquier posibilidad de negociar el fin del programa atómico del país, objeto de sanciones de la ONU.

La embajadora estadounidense en la ONU, Linda Thomas-Greenfield, pidió “fortalecer” las sanciones existentes contra Corea del Norte, algo que China y Rusia vetaron en mayo.

El consejo lleva meses dividido sobre cómo responder a las acciones de Pyongyang. Rusia y China se muestran empáticas con el régimen, mientras el resto de miembros piden un mayor castigo.

Los analistas aseguran que Corea del Norte aprovecha este bloqueo para probar armas más avanzadas, mientras Washington y Seúl advierten que el régimen prepara un nuevo ensayo nuclear, el primero desde 2017.