Honduras

En enero funcionará sala de Cuidados Intensivos

La sala aún no ha sido habilitada debido a la falta del recurso humano, pero Salud ya inició los concursos para estas plazas.

23.11.2011

Han transcurrido varios meses desde que la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) del Hospital del Sur fue equipada.

El área especial para la atención de recién nacidos en estado delicado fue acondicionada por los miembros del Comité de Apoyo.

La obra tiene un costo de más de 2,000,000 de lempiras, pero se ha mantenido con las puertas cerradas. La causa para que la UCIP esté inhabilitada es por falta de personal médico y de enfermería, recursos que fueron prometidos por las autoridades de Salud.

En las últimas horas la promesa del ministro de Salud, Arturo Bendaña, comienza a concretarse con el anuncio de la apertura de los concursos para las plazas vacantes.

El personal que se ha solicitado para poner en funcionamiento la sala es: dos pediatras, un médico intensivista, seis enfermeras profesionales y tres auxiliares.

Luis Marcía, presidente del Comité de Apoyo Externo del Hospital del Sur, agradeció a las autoridades sanitarias luego de conocer la información.

También informó que en el presupuesto del próximo año ya se incorporó la contratación de ocho enfermeras para la sala.

'Nosotros esperamos que para enero de 2012 se nombre al personal', dijo Marcía.

Según el entrevistado, mantener un espacio de gran necesidad para los pacientes inutilizado es un pecado.

Los recursos económicos que se invirtieron en la sala fueron obtenidos a través de las colectas que se han realizado a favor del sanatorio.

Mortalidad

En la actualidad los pequeños son obligados a permanecer en espacios inadecuados, pese a que son niños que necesitan de incubadoras y de un monitoreo constante de sus signos vitales.

Con la apertura de la UCIP lo que se busca es reducir los índices de mortalidad infantil, luego de ofrecer una asistencia de calidad.

Y es que la sala cuenta con varios equipos especiales, entre succionadores, controladores de gases, rayos X portátiles, resucitadores y cunas abiertas y cerradas, informó Marcía. Es la única sala que posee el equipo necesario para asistir a niños que nacen en estado delicado a nivel de toda la zona sur, según las autoridades del hospital.

'Un niño prematuro que fallece es un gran hombre o mujer que en el futuro puede ser útil para la zona o para el país', agregó el entrevistado.

Según los informes del sanatorio, el 90 por ciento de los menores que son enviados a la capital mueren en el trayecto.

Los bebés que son enviados al principal centro asistencial del país son los que presentan un peso menor a los 2,500 gramos y que requieren de cuidados permanentes.

Unos 5,000 neonatos ingresan a la sala pediátrica del centro asistencial, de los cuales cerca del 25 por ciento requieren ser asistidos en la sala especial.

Recursos económicos

El Hospital del Sur requiere de unos 32 millones de lempiras para su recuperación total. A la fecha varias salas han sido remodeladas y acondicionadas con apoyo de los vecinos, empresas e instituciones.