Honduras

Con potentes fusiles ejecutaron a cinco jóvenes en San Pedro Sula

En la escena se encontraron casquillos de fusiles R-15. El crimen se reportó en la 8 calle, entre la 9 y 10 avenida de la colonia Smith.

FOTOGALERÍA
12.01.2016

San Pedro Sula, Honduras
Con fusiles R-15, conocidos como potentes armas semiautomáticas, se presume que se ejecutó el crimen contra cinco jóvenes este martes en San Pedro Sula, Cortés, al norte de Honduras.

Los muchachos fueron acribillados a eso de las 4:30 de la tarde de este martes en la 8 calle, entre la 9 y 10 avenida, de colonia Smith de San Pedro Sula.

En el lugar quedaron tendidos sobre una acera los cuerpos de los muchachos,tan solo separados por algunos centímetros unos de otros. Los cuerpos estaban rodeados por casquillos de fusiles R-15.

¿Quiénes eran?

De las cinco victimas solo uno portaba documentos personales y respondía al nombre de Carlos Eduardo Mayen Martínez (21).

Se conoció que otro de los asesinados fue identificado como Denis Aníbal Oliva Barahona (23), alias 'El Muco', quien según la Policía hace unos días salió del presidio.

Otra de las víctimas, según lo recabado en la escena del crimen, es Eleázar René Mateo Portillo (23), alias “El Enano”, quien era mecánico y laboraba en un taller cercano a donde ocurrió la matanza.

Las otras dos personas que perdieron la vida fue identificada solo como José Carlos y Brayan.

Personas que los conocían contaron que dos de las víctimas trabajaban reciclando plástico, y que en esas labores utilizaban un vehículo que quedó cerca de la escena.

“Ellos estaban platicando y fumando, porque siempre se llevaban ahí, uno de ellos se vino y será que después fue que les dispararon”, informó una de las vecinas del lugar.

Los hechos
Según la información preliminar que conocieron las autoridades policiales de parte de testigos es que a los jóvenes les dispararon un grupo de hombres fuertemente armados que se bajaron de dos vehículos, uno de ellos marca Toyota, tipo pick up 3.0, color blanco y el otro un tipo turismo color negro.

Se investiga si también había participado un tercero tipo turismo color dorado. Todos ellos sin placas.

Lo que se supo es que los malhechores llegaron a lugar donde los jóvenes se encontraban platicando, se bajaron de los automotores y los obligaron a tirarse al suelo boca abajo.

Tras ordenarles que se tiraran al suelo comenzaron a dispararles sin piedad, dejando el saldo mortal antes mencionado. Testigos indicaron que tras cometer el crimen, los malvivientes les tomaron fotografías con sus celulares.

Pesquisas

El portavoz policial, Jorge Alberto Rodríguez Montoya, relató que en la escena del crimen encontraron casquillos de diferentes calibres, al tiempo que confió que se detuvo para tomarle declaración a una persona que fue testigo presencial de los hechos.

“Se están tomando las pruebas testificales a varias personas que observaron el hecho quienes confirmaron que los hechores se desplazaban en dos vehículos”, explicó Montoya.

Por otro lado el comisario aseguró que será hasta que se comparen las huellas de los jóvenes con la base de datos policía sí tenían o no antecedentes policiales ya que se especulaba que uno de los jóvenes ejecutados acababa de salir de un centro penal.

El crimen representa la segunda masacre del 2016, después que el domingo pasado se reportara un evento similar en las Tejeras, Comayagua, en la zona central de Honduras que dejó seis muertos.

Según cifras del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) a noviembre del 2015 se contabilizaron 94 masacres que dejaron con 343 muertos.