Sexo y pareja

Prepare a su hijo mayor para recibir al nuevo bebé en casa

La llegada de un hermanito menor genera pensamientos y actitudes diversas entre los niños más grandes, sobre todo si han sido criados como hijos únicos. ¿Qué puede hacer para apoyarlo?
29.05.2023

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Ha sido el favorito de toda la familia durante varios años o quizá la niña de mamá y papá desde el primer momento. Cuando se tiene un solo un hijo o hija, la atención se centra exclusivamente en él o ella. Pero ahora el panorama da un giro importante: se anuncia la pronta llegada de un nuevo bebé.

Por supuesto, se trata de una noticia que generalmente llena de alegría y emoción a todos los miembros del hogar. Aunque para el primer hijo, puede plantear un completo desafío. Diversas interrogantes y hasta sentimientos de rechazo o enojo por el miedo a que alguien más le robe la atención de sus padres comienzan a surgir.

Es importante asumir la situación con delicadeza, empatía e inteligencia, de tal modo que su pequeño procese y entienda que el nacimiento del bebé no implica una amenaza para él ni para su entorno. Al contrario, se trata de la posibilidad de más adelante tener un hermanito o hermanita menor con quien jugar y a quien amar.

Cuando le comunique lo que está por ocurrir, sea honesto (a) y envíe un mensaje claro sobre los cambios que surgirán en los próximos meses. Explíquele cuáles serán las ventajas y también las posibles desventajas de ser el hermano mayor, siempre con ejemplos sencillos y palabras correctas. Entre más enterado esté, más fácilmente acogerá el proceso de aceptación y adaptación.

Y deje que se exprese. Seguramente su primogénito tendrá muchas preguntas respecto a la llegada del nuevo bebé. Procure responderlas con asertividad y en confianza, de modo que pueda entender todo lo que él crea necesario. Busque un momento y entorno adecuados.

Evite que su hijo o hija mayor se entere de la noticia por medio de amigos u otros familiares, para no dañar su confianza.

Herramientas

Durante el embarazo, los padres, familiares y amigos suelen enfocar sus energías y sentimientos en el próximo miembro en llegar. Ello puede ocasionar tristeza y molestia en el futuro hermano mayor. Evítelo con ayuda de estos consejos:

Involucramiento. Haga a su hijo o hija mayor parte de la preparación para la llegada del nuevo bebé. Incluya sus sugerencias, ya sea en torno a la decoración, a la ropa que usará o los juguetes que vayan a comprar.

Tranquilidad. No hay cosa que perturbe más a un primogénito que pensar que perderá la atención de sus padres. Lo ideal es llevar el embarazo con tranquilidad y no permitir que todo comience a girar en torno a ello.

Atención. Llevar un embarazo es complicado, más aun en la recta final. Pero no deje de hacerse un tiempo para programar actividades con su primer hijo, sobre todo las que más disfrutaban haciendo juntos.

Refuerzo positivo. Mamá y papá deben dejar claro a su hijo o hija mayor que su amor y admiración hacia él o ella jamás se verán afectados. Al contrario, se multiplicarán. Pida a familiares y amigos hacer lo mismo.


Este artículo se firma bajo el anonimato para proteger a sus autores