Motores

El asiento para auto que tus niños necesitan según su edad

En caso de un percance en el camino, los pequeños son los más vulnerables, por lo que tomar medidas para su seguridad es lo más importante antes de emprender un viaje, por corto o largo que sea
06.09.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Mientras enlistas los artículos para asegurar el confort del nuevo miembro de la familia, no olvides incluir aquéllos que pueden marcar la diferencia en un accidente, como el asiento especial para el carro.

Todo fuera como subir al bebé al automóvil y ponerle el cinturón, pero no es así de simple, al llevarlo a bordo necesitas tomar ciertas precauciones.

Desde su primer traslado del hospital a la casa, hasta cuando lo lleves a la escuela, tu hijo debe viajar en un asiento de seguridad especial. Nada de llevarlo en brazos en sus primeros meses, mucho menos en el asiento de adelante.

“Desde recién nacidos deben ir en una silla. Hay de diferentes tamaños y especificaciones, según el peso y la edad del bebé”, señala el pediatra Sergio Quiroga Treviño.

“A muchos papás se les hace fácil sentarlos en el carro, ponerles una almohada y abrocharles el cinturón, pero es un error, el cinturón no está indicado para todas las edades, y en un accidente, los pequeños pueden salir fácilmente proyectados por la ventana”, advierte.

LEE: Novatos al volante: consejos para una conducción placentera

El especialista menciona que en cualquier tipo de percance, sea leve o grave, si el bebé no va sujeto a una silla especial puede sufrir las consecuencias, desde lesiones en sus órganos internos, secuelas neurológicas o hasta la muerte.

“En un accidente automovilístico, la causa más frecuente de muerte en niños es porque no van en su asiento de seguridad”, manifiesta la reumatóloga pediatra Nadina Rubio Pérez.

Desde que el bebé sale del hospital, debe ir en su silla, nunca en los brazos de alguien.

En Estados Unidos y Canadá existen severas sanciones para quienes no cumplen con los lineamientos establecidos por ley para transportar correctamente a un bebé o a un niño, en un vehículo.

Aunque la reglamentación varía, las recomendaciones generales sugieren que desde recién nacidos hasta los 12 años deben viajar siempre en el asiento trasero del auto, sujetos a un asiento de seguridad indicado para su edad y peso.

ADEMÁS: Evita que el motor de tu vehículo se “desbiele”

En Canadá, incluso, se monitorea a las mamás primerizas desde el hospital para asegurarse de que saben colocar debidamente el asiento para el bebé.

Transpórtalo seguro

Para elegir el asiento más adecuado para tu hijo, toma en cuenta su edad y peso, así como el tipo de auto que tienes.

Existen los que son para recién nacidos y hasta de unos cuantos meses, orientados hacia la parte trasera del automóvil, los convertibles y los 3 en 1.

Los dos últimos ofrecen límites de altura y peso mayores a los indicados para el de la posición orientada hacia atrás, lo cual permite utilizarlos más tiempo de esta manera.

“Ahora los coches ya traen broches especiales para amarrar las sillas, incluso, existen diferentes artículos para vigilar al bebé mientras viaja en un asiento orientado hacia atrás, como espejos especiales para que los papás lo vayan viendo por el retrovisor”, comparte Quiroga.

- Los asientos para bebés son pequeños y poseen asas, se utilizan para niños hasta de 20 a 30 libras. Por lo general, incluyen una base que se instala en el carro, y se pueden adquirir varias para colocarlas en distintos autos.

Cuando se viaja con un recién nacido o bebé prematuro, este tipo de asiento permite colocarlo en una posición reclinada, indicada para su condición. Los tirantes deben estar puestos en la ranura inferior y el clip de retención debe quedar en el punto medio del pecho, no en el abdomen, ni cerca de la cara o cuello.

- Los asientos convertibles son más voluminosos, no poseen asas ni bases separadas, y se pueden orientar tanto hacia atrás, como hacia el frente del carro.

Los asientos convertibles cuentan con arnés cuyas bandas cruzan por hombros, cadera y entrepierna.

Si se desea utilizarlos para transportar a un recién nacido, habrá que vigilar que el escudo de protección del cinturón se adapte correctamente a su cuerpo, de lo contrario, si el escudo es demasiado grande podrá golpear su cara en un accidente o parada repentina.

- Los asientos 3 en 1 son grandes, se usan hacia atrás o adelante, o como un refuerzo para usar el cinturón de seguridad del carro. Tampoco cuentan con asas ni bases separadas, pero sirven para recién nacidos y pequeños de hasta 18 kilos.

“Lo más importante es conocer la forma correcta de usar el asiento de seguridad en cada etapa de la infancia. Cada fabricante especifica en sus manuales hasta qué edad se pueden usar y cuál es su vida promedio de uso”, comenta Rubio.