Sucesos

JOH: Ya están totalmente aislados los dos mil reos más peligrosos de Honduras

Juan Orlando Hernández hizo un resumen de los alcances del masivo traslado de pandilleros de este martes a la nueva cárcel de Morocelí

16.05.2017

Tegucigalpa, Honduras
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, afirmó que con el masivo traslado de reos de este martes a un nuevo centro carcelario de máxima seguridad ya suman 'dos mil reclusos de los más peligrosos del país que están totalmente aislados'.

Hernández brindó una conferencia de prensa horas después que un contingente militar y policial trasladara a 773 privados de libertad de la cárcel de Támara, en la salida al norte de la capital, hacia el nuevo penal de 'El Pozo II' o 'La Tolva', en el oriente del país.

El mandatario recordó sus palabras del 27 de enero de 2014, cuando asumió el poder: 'A los delincuentes se les acabó la fiesta'.

Lo más leído: Hasta cuarto de placer tenía pandilleros en Támara

Detalló que la 'Operación Arpía III' comenzó desde la noche del pasado lunes y se concretó con éxito el martes al mediodía; ahora un total de 773 reclusos, pertenecientes a la Mara Salvatrucha y al Barrio 18, guardan ahora prisión en 'El Pozo II'.

El nuevo operativo fue fruto de la estrategia integral de la política de seguridad. Para ello se movilizaron 3,000 policías, 245 vehículos y cinco aeronaves.

'El Pozo II tiene los mismos estándares de seguridad internacional y podemos decir que los reclusos de las dos pandillas están en cárceles de seguridad y lo hicimos porque son los grupos que más daño le han hecho al país. Y lo hemos hecho con una operación catalogada como las de mayor efectividad en Latinoamérica', valoró.

La masiva reubicación de reos ocurre varios días después que 18 pandilleros del barrio 18 se fugaran de la cárcel de Támara, aunque a juicio del gobernante este escape es prueba que 'estos privados de libertad al darse cuenta que ante este nuevo sistema no podrán hacer lo que ellos quieran, han entrado en una etapa de desesperación'.

Según una fuente del Ministerio Público, los pandilleros salieron por el portón principal y se maneja que pagaron entre 10 a 15 millones de lempiras en sobornos para escaparse con la complicidad de personal al interior del penal.

'Desde el 22 de febrero que se aprobaron las reformas penales y se hacen los traslados de reos, se han bajado los homicidios hasta en un 17% en comparación al año anterior', informó Hernández.