Sucesos

Capturan y aseguran bienes al comisionado de la Policía Leonel Sauceda

La detención se realizó a las 6:00 de la mañana en la residencia del comisionado ubicada en Jardines de Toncontín en Comayagüela, Honduras

FOTOGALERÍA
11.02.2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-El comisionado general de la Policía Nacional, Leonel Luciano Sauceda Guifarro, y su esposa Patricia Sbeltlana Estrada Pacheco, fueron capturados la mañana de este martes acusados del delito de lavado de activos.

La detención se realizó a las 6:00 de la mañana en la residencia del comisionado ubicada en Jardines de Toncontín en Comayagüela, Honduras.

VEA: FOTOS: Así fue la captura del comisionado Leonel Sauceda

Agentes de la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de la Depuración Policial (UF – ADPOL) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) llegaron hasta la vivienda de Sauceda para realizar la detención y aseguramiento de bienes de origen ilícito, entre los cuales figuran dos vehículos y 23 productos financieros, propiedad de los imputados, según el comunicado del Ministerio Público.

Foto: El Heraldo

Interior de la vivienda de Leonel Sauceda. Se observa uno de los vehículos decomisados.
El informe detalla que dentro de los bienes incautados tres son terrenos ubicados en el municipio de Olanchito, departamento de Yoro, con una extensión de 100 manzanas de tierra.

Conforme a la investigación Sauceda Guifarro, en un periodo de once años (2006 – 2017) no ha podido justificar trece millones de lempiras, lo que incluye movimientos en trece cuentas de bancos a su nombre.

Por su parte, Patricia Sbeltlana Estrada, esposa de Leonel Sauceda, no logró justificar el origen de más de dos millones de lempiras, luego de movimientos financieros por más de siete millones de lempiras en 10 cuentas bancarias a su nombre.

El comunicado detalla que la detenida no poseía un empleo, negocio o préstamos que le generara alg?n tipo de ingresos.

Traslado

A las 7 :00 de la mañana, una hora después de la llegada de los agentes a la vivienda, Sauceda y su esposa fueron trasladados, bajo fuertes medidas de seguridad, a las instalaciones de la ATIC.

Foto: El Heraldo

El comisionado general de la Policía Nacional, Leonel Luciano Sauceda Guifarro, capturado dentro de su vivienda.

Recién ascendido

Leonel Luciano Sauceda Guifarro ingresó a la Policía Nacional el 22 de enero de 1992 con el grado de subteniente y el pasado 30 de enero de 2020 ascendió al rango de comisionado general, ostentando el cargo de director de Recursos Humanos y en años anteriores fungió como director de la extinta Dirección Nacional de Tránsito, jefe de Relaciones Públicas y jerarca de las jefaturas metropolitanas de San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Comunicado íntegro


Tegucigalpa. Francisco Morazán. En un esfuerzo más por hacer frente el flagelo de la corrupción y su infiltración en los entes de seguridad, el Ministerio Público ejecuta este martes la captura del comisionado general de la Policía Nacional, Leonel Luciano Sauceda Guifarro, así como de su esposa, Patricia Sbeltlana Estrada Pacheco, acusados del delito de lavado de activos.

Dicha acción, dirigida por la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de la Depuración Policial (UF – ADPOL) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), se efectúa en la Residencial Jardines de Toncontín en Comayagüela, a lo que se suma una serie de aseguramientos de bienes de origen ilícito, ocho de ellos muebles e inmuebles, dos son vehículos y 23 corresponden a productos financieros, propiedad de los imputados.

De estos bienes, tres son terrenos ubicados en el municipio de Olanchito, departamento de Yoro, con una extensión de 100 manzanas de tierra.

Conforme a la investigación de Agentes de la ATIC asignados a la UF – ADPOL, el comisionado general Sauceda Guifarro, en un periodo de once años (2006 – 2017) no ha podido justificar trece millones ochocientos un mil, ochocientos treinta y ocho lempiras con treinta y cinco centavos (Lps. 13, 801,838.35), lo que incluye movimientos en trece cuentas de bancos a su nombre.

En ese mismo orden, su pareja Estrada Pacheco, no justificó dos millones setecientos sesenta y cinco mil quinientos trece lempiras con treinta y seis centavos (Lps. 2,765,513.36), luego de movimientos financieros por más de siete millones de lempiras en 10 cuentas bancarias a su nombre, sin establecerse el origen del dinero, ya que la señora no poseía un empleo, negocio o prestamos que le generara algún tipo de ingresos.

Es así que el Informe Financiero y Patrimonial elaborado por la Unidad de Análisis Financiero del MP, estableció que los productos financieros, bienes muebles e inmuebles obtenidos e inversiones realizadas, carecen de fundamento económico legal, pese a que el desglose salarial del acusado en la fase investigada, asciende a casi seis millones de lempiras, sin deducciones.

Además se constató que algunos bienes adquiridos hasta por un millón quinientos mil lempiras (Lps. 1,500.00.00), no existía huella financiera, puesto que se pagaron en efectivo, por lo que no se determina la procedencia de los fondos.