Mundo

Congreso de Perú destituye al presidente Pedro Castillo

Tras la sesión de emergencia, los diputados del Congreso Nacional aprobaron con 101 votos la vacancia de Pedro Castillo de la presidencia de Perú. El cargo será asumido por la vicepresidenta Dina Boluarte
07.12.2022

LA LIMA, PERÚ.- Con 101 votos a favor y seis en contra, el Congreso de Perú destituyó este miércoles al presidente Pedro Castillo tras ordenar disolver el Congreso Nacional y declarar estado de excepción.

La moción de vacancia finalizó con 101 votos a favor, seis en contra y 10 abstenciones de un total de 130 congresistas, alegando “incapacidad moral” de Pedro Castillo, tras ordenar la disolución del Ejecutivo.

De acuerdo a la sucesión constitucional de Perú, le corresponde a la vicepresidenta Dina Boluarte asumir la presidencia.

+¿Qué es la vacancia por incapacidad moral por la que el Congreso de Perú pretendía destituir a Pedro Castillo?

En una última solución salvarse de la destitución, Castillo anunció la disolución del Congreso pocas horas antes de que el Parlamento se reuniera para debatir su vacancia.

“Se dictan las siguientes medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional; convocar en el más breve plazo a un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses”, dijo Castillo en un mensaje a la nación leído desde el palacio de gobierno, transmitido por televisión.

“A partir de la fecha y hasta que se instaure el nuevo Congreso se gobernará mediante decretos ley. Se decreta el toque de queda a nivel nacional a partir del día de hoy de las 22:00 a las 4:00 del día siguiente ”, indicó el mandatario

“Se declara en reorganización el sistema de justicia, el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Junta Nacional de Justicia, el Tribunal Constitucional”, señaló Castillo.

El titular del Ejecutivo, también denunció fuertemente al Congreso de destruir “el estado de derecho, la democracia, la separación de poderes, modificando la constitución con leyes ordinarias, con el fin de destruir al Ejecutivo, instaurando una dictadura congresal, llegado al extremo de limitar el poder soberano del pueblo”.

“Para eso disolver temporalmente el Congreso Nacional, se decreta el toque de queda a nivel nacional desde las 22 horas hasta las 4 a.m. del día siguiente”, ordenó Castillo

Asimismo convocó en el “más breve plazo” a elecciones para un nuevo Congreso con “facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses.”

“En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el Estado de derecho y la democracia, a cuyo efecto se dictan las medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional”, finalizó Castillo horas antes de su vacancia.