El 30% de menores infractores son detenidos por extorsión: “De aquí se sale, de una tumba no se sale”

El Código de la Niñez y Adolescencia establece que los menores solo pueden estar ocho años en un centro de internamiento; el tiempo de infracción depende netamente del juez y el delito que cometió

El 14% de los menores enviados a Jalteva desde 2017 hasta 2022 fueron detenido por extorsión.

Por:


min. de lectura

CEDROS, FRANCISCO MORAZÁN.- “¿Por qué no me contaste?”, le preguntó entre lágrimas doña Cristina a su hijo Rony cuando fue detenido por extorsión.

Con apenas 16 años, no supo qué responder, pues recordó aquellos días en los que escapaba de casa para irse a beber, mientras su madre lo buscaba desesperadamente.

“Lo más duro fue verla llorar a ella. Traté de hacerme el fuerte pero no pude, entonces se me salieron las lágrimas también”, contó a la Unidad Investigativa y de Datos de EL HERALDO Plus durante una visita al centro al que fue enviado a rehabilitación.

Rony fue detenido y llevado a Jalteva, un centro de internamiento semiabierto ubicado en Cedros, Francisco Morazán, a más de 350 kilómetros de donde vivía con su mamá, en Atlántida.

En ese lugar hay apenas 36 menores infractores privados de libertad, pero desde 2017 han pasado por sus módulos más de 600 jóvenes que no pertenecen a estructuras criminales.

Por ejemplo, desde 2017 hasta febrero de 2022 el 14% de los menores en ese centro fueron detenidos por extorsión, ya sea simple, continuada o agravada, según aparece en la solicitud de información SOL-INAMI-34-2022.

Los mismos documentos detallan que durante ese período de tiempo 2,388 niños, niñas y jóvenes fueron detenidos a nivel nacional por múltiples infracciones, sin embargo, el 30% de los casos eran por extorsión.

Es decir, tres de cada 10 jóvenes detenidos en los últimos cinco años y dos meses habían presionado y amenazado a personas para obtener dinero u otro beneficio.

$!Rony tenía 16 años cuando fue detenido por extorsión. Actualmente lleva poco más de un año en Jalteva; desde entonces no mirá a su mamá.

Otra oportunidad

En el caso de Rony, extorsionó en nombre de la Pandilla 18, una estructura criminal tan temida que ni siquiera él se atrevió a mencionarla en voz alta; susurró su nombre.

“Me intenté salir y me dijeron que no, que si salía iba a ser en cuatro tablas... entonces preferí seguirlo haciendo”, dijo. Rony lamentó lo que tuvo que pasar su mamá, pero dijo que es un alivio estar privado de libertad porque ella sabe que está vivo. “De aquí se sale, de una tumba no se sale”.

El joven de 17 años lleva poco más de un año en Jalteva; todavía le quedan algunos meses para concluir su pena. En 2021 un juez le dictó un año y seis meses de infracción por la falta que cometió.

+Director de Jalteva Nuevo: “Con un joven que cambie es una generación que se levanta”

Su primer día fue un encuentro de emociones. Pensó que lo iban a golpear, que no comería o que estaría en la mira de uno que otro compañero de módulo. Sin embargo, se sorprendió al ver a menores corriendo, pintando o haciendo objetos de madera en un sitio que parecía escuela.

Al no estar vinculado con estructuras criminales, Rony fue enviado a un centro semiabierto, pero su reeducación sería diferente si estuviera en Jalteva Nuevo, donde están los menores infractores ligados a la Pandilla 18 o estructuras criminales de menor escala.

Su vida en Jalteva ha estado llena de temores y aprendizajes, especialmente porque se ha encontrado con otros jóvenes que al igual que él cometieron un error y son conscientes que merecen ser corregidos.

Muchos de los menores que pasaron por Jalteva fueron detenidos por extorsión, violación especial, violencia intrafamiliar, robo, actos de lujuria y tráfico de drogas, aunque también hay casos de homicidio. Estos delitos son prácticamente los mismos que cometieron los menores de otros centros, quienes se sometieron ante un juez.

Infracciones más comunes

De acuerdo con cifras facilitadas por INAMI a través de una solicitud de información, son 12 las faltas que más cometen los jóvenes enviados a centros de internamiento.

Este rotativo solicitó la lista de infracciones que más cometieron los jóvenes detenidos desde 2017 hasta febrero de 2021; la mayoría de casos tiene una o más faltas en sus expedientes, lo que significa que fueron acusado por uno o más delitos.

Para mayor comprensión, se tomó como referencia la primera infracción de cada joven, es decir, el primer delito que aparecía en la información enviada por INAMI.

Los datos arrojaron que el 30% (tres de cada 10 casos) fueron detenidos por extorsión. Asimismo, 104 jóvenes fueron capturados por asesinato, 94 por violación especial y 82 por robo agravado.

+En picada cifra de menores infractores en centros de internamiento: “De toda mi vida, esto ha sido lo más difícil”

“La falta más común es extorsión, junto con el tráfico de drogas o portación ilegal de armas, que es con lo que ellos cometen la extorsión”, explicó Nelson Acosta, procurador legal de Jalteva Nuevo, un centro de internamiento ubicado al lado de Jalteva.

De acuerdo con el abogado de profesión, es el juez quien decide cuánto tiempo estará cada joven en el centro de internamiento o si, en el mejor de los casos, lo deja en libertad.

El Código de la Niñez y Adolescencia de Honduras establece que “el internamiento se aplicará por el menor tiempo posible”. Incluso, detalla que el tiempo acumulado no podrá exceder de ocho años.

El artículo 198 menciona que la privación de libertad del menor será una medida excepcional cuando la infracción haya producido daño a la vida de una persona, pero también si consistió en amenazas o violencia. Además, señala la reincidencia en la infracción o por peligro de fuga.

“Nosotros hemos encontrado casos de jóvenes que por cada asesinato le dieron seis años y seis años, sanciones que están en contra de la ley”, cuestionó Acosta.

Laura Reyes, gerenta de Proyectos y Programas de Plan International, también lamentó este tipo de medidas, pues afirmó que entre más tiempo pasa el joven en rehabilitación más difícil es reintegrarse a la sociedad.

“Es importante que en estos centros puedan existir opciones y alternativas, para que una vez que el chico cumpla la condena pueda salir a la sociedad a hacer algo productivo”, dijo.

Departamentos

Tres departamentos del país reportan el 35% del total de menores infractores detenidos: Francisco Morazán, Cortés y Choluteca.

Según las cifras a las que tuvo acceso la Unidad de Investigación y Datos de EL HERALDO Plus, le siguen en la lista Comayagua, Santa Bárbara y Olancho.

Muchos de estos puntos geográficos también figuran entre los sitios más violentos, donde lastimosamente jóvenes como Rony se adentran en estructuras criminales que los orillan a robar, extorsionar y, en el peor de los casos, matar.

Notas Relacionadas