Cifra de homicidios es la más baja desde la pandemia en Honduras

Las cifras reportadas hasta septiembre de 2022 son prácticamente similares a los registros que tuvo el país en 2020, cuando había confinamiento. FM y Cortés son los departamentos más violentos

Honduras dejó de ser el país más violento del mundo, sin embargo, sigue teniendo una alta incidencia en los homicidios.

Por:


min. de lectura

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- 26 de agosto a las 7:00 de la noche. El sonido de unos cuetes disuadió el ruido de un arma que desconocidos descargaron contra una pareja que estaba sentada frente a su vivienda en la colonia Villa Nueva de la capital.

Los niños estaban adentro de la casa, pero eso no evitó que salieran y vieran a sus progenitores tirados en el suelo.

Cinco minutos después, una patrulla llegó al lugar. Recogió a una de las víctimas que seguía viva y la llevó al hospital, mientras los responsables huían.

VEA: 2,529 personas huyeron de sus casas en Honduras por temor y amenazas

El hombre murió cuando era transportado al centro asistencial, en un evento en el que todavía no hay justicia.

El 25 de septiembre de 2022, casi un mes después del homicidio de la pareja, dos hombres fueron acribillados frente a un grupo de feligreses que conmemoraban el Día de la Biblia en la misma colonia.

Las víctimas quedaron tiradas frente a una vivienda. Dos días después, otros dos hombres fueron asesinados en diferentes sectores de la misma colonia.

La primera víctima murió producto de varios disparos en el sector 7 de la Villa Nueva, mientras que la segunda perdió la vida en el sector 2.

Estos incidentes, que vienen en aumento desde julio de 2022, daban indicios de que la violencia en esta colonia iba en ascenso, al punto que el pasado 26 de octubre unas 20 familias huyeron de sus casas por amenazas de pandilleros.

Esta situación obligó a las autoridades a intervenir la colonia, un protocolo que, según expertos, se debe hacer cuando se observa un aumento en los homicidios.

Si bien es cierto, en 2022 el país reporta una baja en las muertes violentas en comparación con 2021, pero eso no significa que no hay zonas críticas que necesitan medidas más rigurosas.

Las cifras publicadas en el portal de datos abiertos de la Secretaría de Seguridad mencionan que Honduras reporta prácticamente el mismo número de homicidios que los ocurridos en 2020, cuando había confinamiento porque la pandemia del covid-19 llegó al país.

Para 2020 hubo 2,575 decesos, es decir, dos casos menos de los contabilizados hasta septiembre de 2022.

La cifra más alta de incidentes violentos ocurrió en 2019, cuando hubo 2,920 casos de homicidios, 343 más de los contabilizados hasta septiembre de este año.

ADEMÁS: Cada día una mujer es víctima de femicidio: “De nada sirve que se recoja el cuerpo si no se hace la investigación”

Después de una baja en los casos durante 2020, en 2021 nuevamente se refleja un pico de homicidios, que significó la muerte violenta de 2,969 personas. Si comparamos los casos del año pasado con los de este 2022 podemos observar una baja de 392 homicidios.

“En los indicadores de homicidios comparativos solo hemos tenido problemas en enero, la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes era de 41.70 y la que llevamos actualmente es de 29.95, desde el 1 de enero hasta el 1 de noviembre”, resaltó el vocero de la Secretaría de Seguridad, Miguel Martínez Madrid, quien detalló que esperan que para diciembre la tasa quede en 26 muertes violentas por cada 100 mil habitantes.

Para el criminólogo Gonzalo Sánchez, las estrategias que ha implementado la Policía están dando frutos, pero destacó que aún hay lugares donde es necesario hacer más, sobre todo porque son sitios donde históricamente se han reportado más muertes violentas.

Control en departamentos

La colonia Villa Nueva está ubicada en la carretera que conduce al oriente del país. Allí, en una parte controla la pandilla 18 y en otra la Mara Salvatrucha (MS-13), lo que -según el criminólogo Gonzalo Sánchez- está disparando el número de muertes violentas. Esta colonia está ubicada en el departamento de Francisco Morazán, el segundo con más reportes de homicidios en 2022.

Cortés es el departamento con más casos, pero si sumamos los incidentes registrados en ambos puntos geográficos podemos decir que tres de cada 10 muertes ocurren allí.

Cabe mencionar que ambos puntos geográficos figuran como los más violentos desde 2019 y, aunque en 2022 se observa una baja, la tendencia sigue igual: Cortés es departamento con más homicidios, seguido de Francisco Morazán.

Las cifras, analizados por la Unidad de Datos de EL HERALDO Plus, evidencian que la violencia se concentra en tres regiones, por un lado está la zona norte, donde destacan los departamentos de Cortés, Atlántida y Yoro.

En la región central están Francisco Morazán y Comayagua, mientras que en el nororiente destacan Olancho y Colón. Estos departamento son los que encabezan la lista de muertes violentas y, para el vocero de la Secretaría de Seguridad, disminuir la incidencias se traduce en un trabajo en equipo con “diferentes actores”.

“La reducción de los homicidios y la violencia no solo depende de la Policía Nacional, sino que depende de los directores de colegios, padres de familia, profesores, alcaldes, regidores y presidentes de patronato”, advirtió Madrid.

Sánchez, por su parte, habla de “prevención del delito” porque hay delincuentes que no le temen a la Policía. “Una de las estrategias que puede ser viable es la Policía Comunitaria, pero esto no debe malinterpretarse, la Policía Comunitaria es simplemente que la Policía Nacional y la Policía Preventiva anden caminando por diferentes sectores de la capital, como se patrullaba en el pasado”, dijo.

El experto afirmó que el ver policías en las calles “disuade al criminal y bajan los niveles de criminalidad”.

Para Martínez Madrid, aquí también influye el tipo de interacción que hay en las colonias, pues en lugares donde se reporta alto consumo de alcohol y drogas se ve más violencia doméstica y homicidios porque “es más fácil que maten a un ebrio con el cual se tiene una enemistad y que va caminando por una calle que lo maten cuando él está en una casa”, justificó.

La declaraciones facilitadas por el experto contrastan con muchos reportes publicados por este rotativo, donde se muestran casos de hondureños que fueron asesinados dentro de sus viviendas, muchos de ellos a manos de parientes, parejas o exparejas.

El problema es que para la Policía es aún más difícil controlar “hechos aislados que no tienen nada que ver con las estructuras criminales ni el crimen organizado, sino que a veces son crímenes pasionales o venganza”, consideró Gonzalo Sánchez.

Móvil del homicidio

Honduras reporta hasta septiembre de 2022 un total de 2,577 homicidios, pero 45% de los casos fueron por problemas personales, según los reportes de la Secretaría de Seguridad.

Solo en este año se han contabilizado 1,160 homicidios por esta causa, mientras que 925 siguen en proceso de investigación.

Desde 2019, los problemas personales aparecen como la principal causa probable, solo que los casos variaron año con año. Por ejemplo, para 2020, cuando la pandemia llegó al país, en 2,157 muertes se dijo que esa fue la causa, pero en 2021 fueron 1,913 casos en los que las personas supuestamente fallecieron porque con quien tenían problemas personales los mató.

DE INTERÉS: Criminólogo Reynaldo Rubio: No hay interés para investigar crímenes contra las mujeres

Los registros de Seguridad también mencionan casos en los que la causa probable fue por problemas pasionales, rapto, secuestro o relacionado con las drogas.

Curiosamente en los reportes también se habla de accidentes de tránsito, algo que Sánchez cuestionó porque no tienen relación con una muerte violenta, pero disparan la cifras de casos cada mes.

Causa de muerte

Al hablar sobre la causa de los homicidios, ocho de cada 10 casos registrados en 2022 fueron por arma de fuego, como le ocurrió a la pareja que fue asesinada afuera de su casa en la colonia Villa Nueva el pasado 26 de agosto.

Esta causa es la más recurrente en los últimos años, ya que para 2019 el 73% de las víctimas fallecieron tras recibir varios impactos de bala. En 2020 ocurrió los mismo, al igual que en 2021 cuando 2,961 muertes fueron por arma de fuego. En los reportes, Seguridad menciona que este año 384 personas fallecieron por arma blanca, es decir, sus victimarios usaron objetos que ocasionaran cortes en sus víctimas.

Además, se mencionan casos de personas que murieron tras ser estranguladas o producto de armas contundentes, mientras que el resto fue por envenenamiento, sumersión, carbonización o golpes.

Cabe señalar que cuatro de cada 10 víctimas tenían entre 18 y 30 años, aunque también hay casos de recién nacidos, niños, adolescentes y hasta ancianos que fueron víctimas de la violencia que impera en el país.

Notas Relacionadas