Policía ya controla centros de menores

Las nuevas autoridades afirmaron que no van a nombrar a policías como directores de centros, pero sí van a mejorar la seguridad en el segundo y tercer anillo, además harán pruebas toxicológicas a los internos

Un policía abre uno de los portones del centro de menores de Jalteva en Cedros, en Francisco Morazán. EL HERALDO Plus constató que la Policía ya tomó control de estos recintos.

Por: Yony Bustillo

7 min. de lectura

TEGUCIGALPA.-Apoyó sus delgados brazos en el mango del rastrillo con el que ayudaba a limpiar la maleza, antes de exclamar: “Aquí los policías son tranquilos, no se meten con uno, el problema es afuera”.

El menor, del que no podemos mencionar su nombre por protección, fue capturado con 12 puntas de supuesta cocaína. Tras ello, sucedió un amargo episodio con los agentes. “Afuera los policías me golpearon, en la celda igual, y me vine a encontrar con policías aquí”.

Sus ojos tristes, la voz baja y temerosa e inquieto, viendo a los costados, denotaban que es nuevo en el centro para menores infractores Jalteva viejo, ubicado en Cedros, Francisco Morazán. “La droga no era mía, a mí me la pusieron”, se defendió.

Sin más, se despidió y siguió ayudando a los compañeros infractores en las labores de limpieza, pues ayer celebraban el 58 aniversario del centro que ahora es su hogar temporal.

El equipo de EL HERALDO Plus llegó hasta los centros de menores infractores, donde comprobó que los agentes policiales ya tomaron el control de la administración y de los dos últimos anillos de seguridad.

Por medio del decreto ejecutivo PCM-03-2022 se declaró en estado de emergencia el sistema penitenciario nacional, con el objetivo inmediato de desmilitarizarlo, reformarlo y modernizarlo de manera gradual.

Al mismo tiempo se nombró a la Policía Nacional a través de su directorio estratégico en pleno, en calidad de Comisión Interventora, por un periodo de un año.

El estamento ordena que la Policía asumirá de manera temporal, todas las competencias y facultades legales otorgadas por las autoridades superiores que integran el Sistema Penitenciario Nacional.

Esta intempestiva decisión del Poder Ejecutivo puso en alerta a organizaciones defensoras de la niñez, debido a que se desconocen las capacidades de la Policía Nacional, para ejecutar tales funciones.

$!En Jalteva nuevo hay una estricta vigilancia, pues en este recinto están ubicados los menores de alta peligrosidad.

Entre las primeras acciones que se han tomado en menos de dos meses al mando de la institución policial fue despedir a la directora de supervisión y cumplimiento legal del Sistema Especial de Justicia.

También separaron a la coordinadora del Programa de Educación Formal e Informal, al coordinador del Programa de Salud y Bienestar en los Centros Pedagógicos de Internamiento y a otros.

Lucas Bardales, subdirector de Instituto Nacional para la Atención a Menores Infractores (Inami), en plática con EL HERALDO Plus defendió que unos de los funcionarios renunciaron y otros fueron despedidos, ya que la nueva directora requiere de personal de confianza.

Dijo que desconocía qué capacidad tenían estas personas separadas, pero el mismo régimen del Inami en el artículo 7 dice que los puestos de confianza deben ser puestos o removidos por el director o directora ejecutiva, que en este caso asumió la subcomisionada de Policía Persi Zaldívar.

PCM-03-2022

Policías

Para los dos centros de menores, Jalteva nuevo y viejo, ya se estableció una especie de cuartel, donde viven los agentes que se encargan de la seguridad de los internos.

Cuando el equipo de EL HERALDO Plus llegó a la aduana, que es la caseta de información del nuevo centro, había un policía atrás de la malla.

Afuera un custodio especial esperaba a los periodistas:

-¿Ustedes son de EL HERALDO, verdad?

-Sí, venimos a ver qué trabajo está haciendo la policía y ver cómo asumieron la intervención.

-Claro, ya nos habían dicho que venían, aquí tenemos sus nombres e identidades.

Solo había un policía en la aduana, que revisaba a unos trabajadores que ingresaban a la muralla, construida para los menores considerados más violentos o que necesitan mayor control.

-Nos dijeron que solo pueden tomar fotos de afuera, adentro está prohibido por seguridad de los menores.

$!En los centros de menores los policía no van a estar adentro, ellos se encargarán del segundo y tercer anillo de seguridad.

El centro está equipado con cuatro torreones, donde antes habían militares vigilando cada movimiento de los menores infractores. ¿En los torreones hay policías?, preguntó EL HERALDO Plus? Sí, contestó un agente, que estaba en el cuartel que les han equipado a la par de los centros, dividido por un muro.

Bardales afirmó que en la administración del Inami se nombraron oficiales de policía en puesto claves, como Logística, Recursos Humanos, Programas y la señora directora.

Pero en los centros de menores los policía no van a estar adentro, ellos se encargarán del segundo y tercer anillo de seguridad, mientras que al interior van a continuar los custodios especiales, es decir, el personal civil, afirmó.

En Jalteva nuevo se nombró de forma interina al excoordinador de Medidas Sustituvas, mientras que en el Jalteva viejo, Sagrado Corazón -destinado para niñas- y El Carmen -en San Pedro Sula- siguen igual.

Para las autoridades del Inami, hay un interés mal intencionado, al decir que los policías van a estar adentro de los centros, “algún día va a salir a la luz ahí, pero la Policía no va a tomar los centros, porque hay una ley internacional que no lo permite, siempre ha sido la parte civil”.

En ese sentido, ellos no pueden nombrar un policía de director en un lugar, porque no se permite, “no vamos a ir en contra de la Ley”, aseguró.

Lo que sí se hará es evaluar a todos los directores de centros y una de las medidas más fuertes que están tomando es coordinar con la Fiscalía de la Niñez para tomarles muestras y hacerles pruebas toxicólogas.

La idea es verificar si algunos de los menores internos están consumiendo algún tipo de droga, porque se supone que son dirigidos a esos lugares para rehabilitarse.

" “Si lo tratamos con el mismo mecanismos, como cualquier centro penitenciario y con altas medidas de seguridad, se termina ese principio de rehabilitación para los adolescentes” "
$!Para muchos especialistas, los menores no pueden estar internos en cárceles, sino en recintos con talleres, áreas recreativas y formativas con el motivo de reinsertarlos a la sociedad.

Presupuesto

Mediante esa medición van a determinar si el director de cada centro ha estado trabajando bien, de lo contrario habrá una rotación.

Uno de los principales problemas en al menos cuatro de los centros para menores infractores es la infraestructura.

En el Sagrado Corazón, de la colonia 21 de octubre y donde hay 17 internas, el espacio es muy reducido para realizar el trabajo de reinserción de las menores infractoras.

En Jalteva viejo, donde habitan 29 muchachos, la infraestructura está dañada y todavía quedan vestigios de pabellones que han sido destruidos por incendios, lluvias y vientos, sin que los reparen.

Urgen mejorar los talleres y se perdió el concepto de una granja, como en sus inicios, ya que la vacas que se meten a los predios son de los vecinos de la comunidad.

Jalteva nuevo, que es el más poblado con 94 menores infractores, es una gran muralla, prácticamente blindada, pero con espacios reducidos y su estructura no es del todo para atender a menores, dicen las autoridades del Inami.

Igual pasa en los dos centros de El Carmen de San Pedro Sula, con 22 muchachos, donde hay filtraciones de agua y otros problemas. En ese sentido, uno de los proyectos es reconstruir las instalaciones de Renaciendo, que están a la par del Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS), para pasar a las jóvenes del Sagrado Corazón.

Además, se busca terminar un cerco perimetral en Jalteva, el cual se estaba haciendo con fondos de la Tasa de Seguridad, pero en este momento están detenidos los desembolsos por parte de la Secretaría de Finanzas.

El problema del Inami es la falta de presupuesto, debido a que tienen millonarias deudas de energía eléctrica, así como deben cumplir con demandas y otros compromiso.

La advertencia de la administración policial es que sino se mejora el presupuesto en nada quedará la intervención, ya que solo para remodelar una parte de Renaciendo se necesitan 15 millones de lempiras.

Lo que se está buscando es hacer un convenio con la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) para que les ceda instalaciones y habilitar nuevos centros regionales, en ciudades como Comayagua, Choluteca, Copán y La Ceiba.

En seguridad van a comenzar un proceso de formación de los custodios especiales, incluyendo defensa personal, ya que no es permitido que porten armas

$!La vigilancia de los elementos policiales también se realiza desde los cuatro torreones de Jalteva viejo.

Hay que ver si policías tienen la formación

La gerente de Programas de Plan Internacional, Laura Rey, consideró que se debe ver si la policía que se está haciendo cargo de los centros para menores infractores tienen la formación para la rehabilitación de adolescentes.

Indicó que es normal que hayan agentes de seguridad en este tipo de centros o instituciones, pero no a cargo.

Además, la formación debe ser integral entre instituciones como la Secretaría de Educación, la Secretaría de Salud, el Instituto de Formación Profesional (Infop) y de la misma Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf).

No se pueden implementar las mismas medidas de internamiento de los centros penales de adultos a los centros pedagógicos para los adolescentes en conflicto con la ley.

El centro de internamiento para adolescentes es un espacio de rehabilitación, esto significa que tienen que haber respuestas para que un adolescente pueda reintegrarse a la sociedad, después de haber cometido una infracción o un delito.

“Si lo tratamos con el mismo mecanismos, como cualquier centro penitenciario y con altas medidas de seguridad, se termina ese principio de rehabilitación para los adolescentes, porque se generan condiciones de privación de libertad”, detalló.

Un modelo ideal era el de Jalteva viejo, un centro amplio, con talleres de formación técnica y hasta agroalimentaria, que permitía enseñarle a los jóvenes algo para que puedan ser sostenibles por sí solos una vez que vayan cumpliendo en tiempo de la sanción, acotó la especialista en menores

$!En Jalteva viejo hay talleres donde los menores aprenden diferentes oficios.

La Policía está especializada para otras cosas

La intervención que se realiza en el Inami no es lo correcto, porque la Policía está especializada para otras cosas

Ese es el criterio del exdirector del Inami, Felipe Morales, ya que este ente hace un trabajo de rehabilitación o de reinserción social, para lo cual requieren equipos técnicos, de trabajadores sociales, psicólogos, investigadores sociales, pedagogos y abogados.

El asunto es que la Policía ha llegado y se ha concentrado en las oficinas centrales y en los centros no han hecho mayores cosas.

Se han desarmado los cuadros técnicos que a nivel central habían, por eso no se alcanza a ver hasta el momento cuál es la intención, a menos que sea generar empleos para la Policía.

Resaltó que, según los tratados internacionales, la Policía no puede estar cerca de los menores adentro de los centros, por eso no pueden poner directores de los centros.

En ese sentido, no tiene sentido que la Policía tome el mando, cuando el Inami es una institución eminentemente civil, técnica y profesional, así funciona en todo el mundo.

Jóvenes ven con reticencia con los policías

El director del centro pedagógico Jalteva viejo, David Maradiaga, explicó que el papel de la Policía siempre ha sido el de resguardar, desde el segundo anillo de seguridad hacia fuera, pero, además, acompañan a los jóvenes en audiencias, citas médicas, permisos especiales y si hay una amenaza externa.

Aclaró que hasta el momento los policías no han asumido el papel de los custodios especiales, se mantiene la seguridad civil dentro del centro, que en su tiempo fueron militares y policía y tienen conocimiento en seguridad.

Explicó que en Jalteva viejo nunca se ha dado un altercado entre policía y jóvenes, pero en caso que diera debe primar el diálogo. No está permitido el uso de bombas lacrimógenas, no pueden usar armas o cualquier tipo de violencia, verbal, física o psicológica, y para ello existen protocolo.

Sobre cómo ven los jóvenes la llegada de los policías, Maradiaga expresó que están expectantes, porque se debe entender que a ellos, quienes los detienen afuera son los policías, quien los lleva a los juzgados son los policías y por eso hay cierta reticencia en algunos casos

En los centros de internamientos de menores infractores de Jalteva está a cargo el inspector Pedro Pablo Suárez, quien afirmó que su trabajo solo es dar seguridad externa a los menores.

En todo el perímetro de los módulo hacen rondas de vigilancia, ya que la orden es dar una mejor seguridad y apoyo a los custodios internos para evitar fugas.

Además, tienen prohibido ingresar a los centros, ya que está establecido que los únicos que deben ingresar es el personal auxiliar, los directores y los custodios especiales.

En la entrada se hacen registros para evitar que no ingresen drogas o algo ilícito.

$!En el interior de los centros de internamiento de menores no pueden haber policías, solo custodios civiles.
Tags:

Notas Relacionadas