Motores

Maneja con prudencia: aspectos que debes recordar tras el volante

La experiencia y la destreza no te inmunizan ante la posibilidad de cometer errores, exponerte y afectar a otros
18.11.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- En la actualidad, desplazarse con las manos al volante puede significar uno de los desafíos habituales donde se tiene mayor compromiso de salvaguardar vidas. Equivocarse es sencillo y exponer a otros, aún más.

Entre calles y carreteras en mal estado, imprudencias de parte de otros conductores y faltas viales tan comunes como peligrosas, hacer uso de su vehículo supone una responsabilidad mayor. Y no se trata solo de usar el cinturón de seguridad y controlar las velocidades.

ASPECTOS IMPORTANTES QUE DEBES CONOCER

- Mantener la distancia entre un vehículo y otro durante el tráfico es esencial para reducir el riesgo de alcance ante cualquier incidente, resguardando la integridad de ambas unidades y sus choferes.

Como conductor debes respetar la prioridad del peatón y estar alerta a demás señalizaciones.

- Recuerda que los autos manuales suelen necesitar mayor margen de reacción. Si un conductor no es precavido al aproximarse a un paso de peatones, fácilmente se puede producir un atropello.

- Al manejar hay que respetar la prioridad del peatón, porque aunque este cruce sin mayor precaución, las consecuencias pueden ser garrafales para ambas partes.

- No utilizar las luces adecuadamente puede suponer un riesgo de colisión con otros conductores que, naturalmente, ignoran tus intenciones al volante. Avisa con anticipación.

- Las maniobras deben señalizarse siempre con antelación suficiente. La regla de seguridad es: observar, señalizar y ejecutar.

- Olvidarse de mirar por los espejos retrovisores o no hacerlo en el momento adecuado puede repercutir en colisiones al realizar giros o cambios de carril.

- Cada vez que subas a tu vehículo, comprueba y ajusta la posición de los espejos, y luego pon énfasis en los puntos ciegos del camino. Las frenadas bruscas son muy peligrosas, ya que pueden producir alcances, bloqueos de rueda e incluso una salida de la vía.

Se recomienda conducir manteniendo la atención, guardando las distancias de seguridad, anticiparse a cualquier alerta y advertir la detención con las luces intermitentes.

- Ahora bien, las incorporaciones bruscas suponen otro punto de cuidado. Debes evaluar la posición, trayectoria y velocidad de los autos que circulan por la vía preferente para poder acelerar e intercalar entre ellos.

- Y cuando circules por la vía principal, en la medida de lo posible, facilita la incorporación. Si un vehículo circula con los neumáticos desgastados, con una presión inadecuada o con la goma deteriorada, la distancia de frenado aumenta.

- Y en casos de lluvia, hay más riesgo de que el auto patine o se produzca un reventón. Para evitarlo, se aconseja revisar periódicamente el estado y la presión de las llantas.

TAMBIÉN: Mantén tu vehículo en el nivel óptimo de combustible

- Distraerse haciendo uso del celular, ingiriendo alimentos o bebidas, conversando con el copiloto u observando algún accidente al otro lado puede ser la imprudencia más cara que vaya a cometer.

Finalmente, pero no menos importantes que recuerdes mantener la concentración en su cometido principal: conducir.

Manipular el celular, el GPS o la radio o cualquier actividad aislada mientras estás en movimiento supone un abuso de confianza.