Tegucigalpa

¿Cuánta lluvia provoca deslizamientos e inundaciones en la capital de Honduras?

Los pronósticos de Cenaos anuncias lluvias considerables para el Distrito Central y sus más de 500 zonas en riesgo de inundaciones y deslizamientos
13.05.2024

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-Después de recibir 35 milímetros de lluvia acumulada los problemas de inundaciones y deslizamientos surgen en el Distrito Central en la temporada lluviosa.

Ante esta vulnerabilidad, las autoridades capitalinas llevaron a cabo acciones de prevención, que iniciaron desde enero, y se pondrán a prueba ante los pronósticos que indican que las lluvias de este año serán similares a los años 1998 con el Huracán Mitch, 2010 con la tormenta tropical Agatha y al 2020 con Eta y Iota.

De acuerdo con el informe Perspectiva del Clima Mayo –Noviembre 2024 emitido por el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos Oceánicos y Sísmicos (Cenaos), el mayor acumulado de lluvias se presentará desde el 21 de mayo hasta el 5 de junio.

Según el informe, que indica el pronóstico y el promedio de lluvias en milímetros (mm) agrupados en cinco días, durante la primera semana de junio la capital se enfrentará a acumulados que supera los 100 mm con un promedio de unos 45 milímetros.

Asimismo, a finales de junio se presentarán lluvias acumuladas que oscilarán entre los 20 y 40 mm, sin embargo, desde julio hasta el 20 de agosto las precipitaciones se mantendrán en menos de 20 mm en períodos de cinco días, lo que significa que a diario nos esperan unos cuatro milímetros.

No obstante, a principios y mediados de septiembre e inicios de octubre y noviembre los pronósticos superan los 60 milímetros.

El gráfico presentado por Cenaos, en su informe “Perspectiva del Clima Mayo –Noviembre 2024” mide los acumulados en períodos de cinco días que se esperan para todo el Distrito Central.

Comienzo de incidencias

La Unidad Municipal de Gestión Integral de Riesgo (UMGIR) de la Alcaldía Municipal, explicó que el Distrito Central comienza a tener problemas de desbordamientos de quebradas cuando recibe acumulados que superan los 35 mm.

“Entre los 35 a 40 mm se dan los desbordamientos por ejemplo las quebradas en Los Jucos, Salada y El Sapo, los graduales se producen cuando los acumulados llegan o superan los 150 mm de agua, ahí ya hay una sobresaturación de suelos e inicia la alerta roja”, explicó Ingrid Flores titular de la UMGIR.

La funcionaria destacó que cada suelo es diferente y no existe una cantidad exacta para determinar un acumulado definido, sin embargo, sí existen estimaciones para iniciar acciones preventivas y ejemplificó que con acumulados entre 35 a 40 puede iniciarse una alerta amarilla en el caso de inundaciones.

En el caso del río Choluteca, para que comience a provocar problemas se requeriría alrededor de 90 milímetros lo que indica que necesita una mayor cantidad de lluvia para que ponga en riesgo colonias como Miramesí, Betania y Las Brisas.

Zonas de riesgo

Según las estimaciones de UMGIR, la ausencia de canícula elevará el riesgo de saturaciones por las lluvias durante junio, ya que usualmente los acumulados secan antes de septiembre y octubre, pero este año no pasará eso.

Ante los pronósticos de Cenaos, Flores aclaró que son acumulados para todo el municipio e incluyen zonas fuera del casco urbano “una de las lluvias fuertes que tuvimos en abril, tuvimos un acumulado de 60 mm en Azacualpa, pero en la ciudad solo tuvimos 18 mm aunque llueva en las afueras, no nos representa problemas porque es disperso”.

Más allá de los pronósticos, la comuna ejecuta proyectos de mitigación por graduales y caída de rocas en las colonias Suazo Córdova, Villa Nueva sector 7, Los Robles, Nueva Santa Rosa y barrio El Edén.

Asimismo, los trabajos de control de escorrentías (agua que se desliza hacia un río por la superficie del suelo o bajo este, procedente de lluvias) en el barrio Morazán sector Los Jucos, las colonias Kassandra, Bernardo Dazzi y Víctor F. Ardón.

Zona de desastre en la Guillén tendrá sistema de drenaje de aguas subterráneas

Los datos de la comuna indican que más de 580 sectores están en zonas de riesgo, sin embargo, se realizan monitoreos en puntos específicos para evitar pérdidas humanas por divisiones e inundaciones.

Por deslizamientos, al este y noreste del municipio están bajo monitoreo El Reparto, El Bosque, El Mirador, Canaán, Guillén, Santa Rosa, 21 de Octubre, Villa Nueva Norte, Villa Nueva Sur, Altos de los Pinos, Los Pinos, Villa Vieja , El Tablón, La Campanas; El Hatillo, El Rincón, El Trigo, La Unión, La Trinidad, Los Quebrachos, Mololoa, La Travesía, Agua Blanca, La Era, aldea Suyapa, Suyapa y Flores de Oriente.

En la parte norte: Villa Cristina, Villa Unión, Campo Cielo, La Obrera, Flor No.1, La Kassandra, La Morazán; Al Oeste y Noroeste: Aldea Santa Cruz Generación 2000, Mary Flakes, José Ángel Ulloa, Fuerzas Unidas, Unidad Y Fuerza, José Arturo Duarte, 1 de Diciembre, San Francisco, Los Robles, Aldea el Lolo y demás barrios o colonias vecinas a estas .

En el caso de inundaciones la comuna monitorea todas las colonias aledañas a ríos o quebradas entre ellas las quebradas Grande del Norte (a inmediaciones de la colonia 1 de Diciembre, Callejas y colonias aledañas) y quebrada La Soledad (21 de febrero, 23 de junio y colonias aledañas)

También, La Orejona (barrio Los Jucos, Morazán, La Alameda y colonias aledañas), Salada (Las Colinas y colonias aledañas), Las Burras (a la altura de la Izaguirre, 28 de marzo y colonias aledañas), El Sapo (a la altura de 3 de mayo, Sipile, Profesores y colonias aledañas) y la Grande del Sur (City Mall, colonia Rivas, Bolívar y colonias aledañas)

Se incluye la quebrada El Cacao (Barrio El Chile y colonias aledañas) y los correderos de inviernos en las colonias Ulloa, Nueva Danlí, Altos del Paraíso y Fuerzas Unidas.

Pronósticos de Cenaos

La temporada lluviosa inicia oficialmente este miércoles 15 de mayo para la zona central y oriental, confirmó Francisco Argeñal, director de Cenaos, además que a finales de mes ya inicios y finales de junio esperan que sean más intensas.

El experto explicó, con base a los pronósticos, que los suelos en la capital podrían saturarse de agua a durante los meses de junio y principio de julio.

“Esperamos una canícula bastante suave, es probable que a finales de junio y principio de julio tengamos una alta concentración de humedad en el suelo y con la saturación comiencen a desencadenarse algunos graduales en zonas vulnerables a este tipo de fenómenos”, dijo,

Resaltó que la temporada ciclónica será “más activa que el promedio” y de las más de 23 tormentas que se formarán en la cuenca del Atlántico una vez podrían ser huracanes y de ellos cinco podrían ser intensos.