Tegucigalpa

Mercado San Miguel, un lugar de tradiciones y buenos momentos en la capital de Honduras

Cientos de historias se encuentran albergadas en el acogedor mercado capitalino ubicado en el Guanacaste que lleva más de un siglo brindando sus servicios a las antiguas y nuevas generaciones
15.11.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Para hablar de historia se debe tener en cuenta el mercado que ha brindado sus servicios por más de un siglo a los capitalinos y que hoy posee un nuevo rostro para seguir atendiendo a las familias que decidan visitarlo.

El mercado San Miguel, nombrado en honor del santo patrono de Tegucigalpa, San Miguel Arcángel, posee una amplia variedad de platillos gastronómicos y además las historias de sus vendedores.

Actualmente hay 95 puestos habilitados, en los que trabajan personas dispuestas a no dejar que un cliente se vaya sin una sonrisa o insatisfecho con las atenciones que brindan en cada establecimiento.

ADEMÁS: Refugio público para animales, una deuda pendiente en la capital

Verduras, comida preparada, carnes, lácteos, pescados, abarrotería, dulcerías, tortillas de maíz y flores son algunos de los negocios que ofrecen sus productos y funcionan durante toda la semana a la espera de nuevos visitantes.

Asimismo, hay oficios como barberías que tienen una amplia variedad de estilos modernos y antiguos, pero hay dos oficios que todavía mantienen su esencia como la zapatería y la costura o sastrería, todo a precios módicos.

“Desde los 14 años he trabajado en este mercado, ya son 80 años lo que tengo y no he parado ni en la pandemia me detuve, les dije (a las autoridades del mercado) que si querían que me fuera que me dieran las recetas y las pastillas en donde diga que estoy enferma. Vendiendo saqué adelante a mis hijos”, comentó doña Berta Irías, una de las comerciantes más longevas del San Miguel.

Platillos
Los capitalinos que deseen calmar el hambre pueden ir al mercado en donde encontrarán platillos hasta de 30 lempiras. El San Miguel es un lugar con historias y también para vivir buenos momentos en familia.