Honduras

Condenan a 96 años al asesino de Said Lobo Bonilla, hijo del expresidente “Pepe” Lobo

Ezequiel Espinoza recibió una condena de 22 años y 6 meses por la muerte de cada uno de los cuatro jóvenes asesinados, más 6 años por el delito de asociación para delinquir
19.06.2024

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El Tribunal de Sentencia impuso una pena de 96 años de cárcel a Eber Ezequiel Espinoza, el hombre encontrado culpable de asesinar a Said Lobo Bonilla, hijo del expresidente Porfirio “Pepe” Lobo en las afueras de una discoteca en el bulevar Morazán, de la capital de Honduras.

Según informó el Poder Judicial, Ezequiel Espinoza fue “declarado como autor material del delito de asesinato en perjuicio de Said Omar Lobo Bonilla, y de tres jóvenes más identificados como José Salomón Vásquez Chávez, Norlan Rodríguez Romero y Luis Armando Zelaya”.

En ese sentido, el documento del Poder Judicial detalló que por el asesinato de cada uno de estos jóvenes se le condenó a 22 años y seis meses de prisión, haciendo un total de 90 años. A este delito se le sumó el de asociación para delinquir, por lo que el juez impuso una pena de seis años de cárcel.

Análisis: 55 audios hunden a acusados del crimen del hijo de “Pepe” Lobo

“Los delitos antes señalados fueron cometidos en concurso real, por lo que hace un total de 96 años de prisión, más la pena accesoria de inhabilitación absoluta”, indica el comunicado de la Corte.

De igual forma, en este proceso se encontró culpables de encubrimiento a los ciudadanos Erick Macías Rodríguez, quien fue hallado sin vida en el interior de la cárcel de El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara, y Norma Alicia García que se les condenó a una pena de seis años con ocho meses de reclusión. Además, se les encontró culpables del delito de asociación para delinquir, por lo que recibieron una condena de 6 años, haciendo un total de 12 años y ocho meses.

Hechos

Según los hechos probados por las autoridades hondureñas señalan que el 14 de julio de 2022, aproximadamente a las 2:00 de la madrugada, en el estacionamiento del edificio Torre Centro Morazán, llegó un vehículo tipo pick-up color negro, sin placa, de donde se bajaron seis hombres fuertemente armados, entre los que se encontraba Eber Ezequiel Espinoza.

Los sujetos portaban indumentaria de la extinta Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) que bajo amenazas procedieron a bajar, procedieron a bajar de sus vehículos a Said Lobo Bonilla y sus amigos que le acompañaban. Los hombres armados los obligaron a colocarse contra la pared, donde procedieron a dispararles para luego huir del lugar.

El 16 de julio, dos días después de la masacre mediante un allanamiento realizado en la colonia Miraflores de la capital de Honduras, localizaron el vehículo que participó en la escena del crimen y en ese mismo lugar se capturó a Norma Alicia García y Erick Macías Rodríguez.

La información proporcionada por el Poder Judicial señala que estas dos personas tuvieron la función de almacenar y resguardar los objetos que se utilizaron en la matanza del hijo del expresidente “Pepe” Lobo. Asimismo, se corroboró su participación en el hecho criminal a través de los vaciados telefónicos.