Honduras

Agenda legislativa con temas políticos y populares

Congreso instala la cuarta legislatura y anuncia que continuará con la misma tónica de la pasada. Agenda política marcará la pauta en un Congreso controlado por el PN.

07.04.2014

El Congreso Nacional instaló su cuarta y última legislatura iniciando un período en el que la política marcará la pauta de muchas leyes ante las aspiraciones presidenciales del titular de este poder del Estado, Juan Orlando Hernández, candidato del Partido Nacional.

La ceremonia de instalación estuvo concurrida, con la presencia de los titulares de los tres poderes del Estado, miembros del gabinete de gobierno, militares, invitados especiales y miembros del Cuerpo Diplomático.

Esta vez la ceremonia comenzó temprano, quizás por el interés del presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa, de salir rápido porque en el aeropuerto lo esperaba el avión que lo llevaría a Chile para participar en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

Ahora los titulares de los poderes Ejecutivo y Judicial- y los funcionarios que les acompañan- entran y salen por el sótano del Congreso, de manera que a nada fue un numeroso grupo de personas y activistas políticos que les esperaban, algunos para aplaudirles, otros para gritarles y otros para pedirles dinero en estos difíciles tiempos.

Las medidas de seguridad fueron extremas, hasta el punto que las autoridades cerraron las principales vías de acceso al Poder Legislativo, creando un congestionamiento vial desde las siete de la mañana hasta la una de la tarde.

Un grupo de mujeres fue protagonista de un enfrentamiento con la Policía en las inmediaciones del Congreso Nacional.

Las mujeres pretendían llegar a los bajos de la cámara legislativa pero la Policía lo impidió y eso derivó agresiones y golpes.

El primero en hablar fue el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera Avilés y luego se dirigió a la Cámara el gobernante Lobo Sosa, quien destacó que era la última vez que, como mandatario, acudía el hemiciclo.

El 25 de enero de 2014 habrá un nuevo Presidente y el ambiente será distinto, destacó.

Precedida de una conflictiva tercera legislatura

La actividad estuvo precedida de una conflictiva tercera legislatura, caracterizada por una alianza estratégica entre los poderes Legislativo y Ejecutivo, que terminó con el despido, el doce de diciembre, de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional.

Este acto fue denunciado como un “golpe técnico” por el trasfondo político que hubo y por la manifiesta ilegalidad en que incurrieron los diputados.

El Congreso sustituyó a estos magistrados, supuestamente, en venganza porque declararon inconstitucional varias iniciativas del gobierno, entre las cuales estaba la ley que viabilizaba las pruebas de confianza que daban paso a la depuración policial y las “ciudades modelo”.

El despido de los funcionarios judiciales agudizó el problema entre poderes que, aparentemente, fue solventado al más alto nivel con el presidente de la Corte y con el posterior nombramiento de otros cuatro magistrados. Sin embargo, aún está pendiente de resolver un recurso de amparo interpuesto por los cuatro magistrados destituidos. Sobre el tema, al finalizar su discurso, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, dijo: “Se dictará fallo completamente ajustado a derecho que espero sea respetado por la hondureñidad”.

El presidente del Partido Innovación y Unidad (Pinu), Jorge Aguilar, dijo que su partido destaca en la tercera legislatura “la violación y el golpe técnico al Poder Judicial por parte del Congreso Nacional que hasta el momento no se ha resuelto”. La tercera legislatura también estuvo impregnada de autoritarismo y de violación de la Constitución.

Han sido leyes polémicas, como la suspensión de exoneraciones y la reforma constitucional para crear “ciudades modelo”.

A estas medidas se le suma el juicio político, que al igual que las exoneraciones, fue aprobado a matacaballo, sin darle el pensamiento que el tema ameritaba por las consecuencias que podrá tener.


Año político: la constituyente y la confrontación

La que viene, será una cuarta legislatura que no estará al margen de los problemas que tuvo la tercera, a juzgar por los temas que anunció Hernández.

Dijo que revisará el espectro de las telecomunicaciones que derivarán en la eliminación de frecuencias de radio y televisión que, supuestamente, están en manos de empresarios de la comunicación y que no las usan.

“Vamos a humanizar, democratizar y modernizar el sector de las telecomunicaciones, para que estén al servicio y beneficien al ciudadano hondureño”, dijo.

También se prepara el Congreso para regular el sistema de las tarjetas de crédito que, seguramente, confrontará a este poder del Estado con las empresas emisoras.

“Vamos a revisar todo el sistema de las tarjetas de crédito. En el siglo 19 estaba legalizada la esclavitud, hoy en el siglo 21 ya no existe la esclavitud, mucho menos la esclavitud de las tarjetas de crédito, por eso vamos a reformar todo el sistema de las tarjetas de crédito”, apuntó Hernández.

Hernández no es el primero en hablar de un control de las frecuencias de radio y televisión, algo que ya lo adelantó el propio presidente Lobo Sosa en semanas anteriores.

Tanto Hernández, como Lobo Sosa, mantienen un agresivo discurso contra los medios de comunicación independientes.

En el caso del presidente del Congreso Nacional, Juan Hernández, su tono se ha elevado y la ha emprendido públicamente en contra de periodistas de medios televisivos que lo han denunciado de promover una campaña de intimidación.